8 de noviembre de 2007

CAMPAÑA PARA SALVAR TU MOLLERA

Muchos os habréis fijado en las dos imágenes que cuelgan del lado derecho, abajo en el que rezan un par de textos para hacer ver a la comunidad escaladora que el casco, no solo es un elemento para evitar golpes en la cabeza tras una caída, sino que es también muy útil para cuando caminamos o esperamos despistados debajo de una vía y al que está arriba se le cae una cinta, un mosquetón, un maillon, un fisu, un Friend, un Sunth, un Reverso, una piedra suelta, etc, etc.

Si se cae un bloque grande, está claro que no servirá de mucho pero, si cae cualquiera de las piezas que solemos llevar en el arnés, es muy posible que nos libre de acabar lesionados gravemente, tirados en el suelo con horribles espasmos...
Siento ser tan crudo en esto pero es la realidad de cuando a alguien se le abre la cabeza tras un impacto de este tipo y queda el contenido descubierto y dañado.



No voy a poner imágenes de accidentes ya que creo que serían demasiado desagradables para cualquiera y con una historia que una vez me contaron, creo que será suficiente para que al menos, lo penséis cuando andéis debajo de cualquier vías, sea deportiva o Clásica.



Dos bloguers ya han puesto estos carteles en sus páginas.
Ellos son Kepa e IvanG

Si queréis las imágenes, podéis pedírmelas al mail de Mi Perfil o linkarlas desde mi Álbum.

Historia de un accidente
Pedro llevaba seis años escalando y por cosas del destino se había visto obligado a cambiar de residencia, por lo que con ello también tuvo que cambiar de compañero de escalada y de tipo de roca.
El siempre había sido del granito de tierra natal y ahora se veía obligado a cambiar las fisuras por los cazos y desplomes de la Caliza.
Pedro siempre había sido muy sociable y en poco tiempo había sido capaz de encajar en un grupo de tres, siendo ahora cuatro y así completar el número perfecto para dos cordadas.

Estos tres amigos no eran de los que les gustase escalar con casco y se sorprendían de ver a Pedro que siempre lo llevaba puesto desde que llegaban a la pared hasta que se alejaban de ella.

Pasó el tiempo y Pedro siguió con su rutina de trabajo entre semana y escalad los findes, hasta que conoció a Esther, una joven escaladora, con la que pasados unos años contrajo matrimonio y tuvo un hijo que llamaron Manuel.
Manuel contaba con ya tres años y Pedro, su padre no había dejado de escalara en ningún momento, llevándose a Manuel a todo los sitios.
Tampoco se había despegado de sus ya grandes tres amigos y con ellos quedaba cada finde para seguir recorriendo y avanzando en su forma de vida.

Pasan cuatro años más y un finde que tenía el viernes de fiesta, Pedro, Esther, Manuel (que ya tiene 7 añazos) y sus tres amigos, deciden ir a la escuela de granito en la que aprendió Pedro y a la que por diferentes razones nunca había vuelto.
Muy emocionado se mete en muchas de esas vías que le hicieron recordar sus primeros pasos, al igual que los consejos que le hacia su tío, sobre la importancia de llevar el casco tanto escalando como a pie de vía.

-. Reunión!!! Voy a desmontar!!! - Grita Pedro a su mujer Esther mientras agita la mano.

Esther le da un par de metros de cuerda para que pasé está por la reu y mira a Manuel que se acerca corriendo a sus piernas, asustado por una lagartija que le ha subido a la mano.

-. Mamáaaaa un bicho....

Mientras esto sucede a pie de vía, a Pedro se le escurre de entre los dedos, el mosquetón de pera que acaba de sacar del porta de su arnés...
-. Mierda!...cuidado abajo, se me ha caído... - Grita mientras ve rebotar, con ese clásico sonido metálico, por la pared, intentado adivinar con la vista donde caerá.

