18 de octubre de 2018

TENNIE GUIDE 2018 DE FIVETEN (MATERIAL)

Quería haber publicado antes esta entrada, pero quería probar las zapatillas en todas las situaciones posibles y al final me ha quedado el hielo por probar, no obstante creo que la review es bastante completa con todas las situaciones en las qu las he podido probar.
Hoy os hablo de las nuevas Tennie Guide 2018 de FIVETEN.


He tenido ya tres modelos con este de las Tenne Guide y cada una ha tenido sus “cosillas” pero en estas la cosa me ha decepcionado aun más que las anteriores.

La numeración:
Lo primero que me paso al comprarlas, por Internet, es que pedi el mismo número que las anteriores, pero cual fue mi sorpresa cuando me llegaron que me quedaban pequeñas. ¿Qué había pasado? ¿Porque ahora eran más pequeñas que antes? Posiblemente la adquisición por parte de Adidas de la marca FIVETEN tenga algo que ver.


Debéis calcular una diferencia de medo número más pequeñas que antes. Es decir que si usáis un 41 EUR debéis optar por el 41,5 EUR.

La suela:
Su aspecto es similar a otros modelos, aunque enseguida compruebas que la adherencia es inferior a los de antes. Y también algo más duradera. Al menos para mi es un punto negativo.


También han hecho que la puntera quede levantada en vez de plana como en las anteriores. Esto hace que al escalar con ellas pierdas precisión en los canteos y la adherencia. Una pena.


En rocódromo (mientras te dejen usarlas) van muy bien ya que es un lugar donde no necesitas ni tanta adherencia ni tanta precisión.


En granito van justitas por tener la parte de adelante levantada y por ser la goma menos adherente. A esto tienes que sumarle que el grosor de la suela y la entre suela hace que pierdas toda sensibilidad, cosa que con las otras era como ir con un pie de gato. Ahora es como si fuera con un pie de gatos para principiantes.


En caliza van algo mejor aunque si la cosa va de agujeros al ser tan poco sensibles no se escala con la confianza que se hacía con las anteriores modelos.


Para ferratas van muy bien. Quizá una de las mejores opciones de uso.


Por útimo para caminar por caminos ascender por piedras y terrenos pedregosos van genial, gracias a ese grosor de la suela y entre suela.



La lengüeta y los cordones:
Los cordones se atan similar a las zapatillas de correr, realizando una lazada en los dos últimos agujeros para posteriormente pasarlo por dentro y atarlo…no sé si me explico.
Ahí va la imagen.


Esto hace que la zapatilla se sujete mejor en el talón. Si no lo haces se te saldrá o al menos tendrás una sensación desagradable de llevar la zapatilla fuera.
La lengüeta es demasiado corta, estrecha y gruesa. Esta combinación hace que poco después de habértelas puesto la lengüeta se vaya hacia los lados.


Gran error de diseño.

Interior y exterior:
La zapatilla es muy bonita. Eso no podemos negarlo. El exterior es mucho más resistente que en los anteriores modelos que acabaron con agujeros o con la goma de la puntera despegada en pocos meses. Se ve que la construcción es de mucha más calidad.


El interior es muy acolchado y cede poco con el paso del tiempo y uso, aunque sí un poco y es de agradecer ya que si las usas en época estival o sencillamente un día de calor sudarán como un pollo.


Las anteriores me tiraba todo el año usándolas en invierno o verano y eran perfectas ya que protegían en invierne y traspiraban (algo) en verano. Estas son para invierno y punto. O para pies que no sudan mucho.


Conclusiones:
También tuve una FIVETEN CAMP FOUR y son más parecidas a estas que a las Tennie Guide de antes.
Está claro que el concento de zapatilla de aproximación y escalada se ha perdido en este modelo y se ha quedado en solo zapatilla de aproximación. En mi opinión un error.
Por lo tanto, se trata de una zapatilla de aproximación diseñada para caminar con trepada esporádica en terreno sencillo, para épocas de frio más resistente, duradera y mejor construida que los anteriores modelos. Si buscas una zapatilla para trepar este no es tu modelo.

