5 de abril de 2011

¡ALVERRÉS! - 01 (THAURAC, SUR-FRANCIA Y MARGALEF, TARRAGONA)

Con el paso de los años, te vas dando cada vez más cuenta que hay que aprovechar los momentos que te ofrece la vida y como diría Punsets: Seguir tus instintos.

Así lo estoy haciendo desde hace algún tiempo y no paro de disfrutar de la vida a cada momento.


Cuento esto, porque hace unas semanas se me planteaba un viaje a Francia, con el inconveniente de tener que hacerme solito el viaje de ida, por aquello de, en conjunto, salir mejor.

Ya estoy acostumbrado…

Tras ajustar algunos tornillos y hacer algunas inversiones, el día 29 de marzo, salía hacia el Norte de España para comenzar una semana de Road Trip en toda regla.



29 MAR 11

Tras una siesta, obligada por los ojos, comienzo la primera parte de mi viaje con un primer objetivo: La visita a Asun y Carlos en su nuevo hogar en Zaragoza.

El camino por la A2 se hace insufrible debido a las obras que plagan esta en gran parte del camino, haciendo que en muchos tramos te obligue a reducir la velocidad hasta los desesperantes 60km/h.


Hacía tiempo que no veía a Carlos y Asun, y tras la comida, la sobremesa se alarga hasta las 19:30, momento en que emprendo camino hacia el siguiente objetivo del viaje: La frontera de Francia, donde dormiría en la conocida población de la Jonquera.

El cansancio me puede y no reparo mucho en el lugar donde aparco para dormir. Craso error ya que me rodeo de enormes camiones que madrugan más que yo...Mucho más que yo.



30 MAR 11

No sé que hora es pero me despierta el ensordecedor rugido de varios camiones cargando sus bombines de frenado.
Tras más de 30min por fin se van y consigo descansar un rato más, hasta que la alarma me desespereza del todo.

Son las 10:00 cuando estoy ya en el último tramo del viaje. El que me lleva a Montpelier, lugar donde está Marga, por motivos laborales.

El viaje vuelve a ser un infierno, sobre todo porque me he empeñado en no ir por peajes en la ida, por lo que la compañía de los sufridos camiones se hace monótona y demasiado larga en algunos tramos.


Tras más de 900km en el cuerpo y la niña, mi paciencia se ha agotado directamente proporcional con mi cansancio y paso por el agujero del peaje a 70km de Montpellier.


El resto del día lo paso dando vueltas por la ciudad.


Adentrándome en lo más profundo de la ciudad, llegando a una de esas calles donde ves demasiadas chicas esperando a su novio.


Intentando entrar en un baño...


Comprando la guía de escalada de Thaurac en una peazo de librería al lado de la oficina de turismo de la Plaza de la Comedia.


Comer como los ricos...por el precio digo.


También, tras encontrarme con Marga, nos vamos de compras por la zona, encontrando una peculiar tienda delicia para cualquier mujer…según parece ;)


Vengo con un catarro, agarrado entre pecho y espalda y junto con ello algún que otro efervescente para despegarlo, sumado a la paliza del viaje, hace que ese día nos acostemos pronto. Mañana toca actividad ferratil :)


31 MAR 11

Para comenzar las actividades de montaña, nos estrenamos, los cuatro, en el ferrateo: Marga, los 2 sets de ferrata Vortex de Camp y yo.
Concretamente en lo que se conoce como la Ferrata de Thaurac, creada para ocio en 1997.
Para ello, tras vivir un nuevo “Ouarzazate” al intentar salir de Montpellier hacia el pueblo de Saint Bauzille du Putois, pero la cosa resulta un infierno por las obras que disfruta actualmente Montpellier.
La idea es ir hacia el Norte, en contra del mar dirección Ganges, bordeando la ciudad.

La guía que llevamos para hacer esta ferrata es la de “Vías ferratas de Europa Francia - Suiza” de Desnivel, donde viene una explicación, un mapa y una sola foto, lo cual deja un resultado muy escueto.


Para el inicio de la ruta hay que ir hasta el pueblo según se viene de Montpellier, y justo al salir veremos una pista asfaltada a la derecha (con dirección prohibida) que nosotros subimos hasta la llamativa curva a derechas. En esta curva hay un apartado para unos 8 coches.


