20 de marzo de 2017

ENTRENAMIENTO PARA PATAGONIA (04) – NI EN PEDO (CERRO LÓPEZ, CERRO SAN MARTÍN, BARILOCHE, ARGENTINA)

Ya en Bariloche, toca descansar un poco y decidir qué hacer mañana. El último día de actividad en la zona antes del viaje a El Chaltén, donde teníamos preparada otra gran aventura.


3 Febrero 2017
Ya habíamos tenidos nuestras buenas dosis de perdernos por las zonas del Cerro López por lo que este día nos decantamos por vías de deportiva cercanas.

Para ello decidimos ir al Cerro San Martín, en el que sólo hay que tomar un colectivo que además ya conocíamos.


El 52, que es el mismo que te lleva a la subida para el Frey.

Para esta zona lo mejor es avisar al conducto de dónde quieres ir ya que la parada es en un lugar sin ninguna indicación de que es una parada.

Vista desde la parada

Poco antes de llegar al final de la línea, en una recta, con Catedral a la vista.

Vista, desde la pìsta, de la carretera, con la zona de esqui de Catedral detrás. 
La parada del colectivo quedaría a la izquierda de la imágen.

Tras bajarnos comenzamos a caminar hacia el lado izquierdo según veníamos.
Hay un portón muy característico que se pasa sin saltar por el lado derecho.

El colectivo te deja donde está ese auto aparcado

Según la guía hay que pasar dos curvas y luego tomar una senda que se sale de la pista.


Nosotros, muy listos, antes de la primera curva decidimos atajar y eso hace que nos desviemos demasiado a la izquierda saliendo de nuevo en la pista pero muy lejos de donde estaba el sector que buscábamos: Génesis.


Al final tras un par de horas buscando encontramos el sector al otro lado, bajando un poco.


El calor de nuevo es exigente pero hoy sí corre algo de viento y lo hace pasable.


Entre que no hemos madrugado, que el último bus pasa cada hora y que hemos tardado mucho más de lo previsto en llegar a las vías no tenemos mucho tiempo para escalar por lo que nos entrenemos poco en empezar.


Para agilizar, escalamos dos vías seguidas cada uno, dejando las cintas puestas para el otro.

Probado una de las vías

Nos hacemos cuatro vías del paño Norte.

Probando la misma vía

Y un par del paño Este.


Satisfechos, nos bajamos, esta vez yendo por la pista todo el rato para no liarla parda.

Cartel del sector, algo escondido

No hice foto del sector Este que pudiera servir para hacer un croquis, ya que el ángulo era complicado de tomar, pero del Norte del Génesis sí, he hice este croquis de abajo.


Tenemos la suerte de que casi cuando llegamos el colectivo pasa y no esperamos casi nada.


Esa noche además teníamos buena cena, con todo lo fresco que nos quedaba en la nevera común del hostel.


También nos toca dejar casi todo el equipaje preparado.

Todo lo que llevé a El Chaltén


4 Febrero 2017
Madrugamos, ya que entre otras cosas hay que ir a por las zapatillas de Yago que las había llevado un zapatero remendón para poder seguir usándolas durante el viaje.


También, el tema de dejar el equipo y ropa sobrante en el hostel, gestionar que nos venga a recoger un minibús, que Facundo, el chico de recepción del Inn Italia nos lo soluciona en un pispas.

Nos damos cuenta que hemos sido rápidos en las gestiones, se ve que tras tantos días por aquí ya le hemos pillado el tranquillo, y nos quedan varias horas antes para hacer un poco de turismo.


Así que nos acercamos a un museo muy interesante en el que te cuentan toda la historia de los colonos y la vida indígena de los anteriores habitantes y sus costumbres.


Ya de vuelta en el hostel pagamos, reservamos para el día 14, que sería cuando regresaríamos de El Chaltén, y salimos con todo el equipaje, pesado en la farmacia que hay en la zona para confirmar esos 19kg, a esperar al minibús que nos llevará al aeropuerto.


Menudas botas llevas – Le dice le conductor a Yago al ver que lleva las coloridas botas Lasportiva en su pies.

Ya en el aeropuerto de nuevo la suerte se apiada de nosotros y vemos que en el mostrador están el mismo empelado que nos vendió los billetes unos días antes

Hola, ¿te acuerdas de nosotros? – Le decimos con nuestra mejor sonrisa
Sí claro, los escaladores españoles – Nos dice

Dentro del avión por fin un poco de relax.


Quito un momento el Modo Avión para ver si había llamadas perdidas o mensajes y justo cuando voy a pagar el móvil llega un SMS de Alan que nos mandó por la mañana.


¡Tiene tu campera Yago!

Desde el avión podemos apreciar que el día es increíblemente bueno y se puede hasta ver el conjunto del Fitz y Torre!