Precio aproximado 98€


18 de septiembre de 2018

ARNÉS SAMA DE PETZL (MATERIAL)

Llegó a mis manos este arnés con idea de sustituir en breve a uno de los que tengo y uso.
Os hablo de arnés SAMA de PETZL.


De nuevo, como el anterior que adquirí, se trata de un arnés sin regulación en perneras por lo tanto más “deportivo”.
Con el anterior pequé de grande y con este he pecado un poco de pequeño, pero como suele pasar con los arneses no regulables en perneras, es casi imposible acertar en la talla.

Vayamos por partes.

Lo bueno:
La bolsa en la que viene (todo un detalle) es perfecta, ni muy pequeña ni muy grande, con una de las partes de rejilla para que esté aireado tras su uso.


El arnés es bonito, el color es sufrido y a la vez llamativo. Quizá no sea lo más importante en un elemento de seguridad como este, pero sin duda es algo a tener en cuenta con los tiempos que corren.
La parte de atrás lleva un solo cierre para las gomas de las perneras, lo que facilita quitarlo y ponerlo en caso de “necesidad”. Ya tu sabes 💩


Sobre este, lleva una tira horizontal para colgar un maillón, una magnesera con mosquetón etc.
En las perneras lleva una parte elástica que lo hace más cómodo cuando flexionas, aunque no se aprecia mucho si te queda ancho.


En el lateral lleva otro aro más pequeño para llevar el cepillo para limpiar presas. Jamás lo he usado y pienso que es peligroso escalar con un cepillo colgado ahí.


Está fabricado en Malasia, que no es bueno ni malo, siempre que las exigencias de calidad sean buenas. Solo que es poco sostenible.


La forma de este arnés está muy bien pensada, no como otros modelos más famosos y clásicos de esta marca, haciendo que los movimientos mientras escalas sean fluidos y no moleste.

A nivel comodidad, cuando estas colgado o tienes una caída, hay que tener en cuenta llevarlo bien ajustado de la cintura, sobre todo en caso de quedarte justas las perneras como es mi caso, ya que si no lo haces, el peso se repartirá mal entre cadera y piernas y terminarás por darte la vuelta como me pasó en una ocasión durante las prueba del mismo.

Lo mejorable:
Como advertía en el último apunte el hecho de quedarte justas las piernas te obliga a ajustarte mucho la cintura si no quieres llevarte u susto (o un buen golpe) ya que quien marca el ajuste son las piernas para un buen reparto de cargas.
Una mayor variedad entre perneras y cintura darían mejores resultados en los ajustes.

Esto también justifica la siguiente mejora: La cinta de ajuste de la cintura debería ser más larga ya que al ser tan corta no llega a pasar por la trabilla que evita que quede colgando.


Para solucionarlo paso por dentro la cinta y listo, pero siempre queda raro.


Y ya que estamos con la cinta, de nuevo me encuentro con que el cosido lo hacen hacia dentro y por lo tanto la trabilla no hace tope y la cinta se sale o saldría ya que no la puedo usar.


Por último, y no menos importante, me ha sorprendido la poca resistencia del anillo de la cintura al rozamiento de la cuerda por el interior. Tras unos pocos usos se puede apreciar un desgaste en la camisa protectora.


No lo veo como peligroso a corto plazo, pero si un motivo de estar atento a su desgaste con el tiempo.

Resumiendo:
Un arnés cómodo, bonito, sencillo, con buenos detalles aunque de tallaje limitado y con una durabilidad moderada, al menos en el mío.



12 de septiembre de 2018

14º ANIVERSARIO DEL BLOG HISTORIAS DE MONTAÑA

14 años han pasado ya desde que un día como hoy escribiera el primer post de este blog de montaña en general y de escalada en particular. Un año 2004 en el que aun no era moda lo de los blogs y mucho menos los especializados en un tema como el de la escalada.
Con el paso de los años fue creciendo y cada día iba adquiriendo más y más lectores.
Esto hizo que decidiera el año 2007 (3º aniversario del blog) hacer un concurso para agradecer a los lectores su tiempo y fidelidad leyendo el blog.

