8 de febrero de 2016

EL BUSCADOR DE VÍAS 1/3 (PLACA DE CHAMORRITOS, CERCEDILLA)

Comienzo esta serie de tres post, en la que os contaré en cada uno lo que he encontrado durante varios días de investigación por la Sierra de Guadarrama para buscar nuevas zonas y vías de escalada, acompañado de Yator. Un precioso Labrador que es tan bonico como cabezón ;)


Para este primero, me he decantado una zona cercana a casa y a la que nunca había ido.
Aunque ya hay publicada una guía con la zona por parte de uno de los aperturistas, esta está desactualizada ya que hay al menos un par de vías más en la zona, abiertas por Miguel Barroso, además de que las reuniones están diferentes según pude ver comparando ambos croquis. El de la guía y el de Antonio.

Ya son varias personas las que me ha comentado que han intentado llegar a esta visible placa según nos acercamos a las inmediaciones de Cercedilla y que no han conseguido llegar, posiblemente porque su acceso no está nada marcado y por la escasa y poco concreta explicación en la guía.

Acceso:
Para llegar hay que ir, lógicamente, a Cercedilla y subir hasta la antigua estación de Camorritos. Allí aparcamos antes de cruzar las vías, procurando no molestar los diferentes accesos.
Una vez aquí veremos dos pistas. Una a la izquierda y otra a la derecha


Cogemos la de la derecha que pone Camino de las Encinillas en un cartel de madera con letras blancas.


Subimos hasta la barrera (5min), y cruzamos esta por la puerta (no se cierra automáticamente así que hacedlo para evitar que le ganado se escape), cogemos siempre por las marcas de GR (blancas y rojas).

Peculiar pino a la iizquierda del camino de subida poco antes de llegar al desvío del pino bífido.
Desde aquí se pueden ver las placas si nos salimos un poco

Aquí comienza una subida de esas que te obliga a ir lento. Sobre todo si vas con peso a la espalda.

Tras 20min de ágil subida (calcular 30min si vamos lentos), veremos esto de la foto de abajo.

La línea azul marca el recorrido a seguir para llegar al primer hito

Hay que ir atento porque es muy fácil pasárselo!
La clave es el árbol de la izquierda que como veis es “bífido”. Pero si también os fijáis a la derecha están las marcas del GR en un árbol. Si seguís el camino de las marcas no lo veréis! En realidad justo desde dónde está hecha la foto hay una bifurcación y hay que coger la de la izquierda para llegar al árbol bífido.
Ahí veremos el primer hito que nos indica el trazado a seguir.

No hay camino.

El pino bífido a la izquierda

Ni siquiera senda.


Lo que hay que hacer es seguir la curva de nivel, sin salirse de ella, y enseguida veremos más hitos que nos indican que vamos bien. Luego desaparecen durante un rato.


Al ser bosque cerrado tendemos que ir atentos.

Cuando ya veamos la pared, veremos más hitos indicando el mejor camino para subir a las placas de arriba (15min).


Total en tiempo desde que salimos del coche, calculad 45min si vamos ágiles y 1hora si vamos lentos.

Las vías:
Para esta búsqueda voy solo…bueno con Yator pero a pesar de ser muy listo no es capaz de asegurarme para escalar :D , de todas formas aquello está impracticable por la humedad…y con humedad quiero decir cascadas.


Y eso que hace días que no llueve! Pero al parecer se acumula agua por encima y está cayendo durante muchos días hasta que se seca. Por ello, si nos animamos a ir, debemos tener este dato en cuenta.


Solo se pueden hacer, con estas humerdades, las dos vias de la izquierda y el supuesto 7a de abajo. Eso sí, de este “7a” debemos saber que su reunión solo dispone de un punto de anclaje ¿?

La reunión del supuesto 7a con un solo párabolt

El croquis, actualizado, de abajo está hecho a partir de uno de mi amigo Antonio, a pesar de que en el croquis ponga que es de Miguel Barroso. Disculpad el error :/

Croquis actualizado de la Placa de Camorritos, Cercedilla 2FEB16

También anduve buscando más líneas por la zona y no vi nada más…lo cual no quiere decir que no haya, solo que no las encontré ;)

Que lo disfrutéis!

1 de febrero de 2016

INVIERANO (BLOQUE/BÚLDER Y DEPORTIVA, PEDRIZA)

Durante estas últimas semanas de este “invierano” sin a apenas precipitaciones, he aprovechado a sacar de nuevo los trastos de bloque y darme un paseo por lo que se conoce como La Dehesa, en las inmediaciones de La Peña Del Gato, en la urbanización del mimso nombre, en Pedriza, para hacer unos cuantos bloques de los que como es habitual en el blog, he reseñado con un croquis y en este caso hasta con un corto vídeo (3minutos) que os pongo casi al final del post para disfrute del personal…eso si, contiene el spoiler total de los tres bloques. Si los quieres hacer A Vista no lo veas.

