30 de noviembre de 2008

COLCHONETA HINCHABLE "SLIDESTOP MAT" DE MAMMUT (MATERIAL)

Hacía ya tiempo que mi Thermarest, había sido infectada con un huevo y sólo era cuestión de tiempo que el Alien siguiera creciendo y creciendo hasta convertirse en el Octavo Pasajero.

Representación de lo que podía ocurrir si
el huevo eclosiona mientras duermes

Como no podía ser en otro momento, el extraterrestre, tras una larga gestación, dio el estirón en Yosemite, durante la tercera semana de estancia, por lo que los últimos días me tocó dormir con ella desinchada, ya que el gran bulto en medio de la espalda, hacía imposible mantener el equilibrio dentro de los 55cm de ancho de esta.

Vista por la cara donde se duerme

Tras comprobar su imposible reparación en casa (ver comentarios), decidí entonces deshacerme de ella y adquirir otra nueva, pero esta vez de la marca Mammut. Una marca con la que nunca me he sentido defraudado.
Los detalles de sus productos son lo que siempre me dejan sorprendido ya que están muy bien pensados.

Pero antes de contar algo de la nueva, contaré algo sobre la vieja.

Marca de la casa

Decidido al tirarla, quería aprovechar para diseccionar el huevo y ver al Alien que llevaba dentro.

El Alien es su más alto estado de gestación

Para ello, extiendo la colchoneta Thermarest en el suelo de mi habitación y saco mi navaja para acometer con un corte preciso de lado a lado.

A punto de operar

La tensión se masca en el ambiente y no puedo evitar que las manos me suden, costándome mantener la navaja recta.
Me ayudo entonces con la otra mano, para sujetar el huevo y aprieto con decisión.

Un silbido inunda la habitación y no puedo evitar cerrar los ojos al recibir el aire en la cara.

Disección realizada con éxito

Nada...No hay nada dentro...solo eran gases!

Un poco desilusionado rasgo la tela para comprobar que realmente no se esconde en alguna fisura el secreto que guarda.

¡Nada...solo es fibra y una tela pegada a ella (supongo) por calor!

Desgarro completo del tejido...sin resultado visible del Alien

Desgarro la fibra que ha cogido el color naranja de la otra cara de la colchoneta y no dejo de sorprenderme de la sencillez en su construcción.

Curioso traspaso del color del tejido a la fibra interior

Al parecer el aire entra entre la fibra y es lo que hace que se autohinche, un poco, cuando la dejamos estirada unos minutos.

Tras tirarla a la pubele (¿a que contenedor irá?), paso a ver mi nueva adquisición, que promete servirme un montón de sorpresas.

De la marca Mammut tengo algunas cosillas como unos pantalones pirata y estoy encantado con ellos. Colegas mios, tienen camisetas térmicas, cascos, frontales, etc y están encantados con la marca.

La otra marca

Quizás una falta de publicidad por parte de los distribuidores sea la razón por la que no se ve mucho por las paredes, ya que aunque en algunas cosas su precio se dispara, como en el caso de las frontales, su calidad y detalles resultan excepcionales.

En el caso de la colchoneta Slidestop Mat, también es así.
Su precio a día de hoy (y en la tienda El Rincón de la Montaña de Madrid), fue de 67€. Un precio muy razonable si la comparamos con el precio de la Thermarest actual, de las mismas medidas y similares características.
Mí Thermarest, costó, (hace ya unos 5 ó 6 años) 55€, lo recuerdo bien, por que todo el mundo me advertía de lo caras que eran estas colchonetas y en la tienda Koala, me la vendieron por ese estupendo precio. Ahora, cuestan el doble!!!

Según la imagen exterior, nos indica que lleva una bolsa de transporte, un Kit de reparación con pegamento y parches,...


...una cinta con velcro enganchada con un anilla de plástico y lo que llaman "Slide stop".

Colchoneta empaquetada el día de la compra (5-11-08)

También en esta misma imagen, aparece las dos opciones para este modelo en concreto, en mi caso está marcada la de abajo, que es más gruesa.

