24 de julio de 2014

40+1 (CUMPLEAÑOS)

Todos los años, este día, creo un collage con toda las cara de la gente que he conocido este año y con la que he compartido una historia de montaña, pero este año al revisar todos los post publicados durante esta vuelta al sol veo que no he conocido a nadie más, por lo que no puedo hacer el collage habitual.

Por el contrario lo que he visto es que he conseguido realizar varios proyectos que tenía en mente, conocer nuevas escuelas de escalada, escalar nuevas vías y todo compartirlo con los amigos de siempre.

Por ello el collage esta vez es de esos amigos de siempre con los que he compartido algo este año. Va por vosotros y cómo no por el bichito :*


Quizá esto sea hacerse mayor. Me gusta.

21 de julio de 2014

A VISTA MIENTO (VIANA DE JADRAQUE, GUADALAJARA)

Es una escuela de esas que siempre que pasaba por la A2, dirección a otro sitio, me decía “un día tengo que ir”. Pero es el típico sitio que no está tan lejos de Madrid como para pernoctar pero tampoco para planteárselo en el día. No obstante el martes 8 de julio Yago y yo decidimos romper con esa tradición y nos acercamos a Viana de Jadraque en el día con su consiguiente madrugón.

Tras 2h de ameno viaje y guiados por el último especial escuelas de Desnivel, llegamos al pueblo de Baidas que está poco antes de llegar al pueblo de Viana de Jadraque, dónde al parecer hay unos croquis en un bar junto a la estación de tren, que se llama “La  Estación” con el planteamiento de que quizá podamos adquirir un ejemplar si lo venden.

Pero tras preguntar a las gentes del lugar no informan que el día 1 de julio había cerrado dicho bar!


Total que sí o sí nos tocaría escalar a vista o aconsejados por algún local que estuviera por la escuela.

Esta escuela se hizo famosa por la prohibición de escalar en sus paredes debido a que la gente metía los coches por el mismo barranco, siendo un terreno privado. Los dueños se cabrearon al ver además de que el terreno se estaba deteriorando la suciedad se acumulaba en la zona y finalmente se prohibió. Por suerte, con el tiempo, se llegó a un acuerdo y actualmente se deja escalar salvo en algunas zonas del comienzo del barranco en un muro rojo que queda a la izquierda por ser zona ZEPA.


Lo suyo es dejar el coche al comienzo del barranco o incluso para evitar el posible barrizal que se forma tras las lluvias, en el pueblo.
Hablamos que desde el pueblo serán 30min apox. de caminata sencilla por camino y desde el “pradillo” 5min a las vías más cercanas y 10min al sector dónde estuvimos nosotros.


Aun así vimos que algún coche se metió dentro del barranco al que los equipadores de la zona les dieron una “reprimenda” políticamente correcta.


Sin saber dónde nos metíamos decidimos buscar un sector dónde hubiera algo de sombra y sin quererlo terminamos en una pared muy interesante y bonita en la que pasamos el día.


Según fueron avanzando las horas empezó a llegar más gente entre la que se escuchaban comentarios del tipo “...es la primera vez que veo a tanta gente escalando aquí”.
Para nosotros era algo normal siendo de Madrid ya que tan solo éramos ocho cordadas!


Escalar a vista, sin mirar grados ni pensar en ellos es un tipo de escalada que me encanta ya que según vas haciendo vías te das cuenta de que la esencia misma de la escalada es eso.


Escalar sin pensar en límites ni medidas tan solo escalar por el simple hecho de hacerlo y luchar solo contra ti mismo.

Aunque al final somos humanos y nos gusta contabilizar todo lo que hacemos de una manera u otra y por eso hice este croquis (como suelo hacer con todas las vías que escalo), con un grado propuesto, que fue el que nos pareció a nosotros este día de escalada que pasamos en esta bonita y agradecida escuela de Guadalajara.



Volveremos.

16 de julio de 2014

LA NUEVA VÍA DEL PÁJARO, D.L.A.L. V+, AE* - LA PEDRIZA (VÍDEO)

Como no podía ser de otra manera aquí el vídeo de la apertura de la nueva vía del Pájaro DLAL.


