3 de febrero de 2010

ENTRE CONTROL Y CONTROL, JAMÓN (BIELSA, HUESCA)

Viernes 28 ENE
El finde no comenzaba bien.
Llevaba casi dos horas intentando llegar al lugar donde habíamos quedado, ayudado por dos cosas, mi mala orientación y un error en las indicaciones que me habían dado los compañeros.

Por fin, a eso de las 20:00 estamos saludándonos y cambiando las cosas de vehiculo para ir en la furgo de Rober, donde viajaríamos también Nell, Ramón y yo.
Hasta dentro de un par de días pequeña. Tranquila, te cuidarán bien.

Tras alguna parada e intercambio de conductor, llegamos a nuestro destino, Bielsa, a las 04:00 de la madrugada!!!

Hemos reservado tan sólo un par de plazas por lo que nos repartimos entre la furgo y el refugio de Pineta, siendo Nell y yo los que dormimos en la primera y Ramón y Rober, en la segunda.

Tras prepararnos, nos acostamos a casi las 05:00 y nuestra intención es levantarnos a las 08.00, porque tan solo dormiríamos 3horas, pero ya estábamos avisados de que iba a ser una autentica paliza.

Sábado 29 ENE
Me despierto a las 07:00 y me sorprendo de lo descansado que estoy. Tanto que despierto a Nell pensando que nos hemos dormido y no hemos oído la alarma.
Un duerme vela con la paranoia de quedarnos sobados durante la hora siguiente y por fin estamos arriba.



No puedo evitar, al ver el Balcón de Pineta en primer plano según salgo de la furgo, recordar la terrible experiencia que pasé hace ya unos 6 años.



Tras pocas dudas decidimos el lugar donde pasaríamos el día. La Boca Norte del Túnel de Bielsa ya en parte francesa.



Todo el mundo nos había avisado de dos cosas. Una era que las previsiones para el pirineo eran malas, con viento fuerte, nevadas y que los resaltes de la zona del túnel, era como Patones en domingo a las 12:00.



Al menos en los segundo acertaron, ya que la cantidad de cordadas copando la zona nos hizo decidirnos por un resalte lago más alejado y más corto, aunque no por ello menos interesante.



Como en la anterior salida, Ramón es el encargado de ponernos los tornillos escalando de primero, para dejarnos un top rope a los demás.



Mientras escala intento fijarme en todo lo que hace ya que mi intención es hacer hoy mi primera vía de primero en hielo.



También me fijo en el lado derecho de la cascada donde se puede entrar por un recorrido menos pino y comienzo a investigar posibilidades.

¿Cuántos tornillos quedan? 4?

Armado con mis Stubai, los crampones bien ajustados, cuatro tornillos y ninguna disipadora, me veo respirando profundamente para llenar los músculos de deliciosos oxigeno y comenzar con la aparente tarea mecánica.



Ramón segundos antes me ha dado varias recomendaciones, al finalizar como si se tratara de la escena de Neo con el oráculo, me advierte que antes de que empiece a escalar ya lo habré olvidado todo. No se equivoca.

Como ocurre en roca nada tiene que ver ir de segundo con ir de primero, con el aliciente de que te encuentras en un medio inestable y desconocido, por lo que dos de los tres miedos están latentes. El de lo desconocido y el objetivo.

Pongo un primer tornillo abajo antes de comenzar para ver como va el tema. No parece difícil, pero aquí estoy al lado del ¿suelo?. Más arriba la cosa se pone algo más pina y deberé hacer todo con una sola mano ya que la otra la tendré agarrada a uno de los piolos.

Pasados unos metros, me paro donde parece que puedo meter algo sólido, pero no contaba con que uno de tornillos no estuviera afilado y comienzo a quemar energías intentado que ente en el duro hielo, hasta que desisto.

Debe estár desafilado - Asegura Ramón - si eso tíralo – Bromea.

Pero la broma se transforma en realidad, al guardarlo y sacar otro…se me cae.

Ups!

Sólo tengo dos seguros más en mi arnés y me quedan como 15m de escalada, pero decido seguir.