Mi idea era pillarme la de 2,5cm de grosor, pero solo tenían la de 3,8cm y claro su peso es mayor, según el fabricante 810g, pero tras pesarla (desinlflada y sin kit de reparación) en una balanza de precisión, los gramos suben:

- Con la bolsa de transporte 875g
- Sin la bolsa de transporte 851g

Esta en concreto, parece ser para las cuatro estaciones, en la que difiere de la otra por ser también para invierno. Desconozco si es por algún detalle visible, ya que no sé como es el otro modelo extendido, pero dada la diferencia de peso, supongo que la mía, llevará algún aislante algo más pesado.

Tras desempaquetarla, descubro los detalles que prometen.

Un problema habitual cuando se recoge las colchoneta de este tipo, es el paso de llevarla de las manos a la bolsa de transporte, que aunque con un poco de maña puedes meterla sin problema, casi siempre resulta algo engorroso. Con esta cinta cosida a la parte alta de la colchoneta, se soluciona el problema e incluso puedes llegar a prescindir de la bolsa de transporte, si te quieres ahorra unos gramos de peso.

Tira de velcro cosida en el lado que va al suelo.

Por el otro lado (en gris) el que va al suelo, lleva un material diferente que hace que también se agarre mejor al suelo y no se deslice tan facilmente, siendo mucho más aspero y rugoso. Seguramente, tirado sobre la nieve directamente, este material agarre mucho más, aunque no lo he probado aun y no puedo confirmarlo.

Al extenderla, enseguida ves esas tres bandas de goma pegadas, (creo que de algún tipo de resina) colocadas estratégicamente, una en la parte superior de la colchoneta y luego dos, más juntas, en la parte central.

Las bandas de goma

Estás bandas son para evitar que te escurras de la colchoneta con el saco, cosa muy habitual con este tipo de colchonetas. De ahí el nombre del artículo.

Finalmente está la válvula, que lleva un modo de cierre mucho más practico que la antigua Thermarest que he tirado.

La válvula abierta

La Slidestop Mat, lleva un sistema (no sé si patentado) que consiste en girar media vuelta la rosca para abrirlo después de presionar. De esta forma cuando la inflamos, no se pierde tanto aire como con las otras válvulas en las que tienes que girar varias vueltas hasta conseguir cerrarla. Con está sólo es necesario media vuelta y listo.

El medio giro para cerrarla de nuevo

No conozco la durabilidad y resitencia de la colchoneta ya que para eso están los profesionales que se dedican a ello y pueden hacer ese tipo de pruebas, pero si me dura tanto como la Thermarest (5 ó 6 años) ya me puedo dar con un canto en los dientes...no literalmente claro ;)

26 de noviembre de 2008

CAMBIO DE PLANES (PEDRIZA+BOALO)

Según las webs que consulto, el frío del Norte, iba a ser nota predominante, así que la peña seguramente no subiría muy pronto a la Pedra, por eso decido quedar en cantoco a eso de las 10:00 ya que no hay mucha gana de madrugar tras una dura semana de trabajo.

Sábado 22
Aun así al llegar a la barrera a eso de las 09:50, una caravana de unos 20 coches, me hace cambiar de dirección y avisar a Alber de que la cosa pintaba mal y quedaríamos en vernos mejor en el Tranco.



Nuestro objetivo era visitar las Buitreras, entre otros riscos de la zona, pero desde el Tranco es demasiado pateo, así que descartamos dicho objetivo y sacamos la guía para decidirnos por otro.

Tras unas dudas, le propongo conocer un sector que aun no he visitado y al que le tengo ganas. El que hacen llamar ¡Piiiiiiiii!...¿Eing? ¿Que ha pasado?

Decía, que le propongo visitar ¡Piiiiiiiii!...pero qué demonios ocurre? No puedo decir el sector ¡Piiiiiiiii! o qué?

¡Que cosa más curiosa!

Bueno, pues para poder seguir contando la historia, diré que el sector ¡Piiiiiii!....vaya, no cuela.

Parece que están muy atentos a lo que escribo.

Bueno, pues no diré el nombre de sector.

Decía, que este sector está situado justo en ¡Piiiiiiiii!...¿? Pero bueeeno!!!, tampoco puedo decir donde esta situado?
Ok, ok. Vale, vale, ya lo he pillado. Nada de información.