Este año no habrá concurso por falta de tiempo para dedicarle a este laborioso evento.

Quizá el año que viene la cosa cambie y pueda dedicarle el tiempo que ello necesita para proponeros un nuevo reto con un premio siempre estupendo y relacionado con la escalada o la montaña.

Aprovechar este día de celebración para de nuevo agradecer a los que aun seguís visitando el blog buscando información y usándola para vuestras actividades y decisiones sobre material.

También aprovecho para poneros los enlaces a todos los concursos de todos los aniversarios celebrados (11) que han ido pasando.



Lo dicho, muchas gracias por estar ahí!!!

2007
2008
2009
2010
2011
2012
2013
2014
2015
2016
2017

20 de agosto de 2018

LA NUEVA GUÍA DE ESCALADA DE LA PEDRIZA POSTERIOR (GUÍAS)

Esta nueva guía viene a rellenar un hueco en la información que hay de la Pedriza publicada.
Es una guía para gente montañera y escaladora porque trata de las zonas alejadas. Esas que requiere madrugar y cierta logística para llevar a buen término la escalada.


Una gran parte ya venía reseñada en la que se conoce como la biblia, de Ignacio Lujan y David Zapata, aunque en esta solo algunas vías.
Curiosamente son del mismo tamaño, aunque la de 2005 es un poquito más gruesa.


Esta tiene 575 páginas y la biblia 632 páginas.


Otra gran diferencia, es que en la nueva, solo salen reseñadas las fechas de apertura de las vías antiguas. De las nuevas no se dice…sobra decir el lógico motivo y era algo que tenía mucha curiosidad en comprobar cuando llegó a mis oídos que Juan Carlos Guichot junto a Ana Lliso estaban preparado una nueva guía con vías no reseñadas.

Lo mejor:
Sin duda lo mejor es la cantidad de vías nuevas no reseñadas con anterioridad en otras guías y por lo tanto nuevo atractivo para aquellos que llevamos muchos años escalando en Pedriza y nos gusta probar cosas nuevas.
Otra cosa buena es que en cada comienzo de zona viene un mapa esquemático con los riscos y situación. Ayudando a orientarse un poco en este laberinto de rocas que es La Pedriza.

El texto de la imagen está pixelado adrede por los derechos de reproducción

Fotos muy chulas en color, croquis (casi todos en foto) claros indicando los rapeles, sistema de estrellas para indicar la calidad subjetiva de las vías, en resumen un gran trabajo de recopilación a un precio asequible; 28€.

Lo mejorable:
Nadie es perfecto y está guía tampoco lo es.
Será deformación profesional pero no deja de sorprenderme que en el montón fotos en las que sale  gente escalado, nadie, pero absolutamente nadie, lleva casco.

Aprovecho para meter una cuña informativa que pocos saben o lo han olvidado. 
Cuando nacemos, nuestra cabeza está abierta por la parte de arriba para que el cerebro siga creciendo mientras nosotros también lo hacemos. Esta zona se llama fontanela y se cierra pasado el primer o segundo año de vida. Cuando lo hace deja un grosor de solo 2mm, cuando ya somos adultos, que separa nuestro cerebro del exterior. Imaginad que pasa si algo impacta ahí.

Otra cosa que me decepcionó es que en muchos casos los croquis de las vías y la explicación están en hojas separadas. Esto hace que te veas obligado a ir de atrás adelante buscando la información. Vale, no es una cosa muy importante pero quizá me he acostumbrado mal al nuevo estilo que impera desde hace ya muchos años en las nuevas guías y en esta me ha chocado.

Por último, también me ha sorprendido que muchas de las fotos de los primeros croquis de la guía están borrosas y hasta pixeladas.