Esther mira instintivamente hacia arriba y lo ve aproximarse hacia ella a furiosa velocidad. Consigue apartarse en el último momento, con tan mala suerte que cae justo en la cabeza de Manuel que está a punto de abrazarse a su piernas y que se ha quitado el caso por que tenía calor.

El mosquetón se le incrusta en la cabeza y el niño cae de bruces sin ni siquiera usar la manos para no darse en la cara.

Esther reacciona gritando desgarradamente sin poder atreverse a tocar a Manuel, mientras este echa espuma por la boca y se convulsiona dramáticamente. Pedro, aun arriba, no puede creer lo que está viendo desde su palco privilegiado.
Ha matado a su hijo...

Y ahora ¿Te podrás el caso y recomendarás hacerlo a pie de vía?

26 comentarios:

Fer dijo...

Gracias, Vlady, por la campaña.
Hace más de un año me di un susto (un amigo penduleó y estuvo a medio centímetro de abrirse la cabeza) y desde entonces NO SÉ ESCALAR SIN CASCO, incluso de segundo.
¿A pie de vía? No siempre, la verdad...
Slds.

Capitán Penurias dijo...

Y en la aproximación a veces, también hay que llevarlo puesto. Que no solo te abres la cabeza con lo que cae ;)

Saludos,

PS Y en los destrepes, y en la bici, y esquiando...

GUITTOU dijo...

Triste historia pero buen consejo, yo hasta hace poco no lo usaba en deportiva, pero los malos hábitos están para cambiarlos!Y ahora no me lo quito. Mejor prevenir...

Vlady dijo...

Que hay:

Fer: Tengo otra historia con final feliz de una chica que escalaba de segunmdo y que no tenía casco pero siguiendo los consejos del que escribe se lo puso y cuando anadaba ya muy arriba de un diedro de Cuenca muy famosos las fuerzas le fallaron y como con el arnes de cintura no podemos dar la vuelta si no tenemos puntop de apoyo y cuidado...rozando todo el caso por l apared...imaginaros la escena si hubira decidido no ponerselo "por que iba de segundo".

Capitán Penurias: Y en algunos Búlders con pared a tu espalda.

Guittou: Recuerdo que u amigo en un aocasión, vió como unos chavales se
dejaban el casco junto a las mochilas mientras se diponían a escalar:
-. Oye me vendeis el caso, es que no terngo y como veo que vosotros no lo usais...

Enseguida se lo pusieron.

Salu2

raúl dijo...

Buena iniciativa la tuya Vlady. Quizás las experiencias personales animen más a la gente. En mi caso, la única vez que me he dado un golpe en la cabeza escalando fue en la Pedriza. Una placa de adherencia (que en las placas no te puedes golpear?)y de segundo (que de segundo no pasa nada?). Se trataba de una vía de deportiva que acababa en una trave en diagonal sin ningún seguro, por terreno fácil hasta la reunión. Un pie se me resbaló justo después de quitar el último exprés. Al caer penduleé violentamente. Como no me esperaba la caida y no tenia apenas experiencia, no usé bien los pies andando por la pared, me tropecé con una repisa, me volteé y me dí en la nuca con el cuello totalmente torcido por el golpe. Resultado: se me durmió inmediatamente el brazo derecho...y el homoplato arañado. Nada más, no, porque tranquilos, llevaba casco. Si no, probablemente ahora me estarían dando de comer papillas y llevaría un babero, mucho peor que diñarla.

Vlady dijo...

Que hay Raúl:

Ciertamente es mucho peor.
No podemos evitar tener caidas ni que los de arriba se les caigan pero podemos protegernos con los cascos de los que muchos deportivos pasan...por vete a saber que excusa.

Salu2

rh3nt0n dijo...

Yo tambien me uno a tu campaña vladi, me parece una excelente iniciativa y como tal hay que apollarla.
Escalando en la pedra en una ocasión tuve que esquivar un canto que se desprendió al usarlo como presa de pie mi compañero... imaginad la escena de tener que asegurar a tu compi durante su vuelo mientras intentas esquivar el susodicho proyectil...
En fin, que me parece estupenda la iniciativa.
Salu2

Vlady dijo...

