5 de septiembre de 2016

CALENTADOR DE COMIDAS SIN FUEGO NI ELECTRICIDAD DE PROLAC (MATERIAL)

Cada vez que nos vamos de camping, de furgoneteo o de viaje en avión a pasar varios días en el monte, sin restaurantes cerca o sencillamente porque no queremos ir a ellos, tenemos que cargar con el hornillo, el gas…comprarlo en el lugar de destino, si lo hay claro. Un rollo vamos.

Precisamente en un futuro viaje para el año que viene en el que probablemente pase varios días en una tienda de campaña alejado de restaurantes, el tema del hornillo y el gas me traía de cabeza.



Por ello me puse a buscar y encontré unas bolsitas que calentaban la comida sin necesidad de hornillo o electricidad de la marca PROLAC, distribuidas por el Grupo Celfa.


Pedí varias para probarlo en diferentes situaciones y este es el resultado que ahora os cuento en esta nueva review.


Funcionamiento:
Es bastante sencillo. Tan solo se necesita un poco de agua, dos recipientes (uno para el agua y el sobre y otro para la comida que se pone encima) y un lugar aireado ya que salen gases en el proceso químico que no conviene respirar y esperar unos minutos.



Las pruebas:
Me lo mandaron con un envase de plástico y un paquete de pasta precocinada al vacío, pero soy bastante reacio a calentar plásticos para luego comerme la comida que ha sido calentada en ellos, por lo que decido usar mis propios utensilios de cocina.


Primero cometí el error de usar un envase para el agua poco profundo. Ello hizo que la bolsa (que se hincha bastante cuando se produce la reacción) quedase ladeada y además perdiese gran parte del calor que estaba generando.


La polilla entró cuando ya estaba en funcionamiento el sistema y no me atreví a sacarla.

Cunado dejo de salir ese humo blanco que sale al principio (2min después), cogi el cazo y con el asa metálica y lo coloqué un poco en equilibrio para conseguir que se calentase uniformemente la comida.


Aprendido el error las siguientes veces usé un envase más profundo y con la posibilidad de tapar el recipiente de la comida para aprovechar mejor el calor.


Aquí os lo muestro en un desayuno calentando leche de soja.

No llega hervir la leche, pero lo calienta lo suficiente para quemarte los labios si lo bebes enseguida.


No llegue a probarlo, pero no creo que pueda calentar tanto el aceite como para poder freír un huevo.



Lo bueno:
Te calienta la comida precocinada, u otros alimentos (café, leche, etc) en un momento con tan solo un poco de agua y nada más.


Solo unos pocos gramos de peso por sobre.
Su uso es súper sencillo.


Lo mejorable:
Estaría bien que se sirviera con un recipiente específico para su uso, hecho de metal, con una base para que apoyase nuestro recipiente para la comida, lo suficientemente alto para que el hinchado del sobre se expandiese sin descolocar el de la comida. Este recipiente para la bolsa que tuviera unas salidas para esos gases que salen durante el proceso.


Un indicador de enfriamiento para saber cuándo se puede retirar o tirar a la basura sin peligro.



Conclusión:
Muy práctico para aquellos viajes a lugares donde será complicado encontrar (o portear) botellas de gas, pero disponemos de comida precocinada (latas, sobres, etc).
Por todo ello se lleva el sello verde.




6 comentarios:

Mariano Infante dijo...

Muy interesante y muy útil.
Me queda la duda de si la bolsa una vez enfriada se tira a la basura normal o requiere tirarse a algún contenedor especial, lo digo porque es un proceso químico y puede ser su contenido residual peligroso.
Las instrucciones mencionan este aspecto ??
Y del tema precio que tal está ??
Saludos y muchas gracias por tus reportajes.
Mariano

Vladimir Bustóf de la Sousa dijo...

Qué hay Mariano,

Lo primero gracias por la visita y el comentario!

Sobre el precio puedes verlo aquí .

Sobre si se tira a la basura “normal”, parece ser que si, según he estado buscando por la red. La reacción se produce al mezclar el contenido interno (aluminio y carbonato de calcio) con cierta cantidad de agua. No parece llevar ningún componente que pueda ser peligroso.

Salu2

Guro dijo...

Muy muy interesante. Estaba buscando otra clase de información sobre calderas y calentadores (trabajo en servicio técnico), pero me ha encantado ver esto.

Más de una vez me he preguntado si existían este tipo de productos, porque nunca los pude encontrar cuando los buscamos. Así que te agradezco mucho esta sorpresa. Muy interesante el tema, le echaré un ojo al resto del blog.

Un saludo,
Ricardo
Arreglar calentador madrid

Vladimir Bustóf de la Sousa dijo...

Qué hay Ricardo,

Gracias por la visita y comentario.

Salu2

Jon ZURUTUZA dijo...

Muy interesante Vlady.Gracias por trabajarte el blog tan bien y durante tanto tiempo. Te sigo desde 2006 cuando descubrí tu trabajo por medio de un blog que hace mucho tiempo está abandonado.

Un saludo cordial montañero, alpinista, escalador, divulgador del mundo de la montaña... mil gracias por todo.

Un abrazo.

Vladimir Bustóf de la Sousa dijo...

Qué hay Jon,

Reconozco que me ha emocionado tu comentario.
Muchas gracias

Abrazo!