Según parece han tardado varios años en recopilar la información, reemplazar seguros y hacer las fotos para los croquis. Desconozco el motivo por el que no han conseguido una mejor cámara con un teleobjetivo aceptable para luego maquetar los croquis, pero te deja con un mal sabor de boca.
 
Conclusiones:

Una de esas guías que no le debe faltar a un pedricero, a pesar de esos pequeños detalles que pueden subsanarse en una próxima redición, y de la que espero, en un futuro cercano, empezar a darle uso y probar muchas de las nuevas vías que aquí se detallan y por supuesto contarlo en el blog 😉

24 de julio de 2018

45 x 360º

Año este muy diferente a los anteriores.


Con poca escalada en roca y mucho roco.


Y la poca roca que he hecho ha sido con el Soloist o trabajando de guía.


Salvo claro la apertura de Idea Peregrina 2 e Idea Peregrina 3.

“Algo” de nieve cayó durante el invierno y aproveché un par de salidas a nieve también.


Pero lo que más he notado han sido los cambios en la búsqueda de la estabilidad económica, dejando en segundo plano la irregularidad de las guiadas y centrándome en buscar trabajos más estables y si era posible con contrato. Esto me llevó a trabajar en un rocódromo dando entrenamientos dirigidos, lo cual me ha llenado mucho gracias a que como siempre intento con todo lo que hago es hacerlo al 100%. No creo que exista otra forma de hacer las cosas si se quiere estar presente, disfrutar de ellas y estar abierto además a aprender, aunque tu cometido sea enseñar.


Ahora que comienzo una nueva vuelta al sol, también comienzo otra nueva etapa profesional (salvo cambios de última hora) que me llevarán a ser de nuevo escalador de fin de semana, con o que ello conlleva, al menos de septiembre a junio, y que me vuelve a obligar a plantearme ese dilema que tenemos los escaladores “pobres”: Tiempo libre vs dinero.
Aun así, muy ilusionado por este nuevo cambio.

Y no podía olvidarme de León, mi hijo, que también pasará a cumplir un año en unos días, habiendo vivido con él algo tan increíblemente maravillosos como duro para la vida del padre y la madre, por el cambio tan brutal que supone y la falta de sueño que se acumula con los meses.


Si tienes la suerte de ser padre/madre y puedes te recomiendo vivir esta experiencia lo más conscientemente posible no perdiéndote detalles, porque es realmente espectacular.


2 de julio de 2018

RIGLOS VERTICAL (GUÍA)

Esta nueva reedición de la guía de Riglos, viene a ocupar un espacio en mi biblioteca de guías ya que aún me guiaba por la de Felipe Guinda Polo del año 1994. En esa los croquis aún en dibujo y conteniendo varios errores de impresión en la recopilación de las zonas de Riglos, Agüero y Foz de Escalete.


De la edición anterior a Riglos Vertical tan solo la usé como consulta en los bares de Riglos y nunca me animé a comprarla, por lo que desconozco qué cambios tiene esta de 2018 a la anterior.

24 años separan ambas guías

Riglos Vertical, reseña, además de los citados en la de 1994, Peña Rueba. También viene reseñada en 3 idiomas: Castellano, francés e inglés. Una buena idea la añadir el francés al tratarse de un lugar tan atractivo y cercano para los vecinos de arriba.

La guía no está pensada para ser llevada durante una escalada ya que sus 480 páginas y su tamaño 21x15cm la hacen un buen tocho que enseguida se desestima llevar en caso de reducir peso en la mochila de pared.

Nada más abrir la guía buscando el índice no deja de sorprenderme que en este no vengan los números de las páginas indicando la situación de cada zona. Esto hace que te veas obligado a buscar de una manera menos exacta en sus casi 500 páginas.


Desconozco si es un error de impresión o una decisión poco acertada.

Poner de manera pública (Facebook, web, etc) un PDF descargable con el índice con los números de las páginas sería de gran ayuda para los que ya hemos adquirido la guía para los futuros adquisidores.