En fin, vamos a ver si puedo continuar contándolo.

El caso es que decidimos subir a este sector del que no llevamos croquis alguno, pero que sabemos hay de grado variado por el que nos movemos los dos desde ¡Piiiiii! hasta ¡Piiiiiii!...¿? Jueeeeeerrrrrr. ¡Pues vaya mierdaaaa!
¡Así no hay quien postee!

Pues nada, ya me he cansado. Os muestro una foto que hice del sector.



Y esto? como es que sale todo neeegro?
¡Si parece esa postal típica, que se mandaba en la mili, con el título de "Mi Cuartel de Noche"!...
Ah, que tampoco puedo poner una foto del sector? Ok, ok. Perdón, perdón.

¿Y unas fotos desde abajo, donde no se vea más que la vía, a Alber y el cielo...Puedo?
Voy a probar con esta...



Ah, que bien, pues ya pongo otra que también salio muy bien.



Bueno, pues solo añadiré que esta muy bien equipado, que las vías son muy bonitas, aunque necesitan de algún limpiado de lajas y que merece la pena visitarlo.

Muchas gracias al/los equipador/es que ha/n hecho un gran trabajo ;)


Domingo 23
Amanece para mi una hora más tarde que el día anterior y es que el cansancio lo puede todo y la palicilla del día anterior en el sector ¡Piiiii…!...uy perdón, se me había olvidado ;)
Decía que la paliza del día anterior, exigía alguna hora más de sueño.

El sitio elegido es El Boalo, una zona que no conocía, propuesto por Yago...



y Cristina...



y aceptada por el resto: Nell,...



Belén,...



MadClimber...



and me.


Para compensar la foto de la espalda tan criticada,
una de careto raro ;)


El número es perfecto para hacer tres cordadas, además llevamos 4 cuerdas y material de sobra para acometer alguna vía de varios largos, en lo que se conoce como Peña de la Encina. Pero Belén aun anda tocada del tobillo.



No os preocupéis id a por las clásicas, si eso nos damos un pateillo, las dos, por aquí y listo.

Las dudas nos corroen y en estos casos de indecisión, la suerte puede ser la mejor opción para decidir rápidamente.

Cara! Deportiva.

Para ello subimos al sector más cercano, llamado Placa del Molinillo donde en pocos minutos se llenaría como un domingo, en Patones, en los Vº.
Lo bueno es que son antiguos colegas y lo pasamos bien dejándonos las cintas puestas y compartiendo risas.



¡Un saludo a Pepe y Carlos!

El sector está muy bien para pasar una mañana, en la que no tengamos mucho tiempo y busquemos sol y vías asequibles.
Podemos encontra reseñas de la placa y acceso en al guía de Escaladas en la Comunidad de Madrid de Tino, editada en 2006 por Desnivel. Aunque solo vienen unas pocas ya que al parecer se han equipado más desde entonces.

Ninguna de las hechas pasó del 6a+, siendo esta precisamente la que requería de protección.
Está Justo la primera de la derecha que sube por una fisura.

Atención, el equipamiento en varias de las vías son spits, incluidas algunas reus.

Cuando el sol ya está bajo y la luz comienza regalar sombras que nos hacen más difíciles encontrar los pies, animo a Nell para que se cuelgue los camalots del arnés y se haga una vía que, aunque no lo necesita, está muy bien para practicar, ya que es un IV+ con seguros algo alejados y discurre por dos fisuras.



Una vertical a la mitad y una horizontal ya casi en el final.



El sol se va y nosotros con él recogemos y bajamos al bar del pueblo.



Son ya las 18:30 y ninguno hemos comido gran cosa, por lo que nos alimentamos para que la Clásica semiequipada (es decir con límón) no caiga de golpe al estómago.



Después pagamos religiosamente.