Foto hecha con el teleobjetivo desde el avión

Menuda ventana nos estamos perdiendo.


Desde el aeropuerto tomamos un minibús que hace el recorrido de varios hoteles y hostel.


El nuestro es el último.


El Schilling.


Dejamos las cosas y nos vamos a hacer las gestiones que tenemos pendientes. La primera comer/cenar. Luego darnos un paseo por todas las agencias de alquiler donde descubrimos dos cosas.
Una, que no existe el Todo Riesgo, y otra que los precios son muy variables de unas a otras.

Finalmente nos decantamos por la de Dollar, que resulta ser la más económica y la que mejor rollo nos da.
Pero iríamos al día siguiente a por él. Ahora tocaba descansar un poco.




5 Febrero 2017
Madrugamos para poder hacer todas las gestiones del coche, además de hacer una buena compra en El Calafate, ya que nos habían advertido que el El Chaltén la comida era mucho más cara.
Aparte queríamos ir a ver el Perito Moreno y luego viajar a El Chaltén que eran como 3h de viaje.
Un día completito vamos.

Lo del alquiler resulta ser toda una experiencia.

Nos dan un Volkswagen GOL (no Golf), que tiene algunos detalles que nos dejan con la boca abierta.
No tiene reposa cabezas atrás lo cual indica que posblemente es anterior a 2005.


Las vetanillas se abren y se cierran a su antojo.


Y tiene rajado el parabrisas de lado a lado.


Y nos lo dan a medio llenar diciendo que pidamos una factura cuando echemos y que nos lo darán al devolver el auto.


Tiene más de 80.000km y se le nota curtido en su conducción, aun así lo alquilamos.


Cogemos carretera hacia el Perito Moreno y previo pago de entrada al parque, comenzamos el paseo para ver el impresionante paredón de hielo.


Merece la pena sin duda.


Además en esta época parece que se caen parte gigantescas y el sonido se oye desde cualquier sitio del camino de acceso.


Es indescriptible.


Pero podéis verlo en uno de los vídeos que grabamos para que alucinéis.


¡Pensad que es una pared de 50m!

Una vez lo hemos visto y oído durante algo menos de una hora, salimos pitando, no literalmente, hacia El Calafate de nuevo, para hacer la compra y tirar hacía El Chaltén.

A esas tempranas horas no y además tenienod que conducir luego...pero nos quedamos con las ganas

Tras la compra, de más de 100€ al cambio, nos montamos en el coche y vamos a la gasolinera para llenar el depósito ya que no hay nada hasta llegar a El Chaltén a más de 200km de distancia.


Pero esta vez la suerte nos había abandonado y cuando Yago regresa al coche la puerta del copiloto no cierra.

¡El cierre se había bloqueado y no cerraba la puerta¡

¡No me lo puedo creer!

Es domingo, y la oficina de Dollar está cerrada, pero tenemos un teléfono de emergencia que nos dijeron era 24horas.

Llamamos y nos dicen que nos vemos en la puerta de la oficina.

Nos vamos conduciendo para allá mientras Yago va agarrando la puerta para que no se abra.

Cuando llegan los empleados, nos dicen que no tienen más vehículos de ese mismo tipo. Que solo disponen de más grandes y que entonces tenemos que pagar más.

¿Cómo?...no, no, no... pagar más no vamos a pagar más. ¡Nos lo tenéis que solucionar ya que tenemos una reserva pagada esta noche en El Chaltén y necesitamos un vehículo!


Continuará…

13 de marzo de 2017

ENTRENAMIENTO PARA PATAGONIA (03) – QUILOMBO (BARILOCHE, ZONA DEL FREY Y CERRO LÓPEZ, ARGENTINA)

Aviso a Yago a gritos. No hay otro modo por culpa del viento.

¡Tengo una buena y una mala noticia!...la mala es que aquí hace un viento horrible y la buena es que estamos a pocos metros del collado!

Contento, con una absurda sonrisa en los labios, avanzo un poco más a la izquierda para aprovechar la cuerda y llegar al collado directamente, pero al pasar uno de los bloques fisurados descubro, sorprendido, que no será tan sencillo, como pensaba, llegar hasta él.

Lo que me encuentro es una travesía con bastante patio y de la que no soy capaz de ver el recorrido ya que me lo tapa una gran roca que hace esquina.
Incertidumbre sería la palabra que podría definir esta situación en la que nos encontramos.

El viento me azota como si fuera una bandera y decido buscar un sitio recogido de este para montar una reunión y asegurar a Yago.


No es la mejor reunión pero es el mejor sitio para evitar sentir el brutal viento que hace ahora.

Aseguro a Yago hasta que llega a la reunión y tras pasarme los pocos friend que había dejado en el largo anterior mee encamino a lo desconocido.


