9 de junio de 2008

CUANDO EL HAMBRE APRIETA... (EL PURO DE RIGLOS+MORATA DE JALÓN)

Suele pasarme casi siempre que consigo un objetivo deseado, sobre todo el lunes, que en vez de estar satisfecho con la actividad, me llega una extraña despresión post objetivo cumplido.
Como últimamente voy terminando muchos de ellos, conozco bien la sensación y el modo de solucionarlo.
Pensar en el siguiente. ;)



Después de alrededor de 600 correos para preparar todo, nos deplazamos toda la tropa (Carlos Roy, Carlos Soneman, Pilar, Juan, Chavo, Pep, Alberto, Asun, Pokol y yo mismo) a Riglos.


Sábado 7:

Con las cordadas claras y las vías elegidas, unos tiran al Pisón, otros a la Visera y el resto nos dirijimos al mítico Puro y su vía Normal.
Para el Puro estamos Roy y Pilar, Carlos y Asun y Pokol y yo. Es decir tres cordadas.



Para no pisarnos, decidimos dar un largo de distancia y así ir cómodos, lo malo es que a pesar de la fresca mañana, hay al menos cuatro cordadas más con la misma intención. Por suerte por delante sólo una y va rápido.



A Marta y a mi nos toca ser los últimos prefiriéndolo, ya que así no habrá posibilidad de embarque al tenerlos por arriba.



Con lo que no contamos es que esta vía tiene otra entrada y una de las cordadas (de tres) está subiendo por ella.

Tras la larga espera, cuando están dando casi las 11:00 comenzamos a subir Pokol y yo, liderando ese primer largo (V+) de los nueve que haríamos finalmente.



El patio que ya se siente en el es espectacular y no paro de lanzarle fotos a Pokol hasta sacar una que me encanta.



El segundo largo lo comienza decidida Pokol, pero un paso algo raro la hecha para atrás y decide dejarmerlo a mi.

Tras superalo y continuar por un bonito diedro de entretenidos pasos de Vº, me encuentro con una sorpresa, resulta que por el lado derecho, la cordada de tres ya ha cogido el diedro y avanza, su primero, unos 10m más arriba.
Decido continuar pasando mis cintas por la chapa, para poder llegar a una cómoda repisa donde me aseguro y espero paciente a que llegue a la reunión.



Abajo compruebo que Pokol ya está en compañía de otra cordada de dos, que casualmente se trata de unos madrileños, que trabajan en el Rincón de la Montaña.



Un rato después escucho al primero de la cordada de tres, que ya ha llegado a la reu, por lo que aviso a Pokol de que continuo subiendo.



Disfrutón este largo en metros, llego junto al chaval que lidera cordada y enseguida comenzamos una animada conversación presentandose como Diego, hasta que poco después aparece la segunda parte de tres que es una chica tambien de Madrid, llamada Blanca, que se hace un poco lio con tanta cuerda.
Parece ser que Diego está escalando todos los largos de primero.

Poco rato después aparece Pokol y luego el tercer componente de la tres.



Por comodidad, es esta quien tira de primera el siguiente largo, graduado de IV+ por un paso a la salida de la reu, que está protegido por una chapa algo dificil de ver y que se salta, para proteger con un camalot verde.
De ahí a al reu, en travesía, un cordino.

Luego sube Diego y luego yo.

Sin esperar mucho veo que ya estamos en el collado, donde está el paso cotado de 6a, que más bien es 6a+ y que saco en libre aunque estoy a punto de caer.

Tras llegar a la cercana reunión, Pokol me sigue, ayudada de los estribos que amablemente Diego le deja.



Muy motivada y antes de que lleguen el resto de componentes de la otra cordada, ya está subiendo la larga chimenea de IV+ con los seguros bastante alejados y con algún paso lavado al final, con la exposición de la caída más latente en mi que en ella.



Sorprendido la veo salir airosa comentandome luego que no había pasado nada de miedo.



Por error hace una reunión a pocos metros de la salida a la otra cara, donde está la famosa piedra encajada y desde la que se accede al puro en si en tres cortos largos que se pueden llegar a empalmar en uno de 60m.



Aquí ya coincidimos, aunque a penas vemos, con las otras dos cordadas: Roy, Asun, Pilar y Carlos.

Sin tiempo que perder, ya que sabía que me esperaban al menos tres pasos durillos, tiro tras colgar todas la cintas del arnés.