D L A L from Vladimir Bustóf on Vimeo.
Apertura de una nueva vía en el Pájaro (Pedriza) por parte de Kiko Yago y Vlady.
Este que se muestra es el tercer intento a la vía en el que conseguimos pasar de lado a lado del pájaro saliendo de la cara Oeste y (casi) llegando a la cara Este del mismo buscando la manera más sencilla y lógica enlazando reuniones de otras vías.

Qué lo disfruten! :)

7 de julio de 2014

LA NUEVA VÍA DEL PÁJARO, D.L.A.L. V+, AE* - LA PEDRIZA (APERTURAS)

Todo comenzó con una conversación tras un día de escalada cualquiera recordando vías hechas en la que salió la que escalé con Diego y Ramón en 2010, en uno de esos días en que todas la vías asequibles del Yelmo están ocupadas y nos decantamos por una que había quedado olvidada y cruzaba el Yelmo casi de lado a lado. Os hablo de By The Face.


También salió en dicha conversación otra vía también olvidada en antiguos croquis, esta vez en el Pico de la Miel, donde Yago y yo nos arriesgamos a intentar escalarla con tan solo unos croquis fotocopiados en dibujo, de la primera guía de la zona ya descatalogada desde hace muchos años. La vía la llaman Cava Baja.
Con ello conseguimos en 2012, más o menos, seguir la larguísima travesía, con algunos destrepes de vértigo y escalar el Pico de la Miel de lado a lado.


El Yelmo, El Pico de la Miel…era como si de alguna manera faltase algo en esa lista. Faltaba otra cima mítica madrileña que completase una trilogía especial que quién sabe si con el tiempo se convertiría en tres vías de esas que solo algunos se atreven a hacer, por tener largas y expuestas travesías, en terreno muchas veces desconocido y con una buena lógistica detrás.
Quizá incluso podrían llamarse las Tres Travesías de Madrid o la TTM! :D

Estaba claro y lo teníamos en frente de nuestras narices. No hay pared más mítica y deseada en Madrid por todo escalador que El Pájaro.


Esta conversación ocurría a finales del año pasado y desde entonces me puse a preguntar a antiguos escaladores de confianza por si conocían la existencia de alguna cordada que hubiera hecho esta gran travesía y no encontré referente alguno, por lo tanto debíamos descubrir el recorrido por nosotros mismos, haciendo fotos en la distancia para coger mejor perspectiva y como no usar mis antiguos post de todas las vías que he escalado en el Pájaro hasta la fecha: La Sur, La Tino, La Loquillo, La Este y La Oeste.

Con esta información elaboré un croquis de posibles rutas a seguir, incluyendo escapes y demás con la premisa de comenzar en la cara Oeste y terminar en la Este, para luego proponérselo a Yago y Kiko a lo cual me contestaron: Y ¿Cuándo vamos?

Pero los diferentes compromisos de cada uno, la meteo y algún que otro problemilla parecían estar en nuestra contra y no nos dejaba pasar más allá de los primeros metros.


18 FEB 2014
Este primer intento tan solo Yago y yo tenemos tiempo y decidimos probar suerte a ver qué pasaba.
El día es raro, pero parece que la meteo aguanta y los cielos se ven limpios.


Es febrero y es uno de esos días de finales de invierno que con un forro estás bien ya que no hay viento.

Pero en cuanto llegamos a la pared, como si de alguna manera el Pájaro no quisiera que escalasemos ese día agarra todas las nubes que ve cerca y se rodea de ellas humedeciendo la pared para echar a todo escalador de sus dominios.


No le hacemos mucho caso y decidimos ver hasta dónde llegamos para aprovechar la subida hasta aquí con las pesadas mochilas llenas de material de todo tipo.

La idea es entrar por la Oeste realizando el tramo de la repisa y luego hacer reu en el último árbol para hacer el largo en travesía ascendente hasta una reu que hay un poco más arriba, desde aquí un corto rápel (6m) hasta otra reu que hay a la derecha, más abajo en una repisa.


Realizamos todo el tramo, hasta el segundo árbol encordados ya que la roca está bastante húmeda y no queremos caernos tontamente en lo más sencillo.

