6 de julio de 2009

PSYCHOINCREASEHEATBLOC (JAVEA, ALICANTE)

Los gatos aun secándose, las pequeñas heridas de las manos y piernas aun cicatrizando y en la mente una nueva experiencia que asimilar y que acumular para hacer más rica mi vida.

La propuesta salió de Facebook por parte de Nell y muchos fuimos los interesados en probar sin tener que coger un avión eso que llamaban Psicobloc.

Un poco a la expectativa y otro poco de incertidumbre hacen que adjunte al equipaje el material de deportiva, por si aquello no es lo mío. Pero no lo saco en todo el finde.

¡Me encanta!

Viernes 3
Tarde para evitar caravanas salimos el segundo coche fletado hacia Valencia, donde se ha dirigido el primer coche y donde Belén disfruta de un apartamento que muy amablemente nos ofrece como estancia.



Siete personas nos juntamos y repartimos por la casa para pasar la noche y luego viajar la casi un a hora de camino hasta Jávea, lugar donde se encuentra la zona en la que nos vamos a estrenar.

Sábado 4
Para mi que duermo en la terraza a amanece muy temprano pero perreo hasta que los gritos de los niños de los vecinos consiguen que de un respingo encima del saco.
Tras desayunar y acicalarnos un poco comenzamos el viaje hasta nuestro destino, amenizado por estupendas fruteras que venden: Melones, sandías y peras…jejeje.

El sitio de referencia es le pueblo de Jávea, pero el lugar concreto donde vamos es al Cabo de la Nao, a las playas de Ambolo.



A una velocidad normal sin grandes números, en 5horas y media se llega desde Madrid, por lo que es una palicilla de coche para un finde, pero bien repartido merece la pena hacerlo de vez en cuando.



Nuestro guía Sergio (alias Sarky) nos lleva sin problemas al lugar desde donde se accede.
Hoy iremos a la del lado derecho, donde no hay playa en si, tan sólo una gran roca en forma de plataforma que ofrece poca sombra, tras una pronunciada bajada por escaleras de bloques de hormigón de unos minutos.
Allí ya hay gente dándole pegues con barcas hinchables, pero tampoco mucha. Esto no es para no iniciados.
Aquí la cosa casi siempre desploma y hay que apechugar con el seguro chapuzón que te darás, a veces más alto de lo que tu coco racional te permitirá.


Foto de Nell

Más que la dificultad técnica la cosa va de rollo psicológico ya que tu sentido de supervivencia te dice que caerse desde más de 3m no va a ser bueno, así que hay que arriesgar si o si.


Foto de Nell

Nosotros vamos sin barca…bueno llevamos una Total brutal, que es para niños, pero que nos viene muy bien para poder acercar las cosas a la cueva de Ambolo a la izquierda (según se mira al mar) sin que se mojen. Como una magnesera, una toalla y la imprescindible cámara de fotos de Nell, de la que saldrán las mejores fotos del finde sin duda, ya que se puede colocar en lugar privilegiado para plasmar los instantes de las decenas de intentos que hacemos para conseguir sacar unos pocos de ellos.



Foto de Nell

Cuando dan las 16.00 de la tarde, decidimos añadir energía en forma de embutido y otras delicias culinarias y que gracias a unos chavales que nos dejan su barca como protección no acabamos crujientes como pollo asado durante la comida y es que allí pega el sol como si estuvieras metido en una plancha de una cocina
Poco rato después volvemos a darle más pegues a la agradecida y adherente roca, esta vez ya a en el lado derecho.



En este hay una travesía que a ojo de buen cubero, al menos hasta donde lo consigo hacer yo, debe rondar el 6b+?, pero por lo visto, según Alberto, tras estos pasos venían unos aun más duros, así que lo mismo es más grado si se termina, cosa que no conseguimos ninguno de los presentes.



Frente a esta hay otro divertido Psicobloc, de interesantes movimientos de salida que te llevan a lo alto del lado derecho del acantilado, donde si sigues caminado por arriba, encontraras unas cuerdas por las que bajas y puedes hacer una travesía de unos 30 o 40m por lo visto más sencilla de lo que parece pero que tiene el inconveniente de que si caes al comienzo, es difícil (que no imposible) volver a subir por lo que te tocará nadar seguramente hasta el comienzo, donde dejaste las mochilas.



Alberto y Sergio se la meriendan en las dos direcciones y Nell y yo nos la hacemos pero no entera. El coco manda sin duda.

Tras dar las 19.00 recogemos y nos vamos a tomarla al paseo marítimo de Jávea, donde Albero y yo nos despedimos del resto ya que hemos decidido quedarnos por el paseo a tomarnos alguna más.



Luego iríamos a ducharnos al camping el Naranjal, donde nos sorprende lo lleno que está, la calidad del mismo, aunque no es barato precisamente, pero con servicios cuanto menos curiosos, como el Karting. También tiene mini golf, una peazo piscina, amplias plazas y muchísimos ingleses alojados y hasta alguno haciendo negocio vendiendo bikinis, bolsitos, etc



Domingo 5
Esta vez la idea era ir a la misma playa de Ambolo a la que nos cuesta llegar ya que las indicaciones son escasas y sólo la intuición y preguntar consigue que finalmente encontremos el camino a la playa, que es nudista por cierto.



No, no hay fotos de cerca marranotes/as ;)

La mala nota es que antes de que lleguemos a la playa, me veo obligado a parar la furgo y dejarla que descanse unos minutos ya que la tempe del motor ha subido a más de 100ºC en pocos km y parece que el ventilador se niega a funcionar.

¿Llegaremos a Madrid?