El primer largo tiene un paso de V+, el segundo, para mi, el más difícil de la vía siendo de al menos 6a+ y el tercero con un paso de supuestamente 6b, que está protegido con tres seguros y que acero tras quedarme helado, al Pokol boquearse un poco en el segundo largo. Por otro lado totalmente comprensible, ya que llevamos casi 5 horas de escalada y el cansacio se acumula.
Tampoco ayuda la escena que vemos sufre Diego.

Estando en la primera reu y comenzando a asegurar a Pokol, oigo unas voces a bajo que no llego a entender, más tarde me confesaría que se había agarrado a un gran bolo confiada y se le había ido...con ello había llegado de nuevo al suelo por el chicleo de la cuerda.



Esto la mina para el resto de la vía y ya no se fía de ningún bolo.



Poco después de llegar Pokol a mi lado, escucho a Diego que pregunta por donde nos hemos dado esa panza. Le indicamos que un poco a la izquierda y seguimos con nuestras tareas de cambios de cuerdas y demás.

De repente le oimos gritar piedra de una manera diferente a las anteriores...una ristra de piedras ruedan pared abajo. Diego se sujeta como puede de dos pinzamientos mientras su cara de miedo nos observa en la segura reunión.
Le intentamos tranqulizar indicandole que vaya más a la derecha y que respire.

Poco después está en la chapa ya por encima de la panza.

Después de superar el paso difícil, también en libre, del segundo largo, compruebo sorprendido que falta una chapa en uno de los esparragos y que no se puede proteger, obligandote a hacer una travesía expuesta a mi y a Pokol.



Tras acerar el paso de último largo, compruebo que el primer rapel queda como a tres metros de la cima, por lo que dudo de si subirme a ella o no, por si no hubiera forma cómoda de bajar.

Arriesgo.

En la cima hay unos clavos metidos que sujetan un cable pasamanos para luego bordear hasta el primer rapel.



Aquí saco otra foto que me encanta aprovechando el angular a tope.



Esto es la mitad del camino.

Es posible que las dos cordadas ya estén abajo ya que cuando escalaba el segundo largo, ya iban rapelando, por lo que pongo toda mi atención en el descenso por si la cosa se complicaba.



El primer rapel es uno volado de 60m que te deja donde Pokol montó la reunión por error.



Desde aquí tiramos otros 60m mucho más incómodos por la estechéz de la chimenea hasta dar con el collado, donde nos encontramos a la cordada del Rincón de la Montaña.

Vamos por otro cable hasta el siguiente rápel, de nuevo volado...tanto que me obliga a empujarme con la punta de los dedos, para poder llegar a la repisa donde se encuentra el último rapel.



Este es bastante espectacular ya que te separa de la pared como 10 ó 15m.



Somos los últimos ya la llegar a la bar El Puro, nos reciben con flases de cámara y todo, dando un poco la nota en el bar.



Una ducha rápida y camino de Zaragoza, donde Carlos nos invita a su acogedora casa del casco antiguo.
En el recuerdo, grabada a fuego esta experiencia única.

Tras unas botellas de vino y alguna que otra Voldam, más una copiosa cena, hace que caigamos en los brazos de morfeo en un santiamen.


Domingo 8
Una hora y poco después de salir de Zaragoza, estamos en Morata de Jalón, dudando de si hacer deportiva o varios largos ya que el cansancio del día anterior, más la resaca de tanto vino, no parece que nos dejen estar en nuestro mejor momento.



Deportiva pues.

Peña del Reloj es la elegida.



Finalizando el día en unas placas que hay al comienzo, donde han equipado un par de vías que me recomienda Carlos y que resultan ser una delicia mantenida de V+/6a donde disfruto en cada paso y cada movimiento.



Y que mejor que terminar el día con una clásica acompañada de conversaciones de amigos y bravas?



Me doy cuenta que recordar de nuevo todo al escribirlo, a pesar de esa sensación depresora post proyecto, me hace sentir bien ;)


19 comentarios:

Diego dijo...

Vaya cúmulo de experiencias y sensaciones. Cuando uno hace una vía de esas, no solo escala, se integra en la "historia" que rodea a esas gran clásicas ¿verdad?
Y hay quien dice que los bolos no se caen....pues menos mal....je je je...