Sigo avanzando y veo que los croquis son dibujos editados desde fotografías.
El resultado es muy chulo visualmente, pero en un sitio como este en el que los bolos, las tonalidades, las sombras y demás detalles que se aprecian en una fotografía se pierden en esta edición y dificultan, a mi modo de ver, la localización de los comienzos y recorridos de las vías de varios largos sobre todo en los paños amplios.

Poniéndome en el caso de alguien que viene por primera vez a Riglos y adquiere la guía veo que necesita alguna manera de saber cuales son las más recomendables de cada mallo o zona con un sistema sencillo tipo estrellas o un cambio de color en la reseña. Todos los que hemos escalado por estos sitios sabemos que hay vías muy recomendables y otras no tanto.

Es interesante comprobar que han dejado un apartado para las dos vías ferratas (o tres según se mire) que hay por la zona de Peña Rueba y en Riglos en el Macizo d'Os Fils.
Bastante bien detallados en ambos casos y hasta con un enlace en formato de código QR para el aparcamiento.
Lo único malo es que ese enlace del QR te lleva al navegador que en mi caso es GoogleMaps y este no te deja en el lugar que indica el enlace, básicamente porque es una pista de tierra/ripio en muy mal estado en muchos de sus tramos y que el coche de Google no ha recorrido y por lo tanto te da un punto aproximado. Está claro que no debemos fiarnos de la tecnología a ciegas, pero es algo que quizá se debería advertir al pie del enlace QR de la guía para no llevarse sorpresas desagradables.

Por otro lado, los textos de las vías son escuetos y concretos lo cual se agradece en muchos de los casos. En otros se echa en falta algún detalle más.

Los mapas que vienen son muy prácticos sobre todo para identificar cada mallo en zonas como el cuchillo y el firé. También en las ferratas y sus recorridos.

De sobra es sabido para los que hemos escalado en Riglos, que en época estival hay que buscar las vías a la sombra o al menos con orientaciones que permitan estar unas horas escondidos del potente sol del prepirineo aragonés. La guía viene con 30 iconos diferentes para indicar de manera visual la necesidad de doble cuerda, si es de autoprotección, si es expuesto al viento, si está protegido de la lluvia, si la roca está descompuesta, si el itinerario es sinuoso, cómo abrieron o equiparon la vía, si la vía es de fisura, chimenea, artificial, el tipo de dificultad, equipamiento vetusto o moderno, el tiempo de aproximación y cuando da el sol a la pared. En este último una puntualización que al menos a mí me ha confundido un poco: El icono de “sol por la mañana” el sol aparece en el dibujo a la derecha y en el caso de “sol por la tarde” el sol se ve a la izquierda. Bajo mi punto de vista debería de estar justo al revés.


A pesar de esos detalles de mejoras propuestas, en general es una guía muy interesante si somos asiduos a Riglos y sus cercanas Rueba y Agüero y queremos tener una guía de calidad actualizada de todas las aperturas hasta su edición.

12 de junio de 2018

ESCALADA EN CASTELLÓN (GUIA)

Si alguien te dice “he estado escalando en Castellón” automáticamente piensas que ha ido a Montanejos, pero si dispones de la guía que editó hace ya unos años (2010) Luichy, el abanico de posibilidades aumenta.


En Castellón he escalado en 3 de sus escuelas antes de que conociera la existencia de esta guía, guiado, valga la redundancia, por locales de las zonas o por croquis de dudosa calidad y procedencia.
Concretamente en Montanejos, Jérica y más recientemente durante las Navidades pasadas en lo que llaman El Castellet. Con Solist y a lo loco.

Uno de los sectores más sencillos de El Castellet, Benicasim

Esta guía viene a cubrir un espacio que faltaba en la escalada de la Comunidad Valenciana y al que por alguna razón que desconozco no se le ha dado tanto bombo como a las otras provincias.