No es la primera vez que voy a esta zona a hacer bloque y a escalar en deportiva, y posibleneye tampoco será la última.

Por si tienes interés en la zona de escalada deportiva que llaman "Peña del Gato" aquí están los croquis que publicaron hace ya muchos años en varias web.

Y aquí Antonio nos cuenta en su post cómo llegar a la zona de deportiva.
Estos bloques están de camino, salvo el caballito de Mar que queda a la derecha del camino y a unos 100m de los otros dos que os muestro abajo.

Salvo el bloque Tsumani* del Caballito de Mar, del resto desconozco los nombres y si los tiene.

 Caballito de Mar (Tsunami)

Placa (Tsunami)

Placa del camino

Los grados, como siempre, propuestas de ese momento.
La altura es aproximada. Quizá tenga algo menos o algo más. En cualquier caso, estos que muestro, son los que más me gustaron de los que probé y escalé ese día.


También os dejo un croquis de tres vías, que no salen en las guías, de la zona del Alcornocal en el sector del Gusarapo, con los grados propuestos que nos parecieron a nosotros (Yago y yo) en ese día.




*Tsunami: Bloque de altura considerable. Suelen superar los 5m y llegar hasta los 8m o más.

25 de enero de 2016

VIAJE AL PASADO (CABEZÓN DE LA SAL, SANTILLANA DEL MAR Y PENDES, CANTABRIA)

Hay viajes de muchos tipos. Viajes de escalada, viajes de trabajo, viajes de placer, viajes familiares, viajes solitarios, viajes en pareja, viajes culturales, viajes gastronómicos, viajes de reencuentros, viajes psicodélicos, viajes necesarios, viajes al presente, viajes al futuro y viajes al pasado.
Este que os cuento hoy es una mezcla de varios tipos pero quizá se acerque más a la definición de viaje al pasado ya que en el había un motivo inicial por el que ir a esta zona en concreto y era conocer el lugar donde había nacido mi madre.


29DIC15
Pero aprovechando que subíamos a Cantabria Ori yo, nos planteamos un par de objetivos más. El primero de ellos era conocer un lugar que seguro sería muy especial y no defraudaría.
Un lugar en el que esperabamos encontrar lo que encontramos.

Un bosque de Secuoyas gigantes.

El bosque se encuentra en el termino de Cabezón de la Sal.
Para llegar a él hay que salirse de A8 en la segunda salida que indica el pueblo. Una vez en la rotonda salir por donde pone Comillas (sí, donde la Universidad) y a los pocos metros encontraremos un pequeño aparcamiento y un cartel indicativo de la zona, a nuestra derecha.


El lugar dispone de acceso para personas con movilidad reducida hasta un punto del recorrido, y una plaza de aparcamiento para ellos.


Tuvimos la suerte de ir a la hora de comer y no había nadie.


Según avanzó la tarde llegaron más personas.


Esto hizo que el lugar fuera más espectacular todavía.


No es la primera vez que estoy junto a estas majestuosas obras de la naturaleza. En EEUU, de donde son originarias las vi en el Mariposa Park en California, en mi viaje al valle de Yosemite.

Igual que en aquel momento las sensaciones al estar cerca de ellas era como estar al lado de un viejo y sabio elefante.


Recomendable quedarse hasta que el sol se pone ya que la orientación del bosque hace que la luz sea espectacular.


Tras esta intensa visita a estos árboles que tan solo tiene, el más viejo, 76 años, según he podido leer en Internet, toca buscar sitio para dormir.


Ya sabemos que España todavía sigue muy atrasada en lo que respecta al respeto a los que viajamos en furgoneta y te sientes un poco incómodo con la sensación de que estás haciendo algo mal por dormir en tu vehículo, aunque generes otros ingresos como el hecho de cenar fuera o tomarte unas cervezas en los bares del pueblo más cercano.


Tras varias dudas al final aparcamos junto a la playa en una zona de tierra.



30DIC15
Al día siguiente descubrimos que estamos al lado de un camping, pero no nos dijeron nada.


Desayunamos sin dar mucho la nota y nos vamos al siguiente destino del viaje.


La Cueva de  Altamira.


Bueno, más bien a la reproducción ya que para la cueva la cosa está un poco complicada.


Para poder ver la cueva original, tienes que estar los viernes en el museo, adquirir una entrada y esperar al sorteo. Si eres uno de los elegidos pasarás junto a otras pocas personas durante un tiempo determinado.


Allí la historia de nuestros antepasados nos apabulla.


Tras la visita al museo entramos en la guiada de lo que llaman la neo-cueva que es una reproducción exacta de la cueva original y en la que no te dejan hacer fotos…lo respetamos a pesar de las tentaciones.