El otro tornillo se clava bien y comienzo a rotarlo. Me cuesta horrores y gasto muchísima energía meterlo entero.
Tras respirar un rato para recuperarme advierto que llega un tramo más vertical y luego la cosa relaja, aunque la nieve acumulada en la parte de arriba lo hace más pino.

Continuo hacia la derecha controlando cada movimiento, hasta que vuelvo a estar alejado del último tornillo, aquí decido poner el que me queda ya que si cayese más arriba, podría picar suelo.
Lo pongo con menos esfuerzo, quizás demasiado poco esfuerzo, pero no quiero gastar más energía de la necesaria, y gastarla en los 10m finales donde no podría poner ningún seguro más.

La parte de arriba tiene una gran capa de nieve blanda que hace que mis crampones y piolets no agarren con consistencia por lo que me veo obligado a buscar en la profundidad algo más duro, en cada paso que doy.
Por suerte llego a la reu sin consecuencias, la monto y bajo más feliz que una perdiz.

Había tenido ya suficiente por hoy yendo de primero. Ahora quería seguir entrenado.
Y es lo que haría el resto del día, ir de segundo probando vías de hasta 90º aprox.
Y escalar un Free standing.



Lo cual resulta ser lo más divertido de todo.



Cuando dan 13:00, comienza a nevar abundantemente y ya no pararía en lo que restaba de día.
Y a Nell le toca darse el último turno con la copiosa nieve de telón de fondo.



Mientras estamos recogiendo, vemos nuestra primera caída en hielo en primer plano y la veloz mano de Nell muestra el antes y el después.



El chaval, por lo visto, estaba usando el sistema clásico de escalada en hielo, es decir colgarse de los piolos para poner los tornillos en vez de hacerlos sin descansar sobre nada más que su mano libre y sus pies.



Por suerte no hubo más consecuencias que un susto.

Luego, como debe ser, Clásicas al canto, con algo de tapeo y agradable conversación.



Para luego terminar en el refu donde Jaime nos invita a unos pacharanes, por recomendación de Soneman, gran amigo del guarda del refugio.



Tras la cena compartida en mesa por un chaval al que le parecía muy fácil la escalada en hielo, una italiana contenta por el primer plato del menú y una vegetariana que comía jamón, nos dan las 00:00, esta vez dentro del refu ya que dormimos los cuatro en la sala de Monte Perdido.

Domingo 30 ENE
Amanece a las 08:00 para nosotros y confiamos en poder hacer algo antes de volver a Madrid, tras la gran nevada del día anterior.



Nuestras esperanzas se ven cumplidas y volvemos a la misma boca Norte, pero esta vez a las vías de 30m que el día anterior estaban copadas de Patoneros.



De nuevo le da primero Ramón, eligiendo un recorrido que a todos abajo y a él arriba nos pone los pelos de punta, por primero hacer dos grandes agujeros, casi al comienzo, con los pies, dejando ver y oir el agua caer por detrás y más arriba cuando cruje espectacularmente toda la cascada, partiendo y apoyándose como luego nos contaría el propio Ramón al descubrir una gran grieta horizontal en la parte más delicada del recorrido.



La cascada aguanta y Ramón termina la vía sin que pase nada.

Seguidamente le da Rober pero el dolor de manos le puede y se tiene que bajar cuando ya no le queda mucho.



Luego le da Nell, que también sufre las mismas consecuencias.



Ambos bajan felicitando a Ramón y en breve sabría el por qué.

Veamos de qué os quejáis tanto :)

Tengo suerte y el sol empieza a pegarle a la cascada, con lo que las fotos todos sabemos saldrán mejor.



Dado el estado del recorrido por el que ya han pasado los tres, en el que los agujeros se han hecho más grandes y el sol seguramente no haga más que debilitar la zona, decido darle más a la izquierda a pesar de lo pino que está desde el principio.



Me propongo ir rápido para no petarme como le ha pasado a mis compañeros, pero enseguida descubro que no es esa la razón de su abandono, sino el frío de las manos.



Y es que cuando escalas en hielo los guantes son muy importantes, ya que al estar con los brazos siempre arriba la sangre que le llega es poca y si encima le añades el contacto con el hielo, consigue que literalmente se te congelen las manos y te deje anulado el agarre del piolet.