La idea es que Yago se haga este largo, pero la humedad no le da la suficiente confianza como hacerlo del tirón y decide dejármelo a mí.

Yuju!... Yuju???

La roca está babosa a más no poder y los pasos son obligados hasta llegar a la lejana chapa ya que no se puede proteger nada desde la reu, pero al final con cuidado y tiento lo saco, no sin acerar al llegar a la chapa con susto incluido...


Luego continuo con la travesía hasta llegar a la reu y ahora escala Yago.


Dadas las condiciones de humedad y la niebla que cada vez se cierra más y no nos deja ver a más de 10m decidimos dar por terminada la escalada e irnos para casa con el rabo entre las piernas.

Para casa??? ejem...

El Pájaro no solo se llama así por su peculiar forma sino porque es muy pájaro el tío y nos tenía preparada una sorpresa.

Decidimos rapelar desde esta misma reunión, pero como no vemos el suelo por la niebla nos aseguramos bajando a una reu intermedia y así confirmar que llegamos al suelo de sobra.


Mientras bajamos, la humedad empieza a ser demasiada y está empezando a mojarnos más de lo que nos gustaría.


Empezamos a darnos prisa en recoger, tirar de la cuerda…tirar de la cuerda?…mierda, deshiciste el nudo Yago???

Las prisas no son buenas...

Probamos suerte pero no hemos hecho un nudo cualquiera y no pasa por la argolla.

Culpa mía también de no haberme fijado...

No queda otra que o bien las dejamos ahí y volvemos otro día a por ella o subimos ahora por alguna de las vías adyacentes hasta esa reu.

No queréis escalarme? Pues toma dos tazas!

Está claro que la meteo no va a ir a mejor por lo que toca escalar cuanto antes y tomar una decisión rápida.

Tras mirar la guía y descubrir las vías que tenemos vemos que nos toca abrir una nueva línea, en travesía, entre dos reus para poder llegar a ella si queremos que sea factible ya que de frente la cosa se ponía seria.

Entrenamiento...

Yago es el encargado de hacer el primer largo que le lleva a una reu muy a la derecha. Calculamos que debe ser 6a+/A0.


Desde aquí comienza mi fiesta…y qué fiesta! Un solo seguro fijo al salir de la reu, muchos metros por delante y la meteo empeora; Comienza una ligera llovizna debida a la condensación en el aire de humedad.


Lo mejor para estos pasos de adherencia!

Uso la chapa que hay a la salida de la reu y luego comienzo el periplo de navegar por las musgosas fisuras en busca de la deseada reu dónde estaba atascada la cuerda.
Decido atar la cuerda que se había quedado enganchada y colgaba por encima en la otra cuerda para al menos tener algo que amortigüe la caída en caso de resbalar…seguramente no sirva de mucho pero necesitaba algo a lo que agarrarme mentalmente.

Tras un único intento lo consigo y llego.
Luego viene Yago y la niebla desaparece pero la lluvia comienza.


Es como si de alguna manera nos hubiera puesto a prueba para ver si éramos dignos de abrir un nuevo recorrido a lo ancho de su espalda.

- ¿Qué tal lo hemos hecho? ¿Nos dejarás la próxima?
- Ya veremos…

Pasan los días los días, las semanas, los compromisos, las escaladas y volvemos de nuevo a por ello.


13 MAR 2014
En este segundo intento Kiko se ha animado a venirse y esta vez somos tres para cargar con el material y además distribuir los largos y la tensión de la incertidumbre aparte de las risas que siempre nos echamos juntos.


Hoy hace frío y viento pero las previsiones no dan ni lluvias ni nieblas por lo que confiamos en que este sea el día que lo consigamos.


Pero de nuevo el perro (o pájaro) destino quería ponernos las cosas difíciles. Yago con las prisas ha cogido dos pies izquierdos de su gatos que son de diferente tamaño :/


Uno era de los de matar como se aprecia en la fotos de arriba.

A todos nos puede pasar...

Valoramos cómo hacerlo para conseguir que se pueda apuntar pero las cábalas que pretendemos son imposibles debido a las numeraciones tan dispares que tenemos entre los tres.