Y aunque nos quedamos con hambre, decidimos no probar la carne ante la visión de ciertos anuncios. ;)

24 de noviembre de 2008

ESCALADAS EN EL SISTEMA CENTRAL (GUÍA)

Como ya sabéis, con las guías, material y revistas que adquiero, sólo doy mi punto de vista como usuario (no como profesional) y aporto mi opinión personal, totalmente discutible y modificable.
Como también sabeis que, con esto no pretendo ir de gurú, ni nada que se le parezca, tan solo intento dar mi punto de vista personal, lo más objetivamente posible, tras un estudio del producto en cuestión pensando sólo como ususario, insisto, y no como profesional.

Aclarado esto (de nuevo) paso a la crítica.

Esta vez se trata de la última guía que le han editado, a Tino Núñez, los de Desnivel, tras la anterior, que sacó en 2006, sobre la comunidad de Madrid y que como recordaréis me regaló, (sin yo pedírsela), el mismo Tino, con una agradable dedicatoria.

Han pasado dos años desde aquel trabajo y ahora nos muestra una amplísima guía, que sin duda le ha llevado mucho curro, por todo lo que abarca.
En concreto: Madrid, Ávila, Salamanca y Segovia. Es decir, el sistema central como titula la guía.



Lo bueno:
Como decía, se nota que es un trabajo hecho a conciencia, esmerandose en el detalle y haciendo caso a la "encuesta" que realizó en algunos foros para saber qué es lo que le pides a una guía de escalada. Lo cual me parece de lo más lógico, ya que si estas vendiendo algo, quien mejor que los consumidores para decirte lo que quieren ver en ella?

Sigue el sistema de los colores para diferenciar las zonas como están haciendo muchas guías ahora. Muy de agradecer para una rápida localización.

Si te gustan las fisuras y estas cansado de los sitios de siempre, esta es una buena guia para ello.
No las he contado, pero la gran mayoría son vías de fisura o que contienen alguna en sus largos y no creo que sea por casualidad, ya que Tino Núñez fue el mejor escalador de fisuras en su época, liberando cosas muy majas, como así también lo reseña en la guía. Ahora, como muchos sabeis, lo es Palan.

Lo mejorable:

Al igual que con otras, un índice de las vías separadas por su grado y otro por orden alfabético, estaría genial para localizarlas de mejor manera en la guía.

Ya se lo recomendé en la anterior guía, sobre añadir un mapa en altura de cada zona, para así poder localizar cada risco con mayor comodidad. No lo ha hecho, e imagino que por el grandisimo trabajo que conlleva localizar cada risco (lo sé por BDR, que me costó varios años de trabajo para localizar cada zona y peña) y ya es suficiente con la recopilación de las vías de tan dispares sitio, pero al menos ha puesto la dirección web de SIGPAC que le recomendé. Cosa de agradecer, si queremos crearnos nuestro propio mapa, para poder saber con mayor exactitud donde vamos.
Por último, y no por ello menos importante, en lo que llama otras zonas de interés, en Ávila, ¡¡¡No aparece BDR!!! jijiji ;)

Conclusión:
Para aquellos que les gusta de visitar zonas nuevas, ahuyentados de aglomeraciones y que además siempre llevan esparadrapo en la mochila, es una buena compra.

19 de noviembre de 2008

POR QUE REÍRSE DE UNO MISMO, ES UNA ACTIVIDAD MUY SANA Y RECOMENDABLE

Hace no mucho, me he enterado de que se han creado dos foros específicos para meterse con los blogs en general y con el mío en particular, donde se vierten curiosos y elaborados comentarios, como difamaciones, exageraciones, críticas poco constructivas, etc, que son más ataques personales que intentos de mejorar la información que pueda llegar a aparecer en el blog.

Sinceramente, si toda esa energía gastada en meterse con los demás (que la mayoría de las veces el atacado ni se entera) la usásemos para crecer como personas, nos iría mucho mejor a todos.
En fin, allá cada cual con su vida y sus actos.

No obstante, si dejamos que esas cosas nos afecten, estaremos cayendo en su dinámica destructiva y dejando que consigan su objetivo. Molestar. :)

Qué hacer si os encontrais con una situación tan peculiar como esta? muy sencillo, una cosa que me recomendó un gran amigo. Reírse de uno mismo.

¡No os podéis hacer una idea de lo bien que funciona! :)


Por que reírse de uno mismo es una
actividad muy sana y recomendable.