Nos estamos poniendo el casco, los set disipadores…y estando sumidos en nuestros preparativos, en el silencio de un jueves por la mañana, de repente un estruendo que nos llega desde el cielo, nos hace agacharnos instintivamente, mientras intentamos descubrir con la mirada la procedencia del tremendo ruido, pensando que puede ser un desprendimiento de la pared cercana.

Pocos segundos después, descubrimos que se trata de un caza a baja altura y nos acordamos de su familia.

Tras dejar el coche ahí, subimos la pista hasta dar, en la izquierda, con una subida en una acumulación de piedras.


Un marcado camino, nos lleva hasta el comienzo de la ruta que es un gran agujero en la roca que se divisa desde el coche.


Allí veremos una cuerda instalada en la pared que nos confunde en un principio.
Luego veríamos que se trata de la cuerda dejada por un equipador de la zona.

Un poco más adelante, yendo hacia la derecha se descubre el cable y el famoso tronco del que habla la guía, por el que hay que pasar.


Luego tramo sin cable.

¿Se me ve bien? :D

Y llegada a la cueva que te lleva a su interior.
Con los curiosos osos…


Para subir por ella mediante sencillos pasos por las grapas.


Con algún que otro paso aéreo, pero siempre sencillo y sin sobresaltos.


Tras llegar al final de esta, llegamos a una oquedad a la derecha, que evitamos para seguir por arriba, hacia la luz.


Aquí vemos que, según se sale, a la derecha está la opción de la tirolina y a la izquierda, la de los pobres: Andando.


Claro, es la que cogemos.

¡Que contennnnto etoyyy!

Al salir de la cueva cometemos en primer error, debido a un mala interpretación de lo escrito, ya que dice de ir a la izquierda varias veces, pero no indica en que posición te encuentras…por lo que terminamos subiendo a la izquierda y salirnos del recorrido…tanto, que terminamos en la cima de una de las torres, pero todo sin cables y con alguna trepadilla.
Tras unas cuantas vueltas por la zona y la relectura de la guía, que habla de una nueva cueva, descubrimos que se refiere a la torre que hay enfrente ya que se aprecia el otro agujero del que habla.


Parece que no somos los únicos que nos confundimos en esto y en la red se puede ver que la historia se repite :/

¿Estamos tontos o qué?

Tras corregir el error volvemos sobre nuestros pasos hasta llegar de nuevo a la cueva. Desde aquí cogemos un camino que nos lleva a la otra pared en un tramo caminando por frondoso bosque.


Hasta llegar a donde comienza la pared y justo a su izquierda una subida con unos escalones de maderas, que dan a una cuerda que ayuda a subir hasta dar con la cueva que tiene el puente tibetano.


Estreno para ambos en este menester también.

La ferrata te obliga a ir por el lomo de la derecha por una travesía divertida si se hace sin usar el cable como agarre, para luego bajar hasta el suelo de la cueva, donde empieza en el lado izquierdo de nuevo para subir hasta dar al puente, que consta de un cable para los pies y otro para engancharse.


Reconozco que la experiencia me hizo bacilar, sobre todo cuando el cable empezó a moverse a los lados y por mi cabeza llego la imagen de la caída, la cinta disipadora extendida y tener que subir a pulso por esta.


Una vez al otro lado Marga sube ágil y sin dudas hasta donde estoy yo.


Aquí, culpa nuestra, nos vamos a la derecha, según salimos, guiados por unas cuerdas atadas a árboles, hasta que vemos que la cosa no concuerda con lo que dice la guía.


Es a la izquierda, según sales de la cueva, subiendo por una placa con un cable.


Luego una gran travesía con espectaculares vistas sobre el río que ha formado estas paredes.


Esta te lleva hasta la parte vertical y aérea que da al final de la ferrata.


Sin duda, si no hubiera la grapas, sería una magnifica pared de escalada…pero hemos venido a la ferrata No?


Ya en la cima, volvemos a mirar la guía para ver por donde va la bajada exactamente, pero nos distrae una chica que hay en frente, haciéndonos plantearnos algo más de diversión.


20min es bajar por la senda…¿Y si en vez de eso nos la destrepamos, pero sin usar el cable para agarrarnos?



Dicho y hecho para allá que vamos.

Totalmente recomendable experiencia que disfrutamos como enanos.


