3 de octubre de 2017

IDEA PEREGRINA 2 (LA CAMORZA MENOR ESTE)

Antes de nada, informaros de que el concurso se ha declarado desierto debido a la falta de participación, supongo que por la dificultad y exigencia de este, por ello no voy a sacar un post especifico y paso a contaros esta nueva actividad que hice el día 29 de septiembre con Yago.


Quien haya estado en el Gusarapo escalando es muy posible que haya reparado en el marcado espolón de la Camorza menor, conocida por las placas equipadas de su cara casi Norte.
Y si eres como yo, te habrá pasado por la cabeza subir por ahí, pero la incertidumbre ha hecho que no te animes a ello.


Esta era la primera actividad, en condiciones, que hacía desde que nació León y tenía muchas ganas de cumplir con este antiguo proyecto que me rondaba la cabeza desde hacía tiempo.

Sabía que la actividad iba a ser más trepar que escalar ya que la inclinación solo ofrecería algunos tramos con escalada casi buscada, pero luego nos sorprendió, a Yago y a mi, que no encontrásemos pasos muy chulos y merecedores de ser contados por si alguien quería animarse a subir por aquí ya sin tanta incertidumbre.

Decir que somos los primeros en subir por aquí sería demasiado egocéntrico. Algo tan evidente tenía que haber sido inspeccionado por los curiosos ojos de algún escalador en el pasado.

Para preparar el recorrido aprovechamos las mejoras en el actual Google Earth que tiene una calidad sorprendente, al menos para poderse hacer una idea de lo que nos íbamos a encontrar, aunque al no disponer de detalles en relieve de los bloques solo era algo orientativo para poder subir con ciertas garantías de éxito.


Cuando nos vamos acercando, no podemos evitar pararnos a recordar “Idea Peregrina (1)” que hicimos hace ya tres de años.


En esta ocasión el plan es similar: Intentar subir en línea recta hasta la cumbre de la Camorza Menor subiendo por su marcado espolón de la cara Este.

Bastante diferente, esta nueva “Idea Peregrina” no tiene tantos metros de recorrido y de desnivel. Por el contrario, requiere de mayor astucia porque seguir un camino recto lo hace más complejo por  algunos tramos, no por el posible grado de dificultad, sino por los arbustos y zarzas que nos encontraríamos en nuestro camino.

De otra vez que he estado por este lado de la Camorza, cuando estaba sacándome el título de TD2 de Escalada, recordaba que tenía un acceso sencillo desde las casas que lindan con el rio y con la Ermita de Peña Sacra.


La memoria me da una alegría y encontramos el acceso a la primera.
 Para ello y si queréis repetir la actividad hay que dirigirse a la Calle Virgen del Puerto 13 donde hay una valla que tiene un paso y un cartel del parque del color azul.


Desde aquí seguimos el poco marcado camino en dirección Norte paa bordear unos peñascos y cambiar de dirección yendo hacia el Sur hasta dar con las enormes placas divididas por una canal poco profunda.


Esta parte se hace caminando por las rampas que en algún tramo se inclinan lo suficiente como para ir con cuidado (IIº).


Guiados por esa rectitud, tras unos 100m llegamos al primer paso “obligado” que decidimos hacer encordados aunque con las zapatilas FiveTen en vez de los pies de gato.


El terreno es arenoso, con algunas zarzas, pero sencillo de proteger y escalar.


Calculamos que el grado no pasa de algún paso aislado de Vº pero en su mayoría IVº.


Yago es el encargado de este largo de unos 25m hasta donde monta reunión.


Aquí cambiamos “el cabo del respeto” y comienza mi largo, corto y muy bloquero.

Comienzo por un paso de V+ expo ya que si fallas inevitablemente caes en la repisa donde Yago esta, porque es justo el paso de salida para incorporarse a un pequeño espolón.
Lo siguiente es otro paso de esos altos que si ers bajoto debrás hacerlo dinámicamente.
La falta de posibilidad de asegurarlo, hacen que me decida por bordear el bloque por la derecha según se mira el espolón.

Esto obliga primero a destrepar un poco y luego subir por un corto OW al que le gustan los pantalones largos y si no los llevas las rodillas y tobillos.


Una vez superado llega otro paso para altos. Yo lo hago dando un salto entre ambos bloques.


Al llegar al otro bloque descubro que hemos llegado a lo alto de un grupo coronado por una piedra caballera que forma dos puentes de roca en su base. Desde aquí hay que rapelar o hacer un expuesto destrepe de unos 5m.

Montó reunión laceando el puente de roca más cercano a Yago y le aseguro.


Una vez arriba ambos, decidimos rapelar desde el otro puente de roca que queda al otro lado, en dirección a la ascensión del espolón.


Desde aquí ya vemos las placas de la cara Norte, lo cual nos indica que estamos casi a la mitad de la cima.


Por aquello de la redundancia aseguramos la cinta tubular que abandonamos con friend del nº 2 de Camalot para el que baja primero y prueba el rapel. En este caso Yago.


Yo bajaría solo con la cinta.


