8 de diciembre de 2014

METEOR IV - RECTIFICANDO (MATERIAL)

Tras el batacazo que se dieron con el casco naranja cuyo nombre no quiero acordarme y que poca gente adquirió por lo mismo que muchos otros productos que salen al mercado con aspecto frágil o con demasiado plástico o aspecto de, que a pesar de pasar los controles de seguridad y resistencia que se exige para poder venderse en Europa, no llega a gustar al cliente de a pie. Y es que en temas de seguridad a nadie le gusta que el aspecto del equipo sea frágil por muy poco que pese este.

Y es que de un tiempo a esta parte el tema del peso en el material de montaña se ha convertido en la máxima de los fabricantes cuando al final donde está el grueso de las ventas es en el escalador de a pie al que no le suelen obsesionar estos temas y prioriza que le dure mucho tiempo.

No quiero convertir este post en una forma de reivindicar que los escaladores en general lo que preferimos es durabilidad en nuestro "hardware" y no tanto la ligereza...pasemos pues a hablar sobre lo que titula este post: La nueva versión del modelo Meteor. La llamada por muchos IV, aunque en la web de Petzl, ni en sus instrucciones aparezca ese "IV" por ninguna parte.

La aparente deformación de las bases de los cascos es un efecto del angular de la cámara de fotos con que se hizo la foto.

Han pasado unos pocos años desde que me decidiese a cambiar mi antiguo Meteor por el Meteor III y en ese momento no me terminó de convencer. Aun hoy sigo sin cuadrar del todo el sistema de apoyo en la parte de arriba.

Por suerte las cosas evolucionan favorablemente y Petzl en esta nueva versión ha conseguido superar al anterior modelo (sin contar el naranja del que ya no se habla por ningún lado y yo tampoco lo haré ya que no lo he usado) respecto a varios puntos.

Decir antes que el Meteor III aun a día de hoy (7 años después) sigue funcionado su cierre perfectamente, aunque he tenido que hacerle reparaciones en las almohadillas internas cosiéndolas, ya que al lavarlas se despegaba y se salía la espuma. Además de algunos picotazos por esos clásicos golpes que te das en los techos por no calcular las distancias bien, nada que destacar.

Aclarar que el uso de cascos de este tipo (Policarbonato) durante más de 5 años (obviamente sin golpes fuertes ni deformaciones), al tener las correas integradas en la estructura hace que su resistencia sea menor y conviene revisarlas y si es posible que lo haga la marca para saber en qué estado está para poder seguir usándolo con cierta seguridad.
Aunque si hay dudas lo mejor es desecharlo y adquirir otro.

Pero pasemos a desgranar el Meteor IV. Al igual que hice con la anterior review he pensado en repartirlo en varios apartados que creo de vital importancia cuando compramos un casco.

Comodidad:
Indudable principal punto cuando nos decidimos a cambiar o comprar nuestro primer casco.
En este caso y siempre comparando con el anterior modelo (Meteor III), decir que lo han mejorado.


Sus almohadillas ahora son diferentes y ya no existe esa extraña sensación  cuando te ponías el otro.
Es un pieza (en vez de dos) más pequeña y deja libre la parte de arriba consiguiendo mayor ventilación y menos sensación de presión.

Ventilación:
Esta es una de las grandes novedades del nuevo modelo.


Lo que más destaca es su parte trasera aunque también en los laterales y en la parte de delante ha cambiado aunque no lo apreciaremos tanto como la de tras si no los ponemos uno junto al otro.


Podemos pensar que con esto han conseguido aun reducir más el peso del casco que ya es una pasada de lo ligero que es, pero no es así. Tan solo unos gramos de diferencia con el anterior que no apreciaremos.
El motivo? Pues otro de sus novedades que ya venía en la versión naranja. El sistema del cierre del barboquejo.
Esta vez el sistema lleva unos imanes siendo la única parte metálica del casco.
Sobre el cierre decir que me gusta, no obstante tiene un pequeño inconveniente y es que si por lo que sea se mete algo de arena en su interior es un engorro sacarla y no podrás cerrarlo si no lo haces. En el anterior aunque más sencillo y rudimentario esto era más complicado que pasase.


También el sistema de ajuste en el contorno de la cabeza ha cambiado.