La suerte está de nuestra parte y lo que me encuentro es sencillo fácil de proteger, aunque muy aéreo.


Como el viento reinante es mucho decido avanzar hasta el collado y montar una reu en el suelo entre unos bloques.

No hace frio, pero el viento es tan constante y fuerte que la sensación térmica es baja. No sabría decir cuánto, pero fría.

De nuevo aviso a Yago para que avance.
A pesar de mantener las cuerdas bastante tensas el viento quiere llevárselas para arriba y temo que se enganchen en cualquier momento, antes de que Yago llegue al collado.


Por suerte no pasa nada y tras unos momento de tensión ambos estamos en el collado caminando hacia el rappel que habíamos montado esta mañana, con cordinos y un maillón, para bajar del collado entre la Aguja Principal y la Muralla China.

Por fin estábamos de nuevo en camino hacia el refugio tras la aventura.

Recorrido hecho y zona donde está la vía de la canal que escalamos

Tras dos horas, aproximadamente, llegamos. Allí coincidimos en la cena con compañeros y compañeras con los que habíamos pasado estos días. Entre ellos un chico que por lo visto había tenido una caída fea en el Cohete donde habían estado escalando.
Se había roto el calcáneo, posiblemente, y había conseguido bajar por sus propios medios, caminando/arrastrándose, gracias a sus compañeros/as, hasta el refugio. Brutal! y es que hablamos de un “paseo” de varias horas por un terreno nada fácil.

De nuevo veríamos el helicóptero visitando el Frey.
En 6 días 3 veces.

¡Menuda media!

En esta ocasión de militares que viene a hacer prácticas por l zona y tienen que hacer varios viajes. En uno de esos viajes se llevarían al compañero lesionado.


31 Enero 2017
Hoy era el día de bajar de nuevo a Bariloche.
Así que, de nuevo, armamos las mochilas, esta vez con algo menos de peso (25kg aprox.).


Nos despedimos de los compañeros y compañeras de estancia y del refugio. Pagamos, (lógicamente) todo en efectivo, y comenzamos la bajada a Catedral.


Durante la bajada descubrimos un refugio no guardado como a 40min, bajando, muy chulo. Perfecto para pasar la noche en caso de subir tarde, querer hacer una actividad sin depender de las comodidades del refugio o por no encontrar sitio en este.


También, Yago debe hacer un par de paradas por las zapatillas Fiveten. Ya que la suela se le está despegando y su zapatilla izquierda “habla”.


Decide gastar la cinta americana que le queda en ello.

Poco rato después para de nuevo para guardar las zapatillas y sacar las sandalias con las que irá más seguro. El camino es bueno y cómodo en gran parte aunque extremadamente polvoriento.


Tras 4h de pateo por fin llegamos al parking de Catedral para tomar el autobús.


Lo que queda del día no lo usaremos para descansar ya que hay que hacer aun más gestiones. Como por ejemplo compra comida y tomar la decisión de qué hacer los próximos 15 días que nos quedan.

No, esto no lo compramos

La meteo es determinante para tomar esta decisión y Windguru nuestra referencia para ello.


Parece que todo apunta a una mejora en el tiempo por lo que decidimos animarnos a ir a El Chaltén como habíamos previsto, con la diferencia de que en vez de en bus, iríamos en avión, en un vuelo interno.
La razón de este cambio era que el bus y el avión nos iba a salir igual de precio y además con el avión tardábamos menos de dos horas y con el bus día y medio.



1 Febrero 2017
Objetivo de día, comprar los billetes.
Para ello viajamos en Remisse hasta el aeropuerto y allí compramos los billetes para El Calafate, aeropuerto más cercano a El Chaltén.
También aprovechamos para preguntar por el tema del peso del equipaje.

El empleado que nos atiende y la compañera que tiene al lado, súper majos ambos, nos comentan que aunque el límite es 15kg, si llevamos 19kg nos lo dejarán pasar sin problemas.

No dejéis material que os puede salvar la vida por unos kilos de más – Nos dicen

Agradecidos y contentos por esta imprescindible información, volvemos al hostel Inn Italia donde de nuevo estábamos alojados.


El vuelo, debido a que tenemos hecha una reserva en un hostel de El Calafate de antes de venir a Argentina, lo tenemos el día 4 por lo que tenemos tres días para hacer actividad por Bariloche y que mejor actividad que escalar? :D


Por ello nos acercamos a una tienda de camisetas donde además venden la guía de la zona, que regenta un peculiar escalador argentino con el que entablamos agradable conversación. Cerro Tres Picos.


También usamos la tarde para buscar un plumas para Yago, ya que al parecer perdió el suyo en nuestra estancia en el Refugio del Frey y sin plumas en El Chaltén posiblemente pocas actividades podríamos hacer.