Michel en el último viaje de escalada que hicimos juntos a Montanejos

La guía es súper completa y siempre con la calidad que ofrece las guías de este incansable equipador y creador de guías.
De hecho, si no me equivoco salen zonas que siempre han tendido la necesidad de unos croquis de calidad y nunca los ha tenido como Penyagolosa, una pared a la que tengo hagas desde hace años pero la falta de información ha hecho que no me haya animado hasta ahora.

Yago en los primeros largos de la vía Monsieur, en Montanejos

Añadir que además estas 26 escuelas que nos muestra la guía en sus 320 páginas, hay mucho grado asequible para humanos lo cual la hace aun más interesante para aquellos que buscan nuevos lugares sin la obligación de hacer mucho grado.

Por último os enumero y cito las 26 escuelas que salen en esta imprescindible guía que combina la clásica con la deportiva.

1.     Jérica
2.     Peñas Aragonesas
3.     Tales
4.     Fuentes de Ayodar
5.     Llavalasar
6.     Vallat
7.     El Castellet
8.     La Cantera
9.     Borriol
10.  Oropesa
11.  La Rambla
12.  Atzeneta del Maestrat
13.  Penyagolosa
14.  Barranc de la Guitarra
15.  Sarratella
16.  Culla
17.  Cingle Redó
18.  Murs
19.  Torre Badún
20.  Penyiscola
21.  La Pedrera
22.  Morral de L’ángel
23.  Xert
24.  Rosell
25.  Morella-Forcall
26.  La Gotera

Por todo ello y aunque crea que no es la mejor guía de Luichy la recomiendo para aquellos que les gusta escalar en levante y están cansados de las mismas zonas de siempre.

28 de mayo de 2018

DÓNDE ESCALAR EN ESPAÑA 2018 (GUÍA)

Es triste, pero a la vez gratificante, ver que desde que salió aquel “Especial Escuelas” en 1999 y que luego se transformó en Dónde Escalar en España en 2012, han tenido que pasar 19 años, para ver por fin Benitos del Rebollar (BDR) en sus páginas.


Mucho ha cambiado esta entrega desde entonces.


Y no solo eso sino también comprobar que además se muestran blogs como referencias para la información adicional.
Blogs entre otros como el de Antonio y el mío, en zonas de escalada como La Alcanzorla, Mataelpino o Torrelodones.

Nadie es perfecto.

Sorprende la cantidad de zonas reseñadas en esta nueva edición. 1.227 asegura la portada.


No las he contado lo reconozco. No obstante, me he animado a sumar las que salen en el índice y las cuentas no cuadran ya que el total, según la suma del índice, son 1.354 zonas. Mejor más que menos no?

Lo que si he hecho es mirar página por página buscando las zonas nuevas que antes no venían reseñadas y comprobar algunos errores de la anterior que por desgracia aun siguen en esta.

Errores como el de la escuela de Zhueros, Córdoba dónde aseguran que hay croquis en el número 221 de Desnivel, el cual dispongo, pero cuando vas a este número solo hablan de la escuela de manera general pero no existe ninguna información de la misma.

Otro fallo que he encontrado en la revisión es que el índice indica que Castilla y León está en la página 166 y Castilla la Mancha en la 178. Resulta que están cambiadas y es justo al revés.


Un detalle sin importancia que tan solo debes corregir en el índice para posteriores búsquedas de la esta Comunidades.

Como novedad añadida, en esta edición además reseñan algunas zonas de psicobloc.

Por lo demás la misma calidad que las últimas, con el mismo sistema para calificar las zonas, coordenadas GPS, croquis de algunas zonas, los imprescindibles mapas de carreteras indicando el punto exacto donde se encuentra la zona y fotos chulísimas que motivan.

Por todo ello, a pesar de estos detalles a mejorar que comento, merece la pena su adquisición.
Como con la anterior, este es mi “libro de cabecera” para hacer planes de escalada en España y casi siempre va en el equipaje en eso viajes por si en el último momento hay que cambiar de planes y buscar otro lugar.