Cuando estamos abajo descubrimos que el siguiente tramo de frente esta obstaculizado por un grupo de árboles que nos impide pasar por la debilidad de la pared. Por ello decidimos bordear por el lado derecho donde descubrimos una reunión equipada.


Se trata del final de la vía de más a la izquierda de la placa llamada “En peores plazas hemos toreado” según la biblia.

Desde aquí comienza una manta de musgo gobernada por una fisura ciega, por la que decido subir.


A lo lejos, muy a la derecha, se puede ver una chapa, a unos 10m de donde estamos y sin posibilidad de colocación de seguro flotante alguno.

Sin mucho pensar (Less thing Climb more) me “lanzo” a la aventura, a por esa lejana chapa.

Calculo que los pasos no superan el V+ pero la manta de musgo lo hace bastante expuesto y algún sustillo en forma de resbalón me pone en mi sitio…pero más abajo.


Al llegar a la chapa veo que es un spit.
Más tarde ya en casa vería en la biblia que se trata de la vía “Al Loro que me desadherencio”…si como el blog de Diego y Laura!

Otro seguro poco seguro

Desde aquí se pone algo más sencillo pero la manta de musgo sigue latente hasta la reunión que descubro más arriba. También de spits, pero con doble argolla.

Por aquello de poner algo más, pero como es obvio si saltase la reunión completa el saque al Alien sería brutal

Según guía son de 1999, pero el óxido ya se ha poderado de ella y ofrece dudosa confianza, por ello “refuerzo” en la única posibilidad que hay cercana ya que es una reunión semi-colgada.


Desde aquí y una vez Yago en la reunión cambiamos la cabeza de cordada y se adentra en lo desconocido.


Pero antes tiene que pasar lo que consideramos mayor dificultad de Idea Peregrina 2.


Se trata de una bavaresa de 6a de autoprotección con repisa cercana y por lo tanto sin posibilidad de fallo.

Yago tras darle unos tientos decide irse por el lado izquierdo y dejarme a mi probarla de segundo.


De nuevo otro collado con árboles obstaculizando la debilidad de la pared.


Hacemos una trepada arrastrando la cuerda pero sin asegurar unos 15m hasta encontrar otro colladito del que aseguro a Yago.

Este se hace casi 35m con solo un tramo de fisura escalable y destrepes entre bloques.


Desde donde se para parece verse la cima de la Camorza Menor.


Tras enfrentarme a una pequeña trepada de IVº descubro que se trata de una antecima llena de pasadizos que te llevan a ver la cima principal que está pasada una marcada canal a 35m de Yago.


Aseguro a hombro a Yago, ya que es sencillo y sin posibilidad de caída, y desde esta antecima recogemos cuerda, repartimos equipo y nos vamos a la cima en sí.


Haciéndonos la foto de rigor y dando por finalizada la escalada de Idea Peregrina 2 con 5h de ascensión, 433m recorridos y un grado máximo de 6a.


Disfrutamos de las vistas durante un rato.


Y bajando raudos al coche para luego darnos un pequeño homenaje en el primer bar que encontramos abierto.


¡Qué la disfrutéis si o animáis a repetirla!

3 comentarios:

Rafael García dijo...

Buenas tardes Vladimir, esta mañana Fernando y yo(Rafa) hemos repetido la vía, nos ha resultado fácil de encontrar y de navegar, siguiendo tus indicaciones.
Cómo llovió ayer, no hacía día de placas musgosas, así que subimos por una fisura herbosa a la izquierda de la placa, pegada al diedro, siguen pasos de chimenea y fisura por distintos bloques (V/V+, en su mayoría IV).
El destrepe desde la cima hacia el collado, lo hemos hecho bordeando por la izquierda y ... enrrisque al canto, dos rapeles, uno cortito de un bolo y otro de unos 10m de una seta, para salir del paso. Así que mejor destrepar por la derecha.
Un saludo y gracias por la reseña.
Rafael García.

Vladimir Bustóf de la Sousa dijo...

Qué hay Rafael,

Nos alegra mucho a Yago y a mi saber que la habéis escalado. ¡Si no hay nadie más que lo reclame, sois los que se llevan la primera repetición!

Era complicado seguir la misma línea, pero veo que os las ingeniasteis para salir por arriba librando de esas pacas musgosas y húmedas por la reciente lluvia.

Lo de la bajada también ostros casi pecamos de bajar por el lado izquierdo, pero gracias a que habíamos estado escalando en esa parte de la ladera hace unos años sabíamos de lo escarpado de la zona.

No sé si conoces “Idea Peregrina 1”…también recomendable aunque mucho más larga y de mayor dificultad.

Comentarte que ya tenemos en mente el recorrido de Idea Peregrina 3. En cuanto los astros se alineen a por ella iremos y también publicaremos reseña.

Sal2 y gracias por compartir vuestra experiencia!

Rafael García dijo...

"Idea peregrina 1" es harina de otro costal, más dura físicamente, más difícil de navegar y me malicio que con mayor grado de dificultad.
Quien sabe quizá algún día...