No obstante hemos contactado con un chico de la zona, llamado Alan, que sube a menudo al refugio, y que nos asegura haber visto una campera de plumas colgada en uno de los percheros, pero hasta seguramente hasta la semana que viene no subiría de nuevo, por lo que para el viaje a El Chaltén no la tendría casi con total seguridad.

No perdemos la esperanza.

Buscamos en tiendas de segunda mano y finalmente se decanta por una similar a la que tenía a un precio muy bueno, de la marca Adidas.



2 Febrero 2017
Siguiendo los consejos del dueño de la tienda Cerro Tres Picos de Bariloche, donde además de algunas camisetas le compramos la guía de escalada, nos acercamos al Cerro López.
Para ello hay que tomar dos colectivos.

En el colectivo 20 camino de Colonia Suiza

Primero el 20 luego el 10.

Esperando el 10

Donde te deja el 10 hay que caminar hasta llegar al hotel, entrar en la zona del hotel y llegar cerca del lago.


Antes de entrar en la playa, a la izquierda, encontraremos un puente de madera con un cartel indicando Brazo Tristeza. Continuar el camino y cuando veamos una valla de madera a nuestra izquierda tomar la senda que asciende.

Comenzando a subir hacia el Cerro López

Hasta aquí bien, pero tras esto y ya con el día avanzado el calor empieza a ser realmente sofocante.

Muro del Hotel del Cerro López visto desde la playa del hotel
Nuestra vía, Bolsoneros Reloaded, va justo por donde apunta la copa del árbol del centro

No obstante seguimos con el plan en busca de la vía elegida. Bolsoneros Reloaded.

La cascada

Por lo visto, tras pasar una cascada hay una picada que indica una trepada por un muro.


Por aquí no.


Por aquí sí.

Tras varias vueltas e intentos, por fin descubrimos cual es el muro, de unos 20m, que tiene algún paso aislado de IV+ donde no debes caerte…
Tras uno de esos pasos veremos un descuelgue de dos puntos.


Aquí estaremos en la terraza de arriba que lleva a la zona de las vías que buscamos.


Cuando por fin llegamos a pie de vía el calor es asfixiante y no corre nada de viento.

Un Cóndor nos observa desde las alturas

¿Te acuerdas en el Frey con el viento? ¡Como lo echo de menos ahora!

Hemos tardado entre unas cosas y otras 2h de aproximación.

Es lo que tiene visitar sitios nuevos y sin gente.

De nuevo soy quien va de primero.


El largo es muy bonito y de un grado amable y bien ajustado. Lo malo es que a pesar de habernos traído varios friend, al ser una roca de tan buena calidad, no entra nada y hay mucho aire entre chapa y chapa. Y no solo eso, el grado es obligado (6a+) ya que no hay chapa en los pasos más difíciles, lo cual me hace pensar que la vía está abierta desde abajo.

Ya en la reunión el calor me destroza. Voy tapado hasta las cejas para no abrasarme.


Yago también ha estado al sol, abajo y duda de si le llegará el magnesio para terminar la vía.


Tras una corta discusión decidimos bajarnos antes de morir cocidos en el oscuro granito.

La reunión en la que estamos son dos chapas unidas por un viejo cordino.


Asi que hago uso de la navaja, cambo el cordino por uno nuevo junto a un maillón, para bajarnos del horno.


¿Dónde están esas nubes cuando se las necesita?

Tras el rappel, bajamos de nuevo hasta el descuelgue que hemos visto y bajamos hasta la poca definida senda.


Pasamos la cascada, donde Yago decide meter la rodilla para calmar un golpe que se ha dado al caerle una piedra suelta según bajábamos.


Luego a la laguna y allí a hidratarnos mientras esperamos al próximo colectivo y escuchamos grandes clásicos del rock que tienen puestos en el bar.


Después de dar cuenta de un par de clásicas y unas milanesas, nos vamos a la parada de bus.


Estamos en estas cuando vemos salir del parking del bar una pickup que nos pita y saluda. Se trata de uno de los clientes con los que hemos intercambiado unas frases en el bar.

Yago le hace un gesto para que nos lleve y el tipo para.

- ¿Dónde van?
- A Bariloche
- Os puedo dejar en la parada del colectivo...
- Genial!

Durante el corto viaje el amable conductor nos cuenta parte de su vida, al igual que nosotros.
Resultó ser un músico que toca en la filarmónica!
Nunca lo hubiera imaginado la verdad.

Ya en Bariloche, toca descansar un poco y decidir qué hacer mañana. El último día de actividad en la zona antes del viaje a El Chaltén, donde teníamos preparada otra gran aventura.


Continuará…