Por otro lado hemos venido en un solo coche por lo que le tocaba esperar a que terminásemos, así que le proponemos esperar un rato y si la cosa iba bien bajarse al coche, irse a Manzanares y luego bajar para recogernos a eso de las 18:00.

De nuevo el largo de la Oeste y de nuevo en la reu colgada.
Todo parece más sencillo hoy sin lluvia, sin niebla y sin humedad.


Además voy bien abrigado y no tengo mucho frio.
Hacemos el rapel a la repisa y espero a que llegue Kiko a mi lado.


Desde el principio le veo raro y finalmente me confiesa que no se siente con ganas de seguir, así que tras pensarlo un poco decidimos bajarnos. Está claro que para escalar esta vía hay que estar con la cabeza al 100% y si no puede ser no puede ser.


Lo bueno es que al haber llegado hasta aquí solucionamos una de las dudas que teníamos sobre el siguiente tramo ya que pertenece a una vía de la que hay muy poco info en guías e internet. La U.R.D.
Descubrimos que el artificial equipado está y con chapas nuevas!


Volveremos, más viejos pero más sabios.



01 JUL 2014
El tercer intento.
En los otros solo habíamos llegado hasta la segunda reunión de la cara Oeste. Ver croquis abajo.


De nuevo somos Yago y yo los componentes de la cordada y sin hablar ya sabemos los largos que nos tocan.


Al menos los que ya sabemos que están ahí y cómo enlazarlos. El resto sería pura investigación en el momento ya que desde aquí hasta la Sur no sabemos como es, salvo que es lisa y vertical por las fotos.


¿Sería este el día? Todo apuntaba a que sí, pero El Pájaro ya nos había escupido de la pared un par de veces como si fuéramos dos huesos de aceituna, así que había que estar atentos a cualquier señal.


¡No me lo creía! Estaba viendo como Yago comenzaba por fin el tercer largo!


Comenzaba la sorpresa continua, la lucha de verdad contra los miedos y además comenzaba un fuerte viento que estaría azotando a Yago durante todo el largo.
Por suerte a mi me toca estar al refugio del hueco perfecto para que no me de y me deje helado.
Yago por el contario no pasaría frío debido al esfuerzo.


Tarda más de lo que me gustaría en llegar a la reu (1h30min +/-) pero luego descubro el porqué.


Los pasos de Ae son solo para gente que mida 2m de alto o más ya que Yago con todo lo alto que es (casi 2m) llega justito a chapar subido al último peldaño y el viento no ayuda nada.
Yo que son como 30cm más bajo que él, me subo al último peldaños y llego a duras penas al mosquetón de abajo!
Nunca he entendido este modo de requipar un Artificial Equipado. Si es Ae es Ae y sino que digan que hay que escalar en libre aunque las chapas están cerca No?.
Si me hubiera tocado a mi hacer este largo tendría que haber escalado entre chapas seguro. Y el grado es de todo menos asequible.

El plan era llegar a la reunión de este mismo largo pero el tramo final es en libre obligado y la reu aleja bastante sin posibilidad de protección.
La reu de la Oeste, dónde está el famoso y largo diedro, es la que decide usar.

Esto hace que nos quedemos demasiado a la izquierda y nos es imposible enlazar la reu prevista de más abajo durante el rápel.
El viento tampoco ayuda.


Es lo que tiene el directo.

Estamos en la reu nº5 (según croquis de más abajo), en mitad de la nada.
No hay fisuras, ni repisas. La única opción es pendulear de nuevo para llegar lo más a la derecha posible con la idea de volver a escalar hacía arriba por algún sitio.

Esta vez soy yo quien bajo. Me he puesto las FiveTen para el artificial y aun las llevo puestas. Yago también se ha puesto su Salomon pero su suela no es tan adherente.

Bajo y bajo y voy enlazando chapas que me encuentro en mitad de la pared para ir tomando la dirección correcta hasta que llego a una reu que tiene tres puntos de seguro. Dos de eslabón y uno de argolla.


Aquí me paro un rato intentando discernir qué hacer: Si quedarme aquí e intentar luego hacer travesía por una manta crujiente o bajar más e intentar llegar a la fisura que gobierna el musgo a sus anchas y largas junto a otras plantas.

Es una fisura y a las malas se sube en artificial.