Tras esta no bajamos a comer al pueblo de Santillana.


Recibiendo regalos de los niños.


Comprando algunos regalos para el estómago.


Y disfrutando conscientemente de todo lo que nos rodea.


Siendo las fechas que son anoche súper rápido pero estamos cerca de nuestro tercer objetivo del viaje.


Conocer el pueblo de Pendes.

Nuestras expectativas sobre llegar al pueblo con luz se desvanecen ya que la carretera de subida es más lenta de lo esperado y con mucha curva, y cuando llegamos es justo cuanto cuando ya solo hay claridad y farolas encendidas, aun así nos acercamos a preguntar para que nos indiquen sobre la casa en concreto donde nació mi madre y la encontramos.

Algo decepcionados por la falta de luz y no haber podido hablar con casi nadie, decidimos dormir cerca del pueblo, un poco más abajo, para por la mañana volver con luz.



31DIC15
Al día siguiente a pesar de la lluvia de la noche, amanece un día extrañamente caluroso con el que nos animamos a subir de nuevo al pueblo donde sus gentes ya se han levantado y agradecen la visita.



Tanto es así que nos hacen de guías de la zona llevándonos primero a la famosa quesería de Pendes.


Y luego al Castañar, que está un poco más arriba, donde descubrimos un lugar perfecto para pernoctar.


Allí también descubrimos que hay una zona de escalada equipada de la que no he conseguido croquis a pesar de decirme los paisanos que estaban públicos en Internet.


Hacemos la corta aproximación a las vías del primer muro.


Por lo visto hay más al otro lado pero no las veo ya que no nos queda tiempo porque hemos quedado con uno de los paisanos del pueblo, y amigo de mi madre, para tomar algo en Potes antes de regresar a Madrid.


Prometiendo volver para entre otras cosas escalar en estas paredes de excelente caliza cantabra.


Gracias por la hospitalidad y la conversación recibida en este viaje al pasado.

Ahora toca volver a nuestra querída Sierra de Guadarrama a tomar las uvas con la familia y recibir el 2016.


18 de enero de 2016

COUNTERFLOW (CANCHO REDONDO - ZONA ERMITA DE PEÑA SACRA - LA PEDRIZA)

Es la segunda vez que voy por esta cercana zona y si no es por la entrada del blog que publiqué ni la recordaría ya que fue bastante fugaz, algo confusa y hace unos 9 años.
En aquella ocasión pocas fotos y ningún croquis, pero en esta quería al menos reseñar lo escalado.

Vista del Canto Redondo a la derecha, con la Ermita de Peña Sacra en medio

El motivo de la vuelta a esta zona conocida como Cancho Redondo, es que Yago estuvo con Kiko unos días antes y se dejaron un maillón en una de las vías que probaron y de la que aseguran era un “V+”.

Recordaba que la zona era de esas en las que la motivación se bajaba a los pies si te fijabas en el grado más que en la belleza de la línea, pero que Yago dejase un maillón en un V+ me parecía extraño.

Para llegar a la zona, si entramos por Manzanares el Real desde “la rotonda del montañero”, justo antes de cruzar el puente, nos metemos a la izquierda y luego seguimos recto siguiendo las indicaciones de la Ermita de Peña Sacra, que a veces es también el nombre de la calle.

Coger el desvío a la derecha en estos carteles

Si seguimos estas bien, la carretera se transforma en tierra. Aquí es donde se busca parqueo evitando entorpecer paso.

Vista desde donde se aparca hacia el Cancho Redondo

Desde aquí ya veremos El Bolo Redondo en la pradera, al fondo el Cancho Redondo, la valla de piedra y la puerta que prohíbe el paso. La única forma de llegar a esta zona es saltando la valla…si, así es. Y si hay otro paso nosotros no lo encontramos. Por ello con el máximo respeto cuando pasemos por allí para que no nos den el toque.


Un camino marcado en la hierba te lleva hacia el gran bolo, al que le surcan al menos dos rutas de artificial. Una con seguros más fiables que la otra y ambas atractivas para quien guste de estas artes.

Por la fisura que se ve va una de las dos líneas. la otra va por el lado contario.

Tras una corta inspección continuamos camino con animada charla.

Para llegar al Cancho Redondo hay que seguir este camino sin desviarse.

Vista del Canco Redondo desde moitad del camino.

Este va haciendo grandes zetas que evitan que la pendiente sea esfuerzo.

Poco después de coger el desvío a la derecha tendremos esta vista del cancho

En un momento dado y cuando vayamos por el camino hacia la izquierda según miramos al cancho, tendremos un poco marcado camino que sale a nuestra derecha. Hay que ir atento para no pasárselo!