Buen repot :->

PD. Aprovechate y que se tiren el rollete los del Rincón con algún descuentillo...!!!!

Er Manu dijo...

Vengaaaaa, otra muesca en el reverso, jejejejejejeje....
Cumpliendo objetivos, pero otros iran saliendo....
Muy buena, y creo que la sensacion de vacio tendria que ser tremenda, jejejejejejeje....
Ya veo que os respeto el tiempo, me alegro un monton que esta vez no tuvierais que achicar agua, jejejejeje.e..
A nosotros nos llovio, asi que zuritos y pinchos para compensar, jejejejee...

No visteis a Roman por alli¿? >;-P

Abrazos.....

Historias de montaña dijo...

Qué hay:

Diego: O que nos patrocinen el viajecito ;)
Los bolos se caen, la roca está viva ;)

Manu: Bueno, una prueba de que no siempre me toca picar vivac, encender la frontal o pasar hambre ;)

Salu2

Nell dijo...

bufff.... q intenso dios!!!!!! yo al dia siguiente no podria ni moverme....

pa la proxima... besos...

soneman dijo...

(Román debió ser el que jugó a los bolos....) Yo también estoy con la agridulce sensación del "post" actividad.... Por eso, ya estoy haciendo proyectos para el finde que viene... Buen relato, excelentes fotos y mejor recuerdo.... Sin lluvia ya no nos para nadie... Saludos

Historias de montaña dijo...

Así estabamos Nell...todos ojerosos..con agujetas en los antebrazos...pero la motivación pudo más y trepamos bastantes metros para el cuerpo ;)

Besos!

Historias de montaña dijo...

Este finde nos desquitamos de esa sensación de nuevo fijo ;)

Salu2

Diego dijo...

PD: esta vez si cogerías el frontal no Vlady???? jejejee

Diego.

Historias de montaña dijo...

Y la manta térmica de cuatro plazaz ;)

Salu2

Juan korkuerika dijo...

Un placer leerte Vlady... a ver si en otra coincidimos un poco más...
Enhorabuena por una clásica con inmejorable recuerdo...
Hasta la vista alpinistaaa

Historias de montaña dijo...

Hey, ese Alpinista ;)
A ver si coincidimos en breve y nos atamos a la misma cuerda ;)

Salu2

elchavo dijo...

Vlad...vaya fotos buenas...la pokol te debe una caña por lo menos!

Un abrazo!

Historias de montaña dijo...

Qué pasó Chavo:

Más alcohol no, por favor ;)

Salu2

elales dijo...

Joé, ¿¿pero no ibas a hacer la Norte?? Al final te metiste en la romería. Punto negativo. ;-)

ASUNCION dijo...

PROFEEEEEEEE¡¡¡¡¡ COMO DICE EL MAÑICO... YA SIN LLUVIAS NO HAY QUIEN NOS PAREEEEEEEEEEEEE¡¡¡ jejeje::))
¡¡¡QUE TIEMBLE LA ROCA..¡¡¡¡
ES VERDAD CHAVO... MENUDO REPORTAJE FOTOFRÁFICO..A LA POKOL¡¡
QUE BUENAS...::))
BESITOS¡¡¡

Historias de montaña dijo...

Qué hay:

Elales: Ya me contaron (Soneman) el ambientillo que tiene la Norte ;)
Para otra ocasión será ;)

Asun: Este finde tambien libra...pero mejor que la roca no tiemble que me da miedito jajaja ;)

Besos!

Pokol dijo...

Por el amor de las croquetas de chocolate!!!Menudo book eskaleitor...joé...¿cuánta gente dices que lee este blog? :)

Manu, yo llevaba el frontal en el bolsillo, por si acaso.

Oye jefe, que mira que te pregunté q a ver si montaba la reunión ahí y me dijiste que sí eh???? jopé

Y...cansancio al día siguiente...de la vía? ay, yo creo que era el vino...que tal cual vino se fue...

Fer dijo...

Uf, ¡qué emocionante! Me ha encantado leerlo e imaginarme allí.
Esos bolos, ¡uh!, ¡uh!

Riglos is different

Enhorabuena a todos.
Slds

Historias de montaña dijo...

Qué hay:

Pokol: Unas 300 visitas diarias..No te lo he dicho? ;)

Fer: La realidad muchas veces supera a la ficción ;)

Salu2