No pienso mucho más. Bajo y me lanzo a la fisura enganchando uno de los pies para no irme para el otro lado.

Viva las FiveTen!

Monto reu con el nº4, el nº3 y el nº2, como puedo ya que la reu es de esas que no quieres ni para tu peor enemigo.


¡Te imaginas pasar noche aquí!

No tardo mucho en salir de allí con las piernas ya entumecidas y los riñones al Jeréz para meterme en el mundo de la flora "musgatil" y escalar además con las zapatillas por la imposbilidad de moverme para ponerme los gatos.

La fisura resulta ser muy bonita y dudamos de si seremos los primeros en meternos por ahí.
Pero cuando ya estoy llegando al final divisando una reu de cáncamos que es de una vía de chapas verdes que hay a la derecha, justo cuando voy a poner un nº1 de Camalot veo esto de la foto de abajo.


¡Sí, es una tuerca empotrada! Que como muchos sabréis se trata de los primeros fisureros/excéntricos artesanales de antaño.
Luego sube Yago también en zapatillas.


De nuevo lo que viene ahora es incertidumbre pero ya estamos más cerca de la vía Sur y ya reconozco algunos techos como el de la Loquillo. No obstante el cansancio de tantas horas colgados y buscando está haciendo mella y las dudas no paran de aparecer.

En el siguiente largo el musgo es dueño y señor de la roca de manera indiscutible y toca limpiar un poco para poder proteger y pasar por allí.
Ahora Yago encara el desconocido largo.


Mis cálculos eran correctos y en poco rato llega a una reu que tenía marcada en el pre-croquis!


Bien, habíamos llegado a terreno conocido, pero lo que en foto parecía una agradable travesía, se trata de un espolón infranqueable y no vemos lo que hay al otro lado.

De nuevo rapela Yago para inspeccionar y descubre una reu a lo lejos, a la derecha.


Creo que es la de la Este o Pedro Ramos. Eso quería decir que si llegábamos a ella habríamos conseguido hacer El Pájaro de lado a lado!

Yago no lo ve claro y correr por la pared es casi un suicidio ya que hay que pasar un espolón y si no llega a la lejana repisa luego qué?

Llega a poner una cinta en una chapa que encontramos en el espolón, pero sirve de poco.


Finalmente bajamos los dos a una reu que hay en una repisa inclinada y allí pensamos qué hacer.

Mientras bajo, Yago ha descubierto una reu muy camuflada, de tres puntos con eslabones en lo alto del espolón, antes de llegar al techo de la Loquillo, pero no se puede alcanzar rapelando.

Tan mimetizada que ni en la foto de abajo se ven.
Está aproximadamente en el centro de la imagen, a la derecha del la roncha de musgo negro y casi en el filo del espolón…


Tras discutir un poco como pasar el espolón, finalmente decido asomarme a ver qué hay al otro lado y veo que la reu que decía Yago de la Este y una mini repisa que va por encima del techo de abajo que podría ser la clave.

Lo malo es que para que Yago no pierda las cuerdas hay que pasarlas por la reu y eso hace que no pueda irme a la derecha mucho.
Ya aquí abajo, colgado de las cuerdas a varios metros de Yago y bastante cansado, nos damos cuenta de que lo suyo hubiera sido escalar hasta la reu de tres puntos con eslabones, hacer un rapel a la derecha y enlazar con la reu de la Este.


Si queremos hacerlo tendría que subir por las cuerdas, hasta la reu donde está Yago, tirar las cuerdas, recuperarlas de nuevo, escalar este tramo, otro rapel, escalada y de nuevo rapel al suelo. Pero son ya más de las 19:00 y decidimos dar por finalizada la vía al ver que lo que queda ya es un coser y cantar que dejamos para que terminen los primeros repetidores de la nueva vía de El Pájaro DLAL.

Si quieres el croquis de la vía DLAL en mayor calidad puedes pedirmelo
 a mi mail de CONTACTO que está en la columna de la derecha del blog, bajo el calendario.

Desde aquí bajo hasta el suelo en un largo rápel de unos 55m justo al pie del inicio de la vía Sur donde hemos dejado las mochilas.


Esperamos repeticiones y opiniones ;)