Por cierto, el humor es propiedad de Uge, no vaya a ser que me denucie por plagio jijijij.

17 de noviembre de 2008

ICE EL HUSO (BARRANCO DE LA HOZ+PATONES)

Es un hecho que la suerte juega un papel muy importante en esto de la escalada, ya sea en roca, hielo o en la ascensión de alguna montaña.
Tenemos que admitir ciertos riesgos inevitables si queremos seguir practicándolo, ya que hay cosas que podemos controlar como es el material que llevamos y la experiencia que tengamos en manejarlo para salir de algún problema. Pero hay muchas cosas que se escapan de nuestras manos. Entre ellas está la posibilidad de que una presa falle bajo tus pies y caigas al vacío. Escalando en conglomerado he tenido esa sensación varias veces y es de las más fuertes que puedes tener en la escalada en roca...cuando algo se escapa de tu control.


Sábado 15
Llegamos al aparcamiento siendo las 10:30. Miramos la temperatura que marca el coche y no podemos creerlo. Tan solo 5km atrás, marcaba 7ºC...y ahora marca -1ºC!!!



Salimos con la esperanza de que se abra el cielo, salga el sol y que caliente para poder acercarnos a la Pañoleta Blanca.



Pero si hay algo que he aprendido en la montaña, es a renunciar para tener otra oportunidad y esta iba a ser una de esas.



La Pañoleta Blanca es cara Norte, húmeda de por si, al estar tan cerca del río y con la niebla reinante no sería mejor.
No obstante caminamos por la carretera para adivinar cual sería el mejor paso, para la próxima vez.

El caudal del río nos sorprende y dudamos de si se podrá cruzar sin quitarse los pantalones.

Para esta visita también había ganas de probar lo que llaman El Huso una característica peña en forma de monolito que tiene su vía más asequible con un recorrido en espiral, buscando la roca de mejor calidad por casi todas sus caras.



Continuamos por la carretera y vemos como parece que la niebla se va levantando, dejándonos vislumbra, al fondo, nuestro nuevo objetivo.



Guiados por el escueto croquis de las "100 mejores" intentamos descubrir por donde asciende la línea.
Tras mirar detenidamente la pared donde da el sol, descubrimos que empieza en la fría cara Norte.

Nos nos libramos del frío macho.

Alber me propone hacerse el primer largo a lo cual accedo sin discusión alguna.

El conglomerado parece bastante compacto en este primer largo, pero el frío es tal que en la primer panza Alber se ve obligado a parase un rato para hacer que la sangre le vuelva a los dedos y así poder superar este tramo.



Yo, abajo, me alejo de la pared para buscar el sol y entrar en calor antes de atacar la vía.

¡Juer que rasca!

Ya en la primera reu, Alber me avisa de que puedo subir, aligero para, de paso, ver si se me calientan las manos, pero la fría roca me deja esatas aun peor y llego que no soy capaz de hacer las maniobras con comodidad.



Na macho, entrenamiento para las Torres del Paine jejeje

Para salir cuanto antes de esa fría reunión, y al ver que mis manos no entran en calor, decidimos que tire de nuevo Alber este segundo largo, ya que él sí que las tiene ya calientes.



Este largo consta de una fisura con alguna chapa y un clavo con un cordino.
Desde abajo parece más difícil de lo que es, aun así no es sencillo, ya que vas en travesía y tienes que salir por una panza tirando de rocas que no parecen muy fiables.
Este largo es de apenas unos 8m, que te dejan en una estupenda y cómoda repisa.

Cuando quieras Vlady!

Me sorprendo de lo mal que se oye a pesar de estar tan cerca.

Toco la roca y compruebo agradecido que mis manos ya funcionan y se agarran con fuerza a aquello que cojo.



Doy los pasos confiado y me muevo fiándome de todo lo que cojo animado por tener sensación en los dedos.
Llego al calvo que deschapo con la izquierda mientras me agarro a un grupo de pequeños bolos de la fisura, de repente la mano se lleva todo el grupo de bolos dándome en la cara, por suerte la mayoría es tierra que se me mete en la boca y no me hago daño.