Este te lleva ya con más pendiente y menos zetas a las inmediaciones de la pared.
Ya desde lejos hemos adivinado gente, entre voces y risas.

La cordada que estaba en las vías "fáciles". La chica está en el paso clave del 6b/6b+

Ya allí descubrimos que el maillón aun se mantiene en su sitio.

Me da que eso no es un V+, Yago – Le digo al ver el arranque que tiene la vía en cuestión.

Tras un vistazo a  los croquis de los que allí estaban (nosotros no llevamos) descubrimos que según guía es un 7a+ y que el V+ que pretendían está en la canal de la izquierda.

Después de un rato mirando decidimos subir por el V+ y al bajar recuperar el maillón pero mientras estamos en estas aparece una pareja (chico y chica), que se meten en el 7a+ (así, sin calentar) y nos dicen que nos lo recuperan ellos.
Aun así seguimos con el plan y nos metemos en la vía de la canal, que resulta estar semiequipada.

Sin mucha discusión me meto yo en ella con toda la cacharrería que habíamos traído ya que desconocíamos que nos íbamos a encontrar en una vía de auto protección en una zona de deportiva.

Colocandome el material a punto de empezar la vía

Resulta ser más vertical de lo esperado pero se protege a cañón.
Tras unas dudas al final salgo usando la última chapa del 7a+ ya que la protección antes de la reunión y el musgo me echan para atrás literalmente.

Yago concentrado a punto de darle a la vía

Luego le da Yago que no termina de cogerle el punto a la vía ya que con razón anda mosqueado con el grado de la guía.

Yago en el paso clave de la vía. El cambio de la chimenea a la fisura.

Tras esta vemos que las “fáciles” están cogidas por lo que volvemos a mirar la guía de los compañeros y descubrimos otra vía de cacharreo a la derecha con muy buena pinta.

Yago observando el comeinzo de la vía de los spit

Tras investigar un poco el recorrido y descubrir unos viejos, y ocultos por el musgo, spits, nos armamos de valor y nos metemos en esta poco actualmente repetida vía.

De nuevo subo el primero.

Yo limpiando de musgo los próximos pies

En cada paso de la placa inicial voy limpiando el siguiente para no caer tontamente sobre estas reliquias.

Increible y enorme seta antes de la fisura

El recorrido resulta ser muy bonito con peculiares formaciones, aunque tristemente olvidado.

Cuando llegas a la fisura OW, es cuando la cosa se pone más divertida y a medida que avanzas también más complicado.

En la fisura

La salida de la fisura, el paso final, “protegido” con otro spit, es aéreo a la par que musgoso, pero se hace bien.

La sorpresa viene luego cuando te pones a buscar la reunión y ves que no hay nada, salvo un árbol difícil de lacear por la cantidad de ramas bajas que tiene.

Destrepar o hacer travesía se convierte en una empresa algo expuesta y sobre todo dura por el rozamiento que ejercería la cuerda.

Al final decido seguir subiendo y ya arriba en una especie de plataforma tumbada veo una...reunión que puedo usar.

La oxidada reunión

La calidad de esta me hace dudar de su resistencia por lo que decido rapelar/destrepar desde esta para llegar a otra, de parabolt relucientes, que sé que está aunque no veo un poco más abajo.

Ya en la de abajo, monto reu en ella y Yago me baja.

Al llegar al suelo comprobamos que la cuerda llega justa por lo que el recorrido es de 35m. Cosa a tener en cuenta para repeticiones.

Por este tema de la falta de reunión (o de no haberla encontrado), a Yago le toca hacérsela de segundo.

Mejor atarse la cuerda con un ocho doble cuando queda tan justa. Nos ahorramos dudas y problemas

Cuando llegase a la última chapa de salida destreparía la fisura asegurado por la cuerda y entraría por el muro (ver croquis más abajo) chapado de otra vía.

Mientras, por fin se liberan las vías “fáciles” que precisamente van a esta reunión que tenemos montada.

Recuerdo que pasé por una de estas vías en mi anterior visita y también recuerdo que tenían un paso de bloque.

La luz se escapa rápido en invierno

Aprovechando que está la cuerda pasada, y que al día le queda poca luz, decidimos darle en toprope.

Yago comenzando el 6b+

Efectivamente la mente no me falla y me encuentro con el paso raro que hay que hacer en ambas vías ya que comparten ese tramo.

Yo intentado solucionar el técnico paso de bloque del 6b

El croquis con las vías escaladas y los grados propuestos.

El croquis de Cacho Redonodo, con las vías escaladas y los grados propuestos.

Tras esto y ya solos en la zona marchamos no sin antes pararnos un momento a hacer alguna foto al siempre espectacular atardecer en la Pedriza.

Atardece en la Pedriza

Y como no terminar con algo de comida y bebida para alegrar el estómago además de la mente.