Que hay rh3nt0n:

De esas recuertdo que en esa misma vía que comentavba de Cuenca, la PillaPilla por excelencia, se llevó un buen bloque que rebentó en una repisa repartiendo trozo por doquier...abajo ninguno llevabamos el casco y nos faltó tiempo para ponernoslo al ver el espectaculo...por suerte niguna de las piedras tocó a la gran cantiadd de gente que ronadaba las inmediaciones.

Gracias por participar...espero que muchos se unan y consigamos algo que debería ser como el cinturón....no una obligación, como nos intentan vender, sino una manera de mirara por uno mismo y por el compañero al que vamos unidos...si uno de los dos es golpeado con algunos de estos proyectiles en foma de cacharro o piedra, es muy probale que el otro también lo haga.

Salu2

Pekas dijo...

Con permiso... me adhiero a la campaña... ( una buena iniciativa...si señor...!!! )

Sino te importa te las linkaré desde el album... :-)))))

Zanquius ....!!!!!

Vlady dijo...

Zenkius a ti ;)

Salu2

Kepa dijo...

La campaña me parece genial y muy necesaria para evitar accidentes tontos

Vlady dijo...

Que hay Kepa:

Los chicos de www.madteam.net también se han unido a la causa...no sé donde lo han puesto o si aun no lo han hecho pero me han pedido los archivos para publicarlos.

Esa es una gran ventana que hará que en un futuro consigamos que todos lo llevemos ;)

Salu2

tortuga dijo...

Gran iniciativa, lo colgaremos en el blog.
A mí concretamente me ha parado de todo, piedras como tuercas, fisureros, etc...
Felicidades por la iniciativa.

Historias de montaña dijo...

Quá hay Tortuga:

La campaña ya lleva algunos años en marcha y no sé si será una percepción mía, pero cada vez se ve más gente con casco.

Muchas Gracias por participar!

Salu2

trippero dijo...

Hola Vlady, lo primero gracias por tu visita. Y solo espero que entiendas la intención. las historias reales como la que relatas son siempre dramáticas, superan con creces a la ficción, y decididamente trágicas para los protagonistas. A mí personalmente se me ha caído un mosquetón escalando en el Cancho Butrón. Estoy contigo y con tu campaña para la prevención de accidentes, faltaría más. Yo he trivializado el asunto, con segundas intenciones, para llamar la atención acerca de las irresponsabilidades que se comenten en el monte, a sabiendas de que mucha gente podrá pensar que no se pueden hacer bromas con este asunto, pero desde mi punto de vista hay un grave problema del que no se habla o se habla mal. La propia trivialización de las actividades que se realizan en la montaña, y que veo que no podemos atajar.
Como me imagino podrás comprobar, los lugares más accesibles del monte corren el riesgo de sufrir una asistencia masiva de personas con escaso o nulo conocimiento de las consecuencias de su ignorancia. Creo que hay que tratar el problema de forma global, y no considerar que eso fue solo un accidente.
En el futuro, podremos hablar de los accidentes que ocurrirán con frecuencia, pero también hoy podemos actuar en consecuencia. La montaña es de todos. ¿hasta cuando?
Un saludo y gracias por tu tiempo

P.D. Quizás te has fijado en el niño de la ilustración. Analiza su equipo y te harás una idea del asunto.

Historias de montaña dijo...

Qué hay Trippero:

Sin duda estoy contigo en que cada vez esto de la montaña se está transformando en un Parque de Atracciones que en lo que nos gustaría fuese para muchos de nosotros. Un lugar donde desconectar de la ruidosa vida diaria intentado sentirnos por algún tiempo, libre de ataduras económicas y pasar un buen rato con amigos.