Uf menos mal que no me ha pasado a mi, sino me giño - Me dice Alber desde la reu.

Tras el susto subo a la reu y me aseguro.

Este ya me lo hago yo.

Según el croquis parece que hay que seguir haciendo travesía a derechas a la otra cara y luego subir por una vertical placa. Demasiado ambiguo? si, pero esto es escalada clásica y hay que hacer caso a la IA más que a los croquis.

No me suele fallar la IA, pero en este caso me deja de lado y pago las consecuencias.



Tras un par de metros por terreno fácil pero con ambiente, como indica el croquis, llego a un buril seguido a pocos metros de un bolt. Desde aquí miro para arriba por donde debería ser, pero multitud de telarañas gobiernan la pared y no asoma ningún seguro y ninguna posibilidad de protección.

No lo veo claro Alber! voy a mirar más para allá!

Continuo un poco más en travesía a derechas y adivino una clara marca de magnesio en un alejado bolo al otro lado de un muro.

Vale, es por aquí - Me digo a mi mismo.

El paso que tengo que hacer para alcanzar ese bolo, es de narices, vertical, con un patio del carajo, hasta que pasas a la otro lado, donde hay otra repisa que no alcanzo a ver bien desde esta posición.
Tras varios intentos y guerras mentales, consigo llegar a la otra repisa.
Sorprendido compruebo que la roca es malisisma y cada cosa que toco me quedo con ello en la mano.

Bueno, será sólo este trozo...

Sigo para delante, hasta que noto que la cuerda empieza a rozar...tiro un poco de ella y ese rozamiento hace que decenas de piedras se desprendan justo por donde acabo de cruzar.

Uff menos mal que no tengo que pasar otra vez por ahí...pobre Alber - Pienso.

Continuo algún metro más por terreno altamente inestable y con todas las presa de las manos que se mueven o se desprenden con solo tocarlas. La sensación de desamparo es brutal.

Juer y no hay ni un maldito seguro...pero claro, aquí con esta roca no se puede poner nada.

Sigo y tras de mí la cuerda por su movimiento va tirado piedras y piedras dejando la cuerda manchada de polvo y una incertidumbre que se apodera de mí cada vez ser más, consciente de que me había pasado la salida...y tendría que volver tarde o temprano por mis desconfiados pasos.

Decido llegar un poco más allá, donde termina esta repisa descompuesta y hay un muro que debes superar por encima, subiéndote a horcajadas...llego hasta él y compruebo que tampoco hay seguro alguno.
Estoy casi al lado de Alber que me oye maldecir.

¡Mierdaaa Me he dado casi toda la vuelta!! Las machas de magnesio macho, eran de un embarque de alguien! - le Grito.
¡Tienes que volver Vlady, no hay otra opción! - Me afirma irremediablemente Alber.

No quiero creermelo, pero llegar hasta donde está él continuando a la derecha, se presenta dificilisimo y el último seguro está demasiado lejos, al otro lado, en la otra cara.
Muy a mi pesar, finalmente admito que no tengo más opción que retroceder en mis pasos, volver a pasar por lo asquerosamente descompuesto y con el seguro a varios metros de mi.
A mi cabeza llega la imagen y lo que podría pasarme si ocurriese lo que más tememos los escaladores. Una caída en travesía.

Me pongo de cuclillas para estar más cómodo, ya que la panza de arriba me obliga estar en una posición con el tronco hacia atrás, respiro hondo e intento eliminar todo pensamiento negativo y sólo pensar en acertar con el bolo a pisar y el bolo a agarrar.

Me levanto y empiezo a moverme.

Como si se tratarse de una lotería voy probado cada uno de las piedras, dándole golpes con las manos, pataditas con la punta del gato para ir desestimando opciones mientras muchas se desprenden al primer toque.

Empiezo a retroceder poco a poco a la izquierda como si fuera moviéndome entre bombas.
Tras unos metros de alta tensión, compruebo que Alberto no recoge cuerda.

Grito y grito pero no recibo respuesta y la cuerda sigue floja.

Chupaaaaaa!!!