Y como con las fotos no se sabe si bajamos o subimos, pues un vídeo de la bajada.


Tras el tramo de la travesía llegamos de nuevo al puente tibetano que también hay que hacer sin usar el cable usandolo tan solo para colgar los mosquetones.


Y de nuevo pues vídeo para que se vea que vamos alverrés ;)


Luego el tramo de la travesía por el lomo.


La cueva…

Ummmh que pena ya se acaba!

Y el tronco con vídeo.


Tras salir, vemos al dueño de la cuerda fija que habíamos visto al entrar, trabajando en una espectacular línea que se adivina de todo menos fácil.


Luego al coche y a pensar en donde íbamos a comer, cenar y dormir, para el día siguiente escalar en las paredes de Thaurac. Estas que insultantes nos rodeaban, preguntándose por qué no las estabamos escalando..


Continuará…

11 comentarios:

karkajadas dijo...

Vivir...sentir...compartir...no dejes de hacerlo compañero.

Abrazotesssss!!!!

Me encantan las fotooosss.

GretchenPapier dijo...

¡Qué fotos más chulas! Ains qué ganas de ferrata que me han entrado!!!

...si hubierais comido cruasanes, a la ida también la habíais hecho sin cable jejejejeeee

Bsssos!

Josetxu dijo...

Que hay Vlady...! La verdad es que no me van mucho las ferratas, pero lo cierto es que el sitio y las vistas si que me han gustado...
Y buenas fotos...!
Aupa!

Antonio dijo...

Hola Vlady, esto de las ferratas tiene su aquel, los que la prueban y no han hecho escalada dicen que es maravilloso, los que han hecho escalada dicen que le falta algo, quizás el "estrés" de ir de primero.
Aun así de vez en cuando no está mal ir de tranquilo por una ferrata.

Saludos

Pekas dijo...

Apañero.. la próxima vez, puedes hacer noche en casa... ( y de paso.. ahorrarte unos cuantos kms... ( de Lleida a Girona sin pasar por Barcelona... ;-))) e incluso... ferratear en una ferrata de "verdad" a 25 min de casa... ;-)))

Aunque también es cierto que ahora hay algún tramo en obras.. pero después de como tienen la autovía a Madrid.. quién dijo miedo..???
;-))))

Buena zona Thaurac... quizás está semana santa vaya cerquita... ;-))

( Así me gusta.. qué vayáis preparados.. frontal incluído... )
Salud.. y welcome... ;-)))

tortuga dijo...

Buenas fotos, buena narración y por supuesto buena pareja. Cuidense

Diego dijo...

La verdad es que la gruta por donde va la ferrata tiene una pinta cojonuda.
Ya has ido a Dolimitas a trepar, pero las ferratas...no están nada mal allí...jejeje. No digo ná.Seguro que a Marga la mola el viaje y las ferratas de alli ;-)

Salu2 y a seguir viajando y conociendo más y buenos sitios.

Becki dijo...

Diego tiene razón... y de paso compartimos cuerda! Os venís???? :P

Historias de montaña dijo...

Qué hay!

Karkajadas: Sin duda seguiré intentándolo ;)

GretchenPapier: Jajaja…eso sería :D

Josetxu: Yo es la primera que hago.
Como complemento de un viaje es cuanto menos curioso. ;)

Antonio: Como dice la guía una actividad entre el senderismo y la escalada ;)

Pekas: Me acordé, pero olvidé pedirte la dirección :/
Pues si te acercas te gustará. ;)

Tortuga: Todo un halago viniendo de tan ilustrados escritos ;)

Diego: Mola!
Pues no te digo que para una nueva visita por Dolomitas que añadamos actividad ferratera por la zona ;)
Ya te preguntaré en su momento ;)

Becki: Pues no sería mal plan :)

Salu2 y gracias por vuestros comentarios :)

ldiegoes dijo...

Vlady... prefiero que pongas la referencia a mi blog y no a la entrada a mendiak.net.

Yo me perdí por no hacer caso a la guía esa que lleváis. Cuando la saqué y me fije bien en el croquis fue coser y cantar.

Un saludo
GeMe.

Historias de montaña dijo...

Qué hay Idiegoes,

Efectivamente. El mapa es más claro que la explicación y así lo solucionamos también.

Salu2

PD: Actualizado el link que me solicitas.