El dolor en las manos comienza a ser latente y a pesar de mi intento por continuar, me veo obligado a pararme, pero no quiero colgarme, así que busco la mejor manera de descansar y sacudo los brazos para tener algo de sensibilidad en las manos y poder ir quitando los tornillos a mi paso.



Continúo y la sensación es bastante desagradable, a la par que satisfactoria por ver que puedo continuar golpeando el hielo en los tramos duros y gancheando todo lo que puedo en el resto para ahorrar fuerzas.



Por fin paso el último tramo vertical y con él, el saco el último tornillo.
Justo cuando por fin llego a la reu y sin tiempo para anclarme, la sangre comienza a abrirse paso por los dedos con un dolor indescriptible que hace me vuelva el recuerdo de cuando sufrí el principio de congelación en los dedos, precisamente muy cerca de aquí. En el Balcón de Pineta en una inolvidable experiencia.

El dolor es realmente brutal y los sudores fríos hacen que me marée obligandome a poner las rodillas contra el hielo y colgarme de la cuerda.
No puedo hacer nada, salvo esperar a que pase la intensidad y que la sangre haga lo que tiene que hacer, calentar.
Unos 10min después, por fin el dolor es sólo un vago recuerdo y la movilidad de las manos vuelve a la normalidad.

Menos mal!!!



Tras recoger, volamos al refugio, donde damos cuenta de la comida que Nell a comprado y la que he traído yo, para luego despedirnos de guarda y emprender las 6h de camino de vuelta a Madrid con dos paradas obligadas por los malos.



Son las 02:45 cuando me meto por fin en la cama. Dormiré apenas 4h y mañana estaré destrozado. Pero me da igual, lo he pasado genial y eso es lo importante :)

21 comentarios:

Diego dijo...

Una lástima que esté tan lejos Bielsa, porque se ve tomo de hielo wapo.

Las fotos muy wapas !! Y la que hizo Nell al de la caída, curiosa, aguantan los tornillos ;-) Lo que veo es que el menda tiene el piolo izquierdo demasiado fuera del punto de gravedad y de la linea del cuerpo.

El dolor de manos es como para llorar.

Saludos.

PD: Ramón el mákina !! ;-D

Alex dijo...

que guapo!!! hay un par de fotos que son realmente de concurso!!! imagino que volveriais a madrid medio muertos...jejeje un saludo

ASUNCION dijo...

MUY BUENAS FOTOS VLADY.. HAY UNA QUE SALES TU.. CHULISIMAAAA.. :)
BUENO,.. POR LO MENOS LAS CAÍDAS DE ESTA ESCALADA SON BLANDITAS NO..?? EN LA NIEVE.. SIEMPRE DUELE MENOS..jajajaja:)
Oye pues si estaban así las cascadas en un día malo no quiero imaginar un día bueno..jejeje¡
Y NELL... UNA VALIENTEEEEEE¡¡ si eggque:)))
BESOTESSSSSS¡¡

Historias de montaña dijo...

Qué hay:

Diego: Yo también pensaba igual pero creo que merece la pena dado que te aseguras un buen hielo. Eso si la paliza es tremenda ;)
El menda se colgaba del piolo cada vez que ponía un tornillo y por lo visto se le salió. De todas formas el asegurador no estaba atento y el tornillo no hizo nada. Menos mal que había mogollón de nieve blanda abajo. :)
El dolor es para llorar, para vomitar y para gritar…madre mía! :)

Ramón? Un ultramáquina sin duda.

Alex: No lo sabes tu bien. Y como uno ya tiene una edad te tiras arrastrando la semana el cansancio jajaja
Las fotos buenas son de Nell. Todo un lujo poder ser objeto de su objetivo ;)

Asun: Vaya susto que me pegasteis cuando el guarda se puso a llamar a voces a un tal Vlady que le llamaban por teléfono ;)
Creo que ya tenemos seleccionada la de Enero 2011 del calendario ;)
Por cierto, los tengo al caer ya ;)

Salu2

JB dijo...