Con la incertidumbre de que sería un viaje delicado de vuelta bajamos por las escaleras que dan acceso a la playa y luego la cruzamos hasta llegar a una zona de rocas, donde se marca un camino que sube y baja evitando las dificultades, que tras unos 35min te deja enfrente de la Isla de Descubridor, donde pretendíamos quemar nuestros últimos cartuchos.



Alberto y yo nos adelantamos y luego llegan el resto cuando nosotros ya hemos estado casi un par de horas dándole a varios Psicobloc.



Un poco de jugueteo, unos saltos, unas travesías y unos “empujones” después,...



... nos estamos despidiendo del resto para comenzar el regreso que por suerte sólo supone controlar las revoluciones del motor sin pasar de 2300rpm para evitar calentar el motor. El aire generado por la velocidad haría el resto.

Ahora tengo a la niña en el especialista y está viendo que tiene y como solucionarlo.

A ver si esta vez no se funde un sueldo.



Consejos y apreciaciones tras la visita:

Llevate los gatos peores que tengas ya que les darás una buena zurra. No obstante que sean cómodos y mejor de cordones para no perderlos tras la caída.
Aunque se supone que no hay rocas peligrosas, unas gafas de buceo serán herramienta interesante para caer con la seguridad de no troncharte contra una de ellas.
Una sombrilla vendrá muy bien para cuando descanses entre pegues. La zona está preparada para ponerlas en unos tubos metálicos que hay en alguans rocas.
Una barca de plástico hinchable de 200x100cm cuesta 18€ en los chiringos del paseo marítimo. Nosotros no la llevamos y puede ser muy interesante para probar bloques que están algo alejados o sencillamente para poder descansar entre pegues sin tener que salir de nuevo.
El bañador mejor que sea por encima de la rodilla ya que salir del agua con uno más largo se te llenará de agua y te será muy incomodo salir hasta que se vacía.
Las motos de agua están de moda en la zona y más cuando encima hay gente escalando que hacen que los curiosos motoristas de agua se acerquen demasiado. Lo malo, a parte del ruido, es el peligro que genera que esta gente pase a toda pastilla tan cerca. Sobre todo en la Isla de los Descubridores donde no se puede pasar a ella por lo peligroso que resulta cruzar a nado hasta sus ¿pies de vía?.
Con una barca mejor ya que al menos te ven, pero aun así sigue siendo peligroso.
En esta misma zona no será extraño ver a chicas y chicos escalando en pelotas al lado tuyo. No es una actividad muy recomendable ya que la roca pincha en muchas zonas y así lo demuestran nuestras piernas.

11 comentarios:

Cachorro dijo...

Joder macho, ya es curiosidad, la semana pasada la pasé entera en javea y llevo veraneando allí desde hace.... de toda la vida vamos, estuve por la cala granadellas y ambolo buscando donde hacer psicobloc... pero no vi a nadie ni tenia guia y mi ahora mujer no veia factible pasar horas viendome caer... pena la mia de saber que eso se practica allí mismo y no practicarlo joer...... pero bueno, a ver si hay suerte y repetiis... ;) saludos!!!

Alex dijo...

que guapoooo vlady!!! me lo apunto para un finde de "descanso" aunque miedito me da pensarlo, de todas formas este post refuerza mi idea de ti, escalador polivalente...jejeje
te han faltado las fotitos de la gente escalando en pelotas...

Historias de montaña dijo...

Qué hay:

Cachorro: No creo que tardemos mucho en volver por allí, ya con barca hinchable para llegar a otros Psicoblocs. Como tengo tu mail te aviso por si te animas. ;)

Alex: Jajaja, no era plan de hace fotos a las muchachas, pero estoy seguro que no les hubiera importando, según se presentaron en las piraguas… Polivalente? Que va, que va, sólo que me gusta probar cosas nuevas. Anímate a ir que aquello es un flipe para el bloquero con tobillos débiles! ;)
Salu2

santi8a dijo...

muy guapa la zona, si señor!

Historias de montaña dijo...

Qué hay Santi8a:

Merecedora de al menos una visita ;)

Salu2

Cachorro dijo...

avisame porfa que sera como ir a mi segunda casa y encima a escalar.... ¡flipoló!!! jejeje

Historias de montaña dijo...

Eso está hecho ;)

Salu2

Diego dijo...

Una foto con unas gafas de bucear en pleno paso blokero hubiera estado genial, jajaja.

Lo bueno es que en las caidas, siempre y cuando haya la suficiente profundidad...No son tan petantes para las articulaciones inferiores. Eso sí, la paliza de caer y volver a empezar después de unos metritos nadando...

Otra experiencia más que te has llevado.

Oye, el magnesio una vez mojado ¿sirve de algo?

Salu2

Historias de montaña dijo...

Qué hay Diego:

En realidad si que hay fotos con las gafas, pero son de esas de solo los ojos, con las de tubo y nariz puedes ser algo incómodo jajaja.

Sobre el magnesio, debes olvidarlo. Solo podrás usarlo en sitios donde puedas acceder andando y no desde el agua, por lo que escalas con las manos mojadas y los gatos también. Pero es una roca muy agradecida en cuanto a adherencia y en poco rato no notarás la falta de magnesio.

Te lo recomiendo encarecidamente.

Salu2

Fer dijo...

Las fotos con el azul de mar son alucinantes.
¡Con cuánta buena gente te juntas!

Slds

Historias de montaña dijo...

Qué hay Fer:

En el fondo se veían verdes turquesa y parecía que estabas en otro país.

La gente? parte de la mejor que conozco ;)

Salu2