Estoy justo al otro lado y no me puede oír, así que me veo obligado a volver otra vez al muro de la derecha para acercarme a él y decirle que vaya recogiendo cuerda poco a poco.

Contactados y puestos de acuerdo, de nuevo emprendo el camino que no quiero recorrer.
Por la cabeza de nuevo se me presenta la imagen de la caída, pero esta vez en forma de solución para no pasar por ese campo de minas.

Lo mismo si corro por la pared al caerme...

Pensamientos absurdos que destierro rápidamente para dar paso al razonamiento y la búsqueda del control.

Las piedras no dejan de moverse bajo mis pies y muchas caen al vacío bajo mi peso, por suerte si no es la mano son los pies, pero siempre alguna aguanta.

Tras muchos sufrir y con la respiración bastante agitada, llego de nuevo al muro donde está la primera presa que vi con magnesio. Sé que tras supera está dificultad estaré cerca de la chapa y en terreno más estable, por lo que me paro aquí, en un gran bolo con los dos pies y las manos en la presa manchada de magnesio.
Respiro y respiro para tranquilizarme.
Un par de minutos son suficiente para comenzar con la elección de las presas para el pie y las manos para llega al otro lado.

Localizo una buena mano, en la que tendré que agarrame con las dos para luego ya pasar los pies y llegar al otro lado.
Para los pies elijo un bolo algo bajo, pero parece fiable al tener otro debajo.
Acerco el pie izquierdo y le doy unos golpes con la puntera como había hecho con otros antes, luego apoyo la planta y doy un par de botes en él.
Parece seguro pienso mientras le doy otro bote. Justo en ese momento cede bajo mis pies quedándome de la presa manchada de magnesio con las dos manos.
Por suerte esta no cede y me incorporo de nuevo al otro lado sobre el gran bolo de los pies.

¡Juer, vaya mierda!

El coco trabaja al 200% y lucha por tranquilizarlo que no deja de pensar en tirarse al otro lado sólo para evitar el sufrimiento de la nueva elección.

No hay otra opción - me digo - Tienes que volver a probar suerte.

Después de tranquilizarme por el susto, vuelvo de nuevo a buscar con la mirada un nuevo bolo. Localizo otro mas metido en la roca y algo más alejado.
Para llegar a él, tendré que pasar el peso y llegar con la mano izquierda al otro bolo dejando todo a la suerte que tenga con la elección hecha.

¡Venga, con un par!

Dejo el peso con mas miedo que vergüenza y expulso el aire de mis pulmones, recordando parte de un pasaje del libro de Bonatti, donde explica que echa el aire pensando que así pesará menos y evitará que se derrumbe un puente de nieve blanda.

No me hago de rogar y hago el movimiento lo más dinámicamente posible, hasta por fin pasar al otro lado.

Ya frente a la Chapa, me asomo para ver a Alber y advertirle que ya estoy en terreno seguro.

Tras pensarlo un poco creemos que debe ser todo recto por el muro que hay por encima de la chapa, por donde están las telarañas, pero la falta de seguros visibles y lo mal que lo he pasado, no puedo hacer otra cosa que volver a la reu y dejar que Alber pruebe a ver.



Alber también duda unos instantes ya que las presas son dudosas y la caída es sobre una repisa si falla algún bolo.

Le pierdo de vista y noto que la cuerda empieza a correr poco a poco.

He encontrado una chapa! - Le oigo decir.

Pocos minutos después está gritándome Reunión y yo saliendo al muro.
Este largo resulta ser muy entretenido , aunque con algunos bolos móviles que desafiarían al más templado de los escaladores.
Un paso de mostrador y la cima.



Contentos por haber terminado sin percances serios, tras rapelar volvemos a Madrid por el camino más largo tras visitar Molina de Aragón.

Domingo 16
A pesar del cansancio del día anterior, tenía la sensación de no haber escalado y había ganas de apretar.

Además hacía tiempo que no veía a varios amigos y amigas, por lo que me animo a ir a de nuevo a Patones.



Ayer miedo y hoy apretar.

Y vaya que si apreté.



Entre otras vías un 6c+ y un 7a en top.



Este último, Te cangas dionis, uno que también aparece en las 100mejores y ya van 33 que pruebo.