No puedo decir que me guste más uno que otro. Sencillamente son diferentes.


Este en concreto lo que hace es “abrazar" más abajo el cráneo cosa que le da una sensación de mejor estabilidad a pesar de llevarlo con un gorro fino cuando la cosa se pone fresca. Este quizá lo veo algo endeble. En el anterior sigue funcionado muy bien. Veremos qué pasa con los años.

Ligereza:

Ya he hablado algo en el apartado anterior, pero para los que les gustan estos datos decir que el Meteor III pesaba 235g y en esta nueva versión (talla 2) pesa 225g (según datos web ya que no lo he pesado). Como decía algo inapreciable. No obstante creo que el peso, en general, de un casco junto a la ventilación es lo que determinará que los uses sin necesidad de quitártelo, por calor o agovio durante todo el rato que dure la actividad que realices.

Precio:
Un poco más caro que el anterior modelo pero dentro de unos márgenes aceptables para el consumidor de a pie. Por ello es un casco que se ve mucho a pie de muchas vías y en pared.
Puedes conseguirlo por unos 75€ si buscas un poco, mientras que el naranja ya se sube a los 90€ (euro arriba euro abajo)…Pero he dicho que no iba a hablar del naranja y me estoy saliendo del tiesto :P

Estética:

Este punto lo añado por una razón y es que del mismo modo que comenzaba el post diciendo que el aspecto de sus materiales era importante para que un producto llegase a ser un artículo que se vendiera  bien, también su forma y colores serán de vital importancia para ello.
En el caso del Meteor IV respecto al III las formas han cambiado ligeramente. El nuevo es más “redondo” pero no tanto como el primer modelo, aunque como digo es casi inapreciable y solo lo notaremos cuando pongamos uno junto al otro.

El reflejo que se ve en la foto, en el modelo de más a la izquierda, es una ventana no un dibujo.
Aunque queda muy bien no os parece? :D

Sobre los colores decir que ha sido un gran acierto. Además de evitar que el casco sea de un color muy oscuro para que no absorba mucho el sol y nos cozamos el cerebro, ese punteado, en algunos colores, es genial para disimular los clásicos picotazos que se forman con el uso habitual.

Por último y como nota negativa, esperaba que la bolsa que dan con el casco (todo un detalle por cierto) podría ser algo más resistente ya que como la del anterior modelo tiene el aspecto de bolsa de papel... y con el tiempo esta bolsa se va literalmente desintegrando. ¿Costaría mucho hacerla más resistente usando otro tipo de material?…se me ocurre por ejemplo la lana. Qué no? que pesar mucho? ya...y qué? ;)

Conclusión:

Muy contento con la nueva adquisición. Recomendable para aquellos que tienen el antiguo Meteor III y quieren/necesitan cambiarlo.
Ahora solo espero no tener que deciros qué tal aguanta los impactos ;)



2 comentarios:

Barbo dijo...

Por las fotos, una cosa que no ha cambiado con el modelo anterior es el pequeño pico central que recorre el casco desde la frente hasta la nuca. Una chorrada, salvo que como yo, quieras poner una GOPRO o similar pegada al casco, pues esa pequeña cresta impide pegar con seguridad los adhesivos que se usan para ello, y hay que pegar la camara descentrada, con los inconvenientes que conlleva.

Vladimir Bustóf de la Sousa dijo...

Qué hay Barbo!

Efectivamente eso sigue igual que el anterior.
Por otro lado y respecto a la GoPro yo la llevo con la cinta de cabeza como si fuera una frontal.
Esto tiene unas cosas buenas y otras malas.
Lo bueno es que si tuviera una caída y me diera con el casco donde la GoPro hay más posibilidades de que no se me clave en el casco como le pasó al famoso piloto de Formula 1, alemán, mientras esquiaba. Según parece llevaba la cámara pegada a su caso y esta se clavó en su cabeza.
Lo male de llevarla con cinta es que si la usas en movimiento rápidos vibra...

No sé si sabes que GoPro tiene un casco especifico para llevarla que imagino cumplirá con alguna normativa la para llevar la GoPro acoplada, cosa que los cascos de escalada, que yo sepa, no lo tiene.

Suerte!
Salu2