2 de julio de 2009

ZAP-O-MAT DE EDELRID (PRUEBA DE CAMPO)

Una prueba de campo esperada por muchos, que he decido que salga a la luz ya, por que después de mucho intentarlo, nadie se ha animado a probarlo más a fondo.
De las pruebas que quería hacerle me ha faltado la de usarlo en vías de varios largos y la de una gran diferencia de pesos entre escalador y asegurador.
No obstante, la he probado en varias caídas. Como asegurador y como escalador.



PROBADORES
Para las pruebas, pensé que lo mejor era que no solo diera mi opinión personal, sino también dejarlo a los compañeros para ver sus reacciones y que me dieran su opinión tras el uso.

De entre estos “probadores” los hay con sobrada experiencia de muchos años y también de los que no llevan a penas un año.
En ambos rangos las respuestas han sido muy parecidas. El aspecto plástico desanima.

Ya lo decían en el A Fondo de Cuadernos Técnicos de hace unos meses. Estamos acostumbrados a usar sólidos metales en nuestros aparatos aseguradores y en el caso del Zap-o-mat, tiene varias piezas de plástico que le dan una imagen que no convenció a ninguno de los que lo usaron.

USO E INSTRUCCIONES
Las instrucciones al venir de Alemania, son un poco confusas debido a la traducción. No obstante los dibujos son bastante claros para entender el uso de aparato asegurador.

De este uso, quizás lo que no dejan nada claro, ni los dibujos, es para qué sirve el botón que bloquea la pieza móvil interior.
Para ello me puse en contacto con la empresa y de paso solucioné otras dudas.

Al parecer el botón verde lo que consigue es bloquear esta pieza para que la caída sea más dinámica, es decir que la cuerda tarde más en frenar ante una caída ya que este queda en su posición máxima de frenado.
También para cuando se usa con cuerdas más gruesas y para cuando es una vía o un tramo en el que el escalador va más rápido y se requiere de mayor velocidad en dar cuerda.



No es un aparato automático, es decir que debemos tener agarrada la cuerda siempre y estar atentos.


No es un aparato para principiantes.

Pasemos al desglose de la experiencia con los apartados de “mejorable” y “bueno”

LO MEJORABLE
Si no guías bien la cuerda, en el descenso del compañero, por la corta acanaladura, se rizará irremediablemente. En las instrucciones no avisa de ello.


El aspecto frágil de aparato, hace que todo aquel a quien se lo he dejado usar, hacen que duden de su seguridad.

No es intuitivo el gesto de uso y la mayoría no consigue hacerse con él en la primera vez.

Todos (incluido yo) cuando termina de usarlo, se quita el mosquetón del arnés para sacar la cuerda. Manías difíciles de quitar, aunque no es necesario.

En los descensos del compañero, hemos notado, todos los que lo usamos, que no se bloquea de manera automática, es decir, que si el que está escalando se cuelga sin "tirón" y el asegurador suelta la cuerda, está no se frena y comienza a deslizarse.
Con esto tuvimos un problema en una vía en el Muro del Snoopy, en la Pedriza, donde hay que asegurar con una "rimaya" a los pies de varios metros y que debido a un fallo mío, (me enganché con la cuerda del compañero cuando estaba casi a su lado) este casi cae a la rimaya, al soltar la cuerda para estabilizarse ya que esta se deslizó completamente, hasta que volvió a apretar la mano para agarrarla.


LO BUENO
Su indudable ligereza.

Su poco volumen.

El no tener que desengancharlo del arnés para sacar la cuerda.

Uso con cuerdas de variados diámetros.

En las caídas, el seguro frena casi automáticamente, consiguiendo que el que vuela, tenga la sensación de absorción de la caída más acentuado.
El que asegura, también recibe menos tirón y a pesar de las largas caídas ni siquiera te mueves del suelo, por el "impacto".
La diferencia de peso no era mucha entre ambos en la s prubas, pero si que se notó una diferencia clara con otros aseguradores en este aspecto.
Esto es debido a la pieza móvil que lleva el Zap-o-mat en su interior, que acciona un muelle con la tensión de esta por la tensión.

RESUMIENDO
Debido a la falta de gente que no quiere que le asegure ni asegurarme con el Zap-o-mat, me he visto obligado a guardarlo en el baúl de los recuerdos.
No me parece un mal freno pero tiene aun varios aspectos que en mi opinión deberían mejorar que resumo a continuación.

1. Como es el cambiar esas piezas de plástico por metal a pesar de aumentar su peso en post de una imagen comercial más “segura”.

2. La acanaladura de la cuerda debería ser más larga para conseguir que la cuerda no se de la vuelta y produzca un bucle que riza la cuerda si no la guiamos.

3. Y por último conseguir que sea más automático para que llegue también al público que está empezando.

7 comentarios:

Diego dijo...

Hola, unas preguntillas.

¿Permite asegurar a un segundo desde la reu?
En cuanto al precio, comparado por ejemplo con el Gri-Gri, qué tal?
Para proceder a su limpieza, ¿quedan visibles las acanaladuras internas por donde va la cuerda para poder cepillarlas?

Aunque en deportiva no se escala con cuerdas mojadas, estaría saber que tal las frena, nunca se sabe!!

Bueno saber que no frena si no tiene el cabo de cuerda de freno el asegurador trincado (yo no lo suelto ni con el grillo, pero bueno) a no ser que haya un tirón fuerte del que escala.

Salu2.

tortuga dijo...

Muy bueno tu posty no la verdad es que no me ha convencido, lo he visto un par de veces y me ha picado la curiosidad, pero va a ser que no eh, me quedo con lo que hay.
A cuidarse

Historias de montaña dijo...

Qué hay:

Diego: Permite asegura al segundo de cordada si. Lo explica muy bien en las imágenes de las instrucciones.
Yo lo compré en Barrabás por 62€. El Grillo es más barato actualmente, lo he visto por menos de 60€.
Sobre la limpieza no me lo he planteado la verdad, pero me parece interesante. La respuesta es si.
Con cuerdas mojadas tampoco lo he probado. No te puedo decir.

Tortuga: Gracias! Esperaba poder haber sido más completo, pero tras 6 meses de pruebas e intentos de que la gente lo usase solo he podido dar estos datos.

Salu2

labola8 dijo...

En la revista Campo Base de este mes hay una gran columna (te partes de risa) del maestro Jordi Corominas que va muy bien con el post. Habla acerca de los nuevos aparatos que nos van a resolver la vida y, más en concreto, de sus instrucciones (las traducciones a veces son penosas) y como entenderlas.
En cuanto a éste aparato: ¿son claras las instrucciones? Para mi gusto, los mejores en explicar las cosas de manera clara y concisa son los de Petzl.

Saludos!

kili dijo...

muy bueno tu analisis. estoy de acuerdo contigo. con lo engorroso que es prefiero el abs

Historias de montaña dijo...

Qué hay:

Bola8: Como apunto en la prueba, no son claras, pero los dibujos (tipo Petzl) si que aclaran bastante.
Una mejora que estría bien es que añadiesen un CD (pequeño) con vídeos explicativos del uso, sobre todo para aparatos que sean poco intuitivos, con explicaciones del porque no se debe usar de una manera u otra.
Intentaré leer la columna del amigo Corominas ;)

Kili: Gracias! Siempre intento ser lo más objetivo posible y decir lo que no me convence, aunque así nunca consiga que las empresas me dejen material (y luego quedarme con él) para probarlo como llevo intentando desde hace años a cambio de darles publicidad.
No he probado el ABS, pero tengo constancia de que es un buen freno para cuerdas simples.

Salu2

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.