28 de abril de 2006

LA GUARIDA DEL DRAGÓN BDR

En una visita relampago para ir al cumpleaños de mis sobrinas, me he acercado a BDR a otear una zona que tenía en mente desde hace tiempo esta zona está a la derecha de lo que se conoce en los mapas como Roble Castaño.

Esta zona la gobierna una curiosa roca con forma de dragón sentado.


Cómo si se tratase de una dragón petrificado, esta extraña formación rocosa, impone su presencia cuando nos vamos acercando en silencio por el marcado camino, sin poder apartar la mirada.

Tengo la extraña sensación de estar violando algún tipo de norma cuando me voy adentrando en los terrenos que parece vigilar.

Ya bastante cerca se le aprecian mejor sus facciones y da la sensación de que aun duerme aunque su pose indica lo contrario.


Sigiloso, me voy adentrando en sus dominios y comienzo a descubrir, sorprendido, el fantástico tesoro que guarda.

Decenas de bloques con hasta 6 pasos cada uno, con desplomes de agagrres generosos y apacibles caídas, se sucenden a mi paso mientras no paro de disparár la cámara del móvil, ya que la de fotos se me olvidó en casa.

Recorro las zona en silencio intentando evitar no exclamar en alto cada vez que me encuentro con otra maravilla rocosa para no despertar al guardian.

Fisuras, garbanzos, placas técnicas, bloques muy altos...uno, dos, tres...seis!!.
A simple vista se aprecian muchas posibilidades en cada bloque.

Me paro un momento, suelto mi pesada colchoneta, respiro profundamente y bebo un trago de agua.

Miro al dragón, ya por arriba y veo que sigue durmiendo. Decido parar cerca de él, sin hacer el más minimo ruido, esperando ver que esconde tras de sí.
Quizá mayor secreto? No, pero es un pequeño tesoro.
Un grupo de unos 20 bloques que parecen haber sido reunidos para que jueguen los niños a esto de blocar, mientras los mayores se pelean con otros de su tamaño.

Abro 15 pasos entre F y MD en tan sólo ¡4 bloques!

Es el sitio perfecto, pienso.

¡Oh, BDR, nunca dejarás de sorprenderme!

Cuantos secretos aun tendrás escondidos en tus inmensas tierras, esperando que algún intrepido caballero, se adentre decidido aunque temeroso por las pequeñas colinas de tu gran término.

PD: Disculpad la calidad de las fotos.

4 comentarios:

icoba dijo...

Ese drangon lo que necesita es un caballero que lo dome. Deberé ir preparando mi montura.

Vlady dijo...

Descansando espera la batalla.
Salu2

Kiko dijo...

Allá donde mora un Dragón suele haber también un castillo con doncella....¿no has visto nada?

Vlady dijo...

Sí, pero como soy un poco egoista, pues me he quedado para mi, je, je, je.
Salu2