Por desgracia no te falta razón y aunque es algo exagerada la dramatización que expones, la sociedad en la que vivimos cada vez dispone de más tiempo libre y ese tiempo libre muchas empresas lo ven como negocio y para ese negocio llegue a funcione se terminará por acondicionar el monte para que todos puedan probarlo.
Eso es lo que venden algunas grandes superficies: ¡Cómprese X material y vaya a la montaña con su familia!
Por suerte para estas manipuladas familias, pasan menos cosas de las podrían pasar.
No obstante es también una cuestión de educación, ya que a pesar de ver en Alpes (por ejemplo) lo curradisimo que están los accesos, se nota un respeto de la gente en el medio que no se ven en España en muchas zonas. Y te hablo de algo tan senillo como no tirar bolsa, latas, una colilla, etc al suelo, en vez de llevártelo contigo hasta poder depositarlo en una papelera.

Sobre el material del chaval de la foto de tu entrada,sin arnés de pecho, casco grandísimo, haciendo al parecer una ferrata sin vérsele por ningún lado los dos cabos de anclaje…en fin lo dicho, no pasan más cosas por que la suerte les acompaña.

Salu2

PD: Te contesto en los dos post para que tenga lógica la respuesta ;)

Jairo dijo...

Hola

Si no te importa yo tambien pondre la imagen en mi blog con un enlace a esta entrada, para que la gente se conciencie.

Un saludo y gracias por la campaña

Vlady dijo...

Que hay Jairo!

Claro que no me importa, de hecho me alegra que se una alguien más si con ello conseguimos la meta de un día ver a todos, ya no solo escalando, sino también en los pies de vía.

Gracias!

Salu2

Admin dijo...

Buenas!
No he encontrado tu mail para pedirte autorización para añadirlo en nuestro blog... Pero bueno, que nos parece una gran idea, de hecho, nuestro último artículo era sobre este tema...
Si no tienes inconveniente, lo añadimos al artículo e intentaremos promocionarlo lo más posible.
Saludos!

Historias de montaña dijo...

Qué hay Admin!

Sin problemas ;)
De todas formas si miras en el lado derecho del blog, hay un cartel con la dirección mail.

Gracias por participar!

Salu2

Anónimo dijo...

Con vuestro permiso nosotros también las pondremos en nuestro blog.
Un saludo a toda vuestra comunidad.

Historias de montaña dijo...

Qué hay Club Asaltamontes!

Muchas gracias por participar. ;)

Salu2

Encadenar Avista dijo...

Aunque la iniciativa es del 2007 espero que no este olvidada, soy un nuevo usuario de blogger y puse las fotos con un enlace a esta entrada en mi blog, hay que pedir autorizacion a alguien?

Un saludo

Vladimir Bustóf de la Sousa dijo...

Qué hay Encadenar Avista,

La campaña sigue activa y lo que has hecho es perfecto :)

Muchas grcias por participar.

Salu2

vetealmonte dijo...

Hola Vlady,
Aunque llego un poco tarde a este post me parece muy buena iniciativa. LLevo algunos años picoteando algo de deportiva y como bien dices he visto caer cosas del cielo, y algunas no eran piedras. También he visto algunos vuelos acabados "del revés", y me da muy mal rollo ver "melones" desprotegidos en esas situaciones, donde se percibe algo así como una atracción física entre el "melón" y los meteoritos/tapia, así que por mi parte la chichonera siempre.
Y por curiosidad, ¿alguna vez has pensado en ampliar tu campaña con camisetas o algo así?, que sea visible para la gente, escalando, a pie de vía, etc.
Salu2

Vladimir Bustóf de la Sousa dijo...

Qué hay Vetealmonte!

En realidad ya lo hice en 2008 mediante un Concurso en el sorteaba entre todos los que habían participado en la campaña en ese año, un par de camiseta con las dos imágenes impresas.

Esta claro que lo bueno sería que participase alguna empresa fabricante de cascos para promocionar sus uso durante toda la actividad pero de momento no hay ninguna que se haya interesado en ello.

Por eso lo único que podemos hacer es promocionarlo nosotros mismos llevándolo puesto desde que llegamos a la pared hasta que nos alejamos de ella.

Salu2 y encantado de conocerte!