Holaaa

que envidia!!!, yo este año no he tocado todavia ni la nieve ;-(((

por cierto, que tal los stubai???

v'sss

kili dijo...

fotos muy buenas. al final aguanto el tiempo (estaba esquiando en panticosa).
enhorabuena por la actividad. la proxima vez podeis
ir a barrosa, menos gente y muy bonito.
desde que no uso dragoneras paso menos frio en las manos, haz la prueba.
un saludo

Historias de montaña dijo...

Qué hay!

JB: Según la marmota, hace un par de días, aun tienes 6 semanas para tocarla ;)

Killi: Por fin las previsiones se equivocaron a nuestro favor ;)
Sin dragoneras? Mmmm…poco a poco que eso si que debe cansar jejeje.
Salu2

kili dijo...

no te cansas mucho mas, por lo menos en el nivel que escalamos, a cambio es mucho mas comodo

Vlady dijo...

Qué hay!

Kili: Investigaremos ;)

JB: Que antes no te he contestado.
Los Stubai van de miedo. Estoy super contento con ellos.
Quizás lo malo es la falta de protección para las manos, que ya ando pensado qué hacer para ponerle una ;)

Salu2

Antonio dijo...

Hola, menuda cascada había y menuda suerte con el tiempo, las fotos muy buenas.

Saludos

santi dijo...

Envidia. saber que ibais con Ramón a Bielsa me dio mucha envidia.
Porque desde que estoy en "tierra plana" me estoy estancando en la horizontalidad.
Y porque ver escalar a Ramón (sin ser "tan fino" como otros melenudos) es un acicate para esforzarse.
Pero, ya coincidiremos, ya. Y sabrás lo que es bajarse de cualquier sitio.

Historias de montaña dijo...

Qué hay!

Antonio: Te hubiera gustado ;)

Santi: Motivación a raudales desprende ;)

Salu2

madclimber dijo...

Muchas gracias a todos por los comentarios que, sin duda, no merezco. Escalo de pena en hielo aunque me motiva mucho, sí.

Estuvo genial, para repetir cuanto antes y, Santi, siento mucho no haber caído en que podíamos recogerte de camino. La próxima no falla.

Ah!.. y qué gran noticia que hayas abierto los comentarios de nuevo :)

madclimber dijo...

Ah!. y ya estaba dándole a la cabeza con lo de probar sin dragoneras.. así que haremos caso a Kili.. a ver qué tal se da.

Veo dos ventajas clarísimas: poder bajar los brazos (como cuando los descansas en roca) y colocar tornillos mas rápidamente y mas cómodamente.

Historias de montaña dijo...

Qué hay Ramón!

De las dragoneras, solo veo los nada despreciable motivos de poder asegurarse a ellos y de descansara en la muñeca parte del peso cuando la mano y se ha quedado agarrotada. Por lo demás y para añadir algo también malo…es peso con el que hay que cargar ;)

De los comentarios abiertos no se si arrepentirme, ya van unos poco comentarios basura y llevan abiertos 4 días…en fin.

Salu2

cesarob dijo...

a ver si ahora me deja...
tES cosillas:
[1] vlady, has cambiado de crampones?
[2] yo a pesar de casi no haber escalado en hielo, estoy convencido que las dragoneras son un atraso (en 'escalada deportiva')
[3] A ver si un dia quitas los popups...

Historias de montaña dijo...

Qué hay Cesar!

[1]Sigo igual de pobre ;)
[2]Otra cosa a la que añadir es que se te caigan y 1, d a tu compañero, 2 te des la piña por estar en zona de "no hay posible protección" y ni pa lante ni pa trás ;)
[3]A mi no me salen. Con bloqueralos con el navegador tienes solucioando el problema. No obstante no es cosa mía es del contador de visitas ;)

Salu2

cesarob dijo...

Pues eso... quita ese contador de visitas.... ;)

cesarob dijo...

Tb. se te pueden caer con dragoneras.
Si se te caen, pues pabajo, por melón :p.

Historias de montaña dijo...

Le tengo cariño...lleva conmigo desde 2005 ;)

Pabajo como el Clásico de las fotos de arriba no? jejeje ;)

Salu2

cesarob dijo...

No hombre... te descuelgas....
Ese si que era un melón :p.