8 de febrero de 2010

SISI NONO SANÓ (AGUJAS DEL PURO Y K2, LA CABRERA)

Tras varios ataques al hielo, el cuerpo me pedía roca. Sobre todo la rodilla que ya me había dado varios toques para que no la diese más caña de pateos durante un tiempo.
Le hago caso a medias ya que algo de pateillo llevaba la opción planteada.

Las agujas de la Sierra de la Cabrera.

Tras una pequeña investigación sobre la no existencia de nidos en las cercanías, me decanto por El Puro de La Cabrera, donde varias líneas de grado asequible me atraen desde hace tiempo y que tras buscar en la Internet y las guías que dispongo de la zona no encuentro nada claro de lo que fiarse, por lo que marchamos con la incertidumbre de lo desconocido con tan solo la triste y precaria info de la por muchos denominada Peor Guía de Escalada en roca editada por la Federación Madrileña y de la que tras 11 años (actualmente) de su aparición aun estamos esperando una reedición y por que no una compensación si devuelves la que compramos muchos y siguen vendiendo o_O



Para esta aventura, me acompañaría Sergio e Irma.



Al llegar a la explanada desde la que se accede al Pico de la Miel, quedamos sorprendidos al ver lo que han hecho con todas la jaras que había en la zona.



No sé cuando se ha hecho y el por qué, pero han arrasado con todo hasta la valla de piedra y quemado en montones su restos. Ahora se accede mejor, pero ¿Cuál es el motivo de este “recorte”? ¿Se le perdió a alguien famoso su alianza de boda? ¿Quizás evitar incendios al estilo Bush?



Para llegar a pie de vía de nuestro objetivo inicial, hay que ir por el camino que sube hasta el pico de la Miel y en el desvío hacia el lado izquierdo del pico cogerlo hasta pasar el camino de descenso de ese lado y luego, ya con la Aguja del Puro a la vista ir llaneando y buscando el camino a veces poco marcado, hasta llegar a la cara Este de la Aguja.



Una vez en está, se baja un poco y se sube bordeando por una repisa precedida de unos bloques sueltos algo peligrosos.



En la base ya del pie de vía observamos lo que nos espera mirando con cierta desconfianza la suciedad del recorrido, pronosticando “diversión” a raudales para el trío.

¿Empiezo yo?

El primer largo se trata de un recorrido lógico buscando la debilidad de la pared dando en algún punto un paso de Vº, siendo el resto sencillo de proteger y de grado, aunque algo raro de escalar.

Cuando llego a la altura de una reu con argollas, me planteo meterme a ella, pero debido a lo “escondida” que está para el siguiente largo, decido continuar, tras ver que llevo cacharros de sobra para montar una reu fiable.



Sergio e Irma me siguen sin problemas y pronto estamos los tres frente a la desplomada fisura.



Sergio adquiere los cabos del miedo y le entra decidido a darle por la de la derecha.



Yo le recomiendo hacerlo por la izquierda, pero el que va de cabeza siempre ve las cosas de diferente manera, sobre todo por lo difícil de asegurar el lado que le indico.

Poco rato después, se ve obligado a descansar ya que el frío y la falta de roca dese hace tiempo pasa factura.



Tras un rato, vuelve al ataque y un poco después nos está avisando de que ya está en reu.

Nos planteamos en un momento dado que tire la cuerda para darle yo también de primero, pero un montón de problemas pueden sumarse, si por ejemplo Irma no es capaz de sacar algún seguro, ya que no está acostumbrada a ello.

¡Va verde, Sergio!

Irma sube hasta que llega a la parte que desplomada y comprueba lo difícil que es realizar el técnico paso.



Lo intenta de una manera de otra, pero aun le falta técnica para superar este tipo de pasos en libre.

Desde abajo, aun en la reu, primero la indico los movimientos a realizar de como lo haría yo, pero tras varios intentos las fuerzas le abandonan y necesita oxigenarse y esperar a que le llegue el preciado gas a sus músculos.

El tiempo pasa, me estoy quedando helado y decido ponerme el plumas que llevamos en la mochila.

Uff menos mal.

Le aconsejo que se agarre a mi cuerda para subir esos metros que la separan de la parte fácil, pero no tiene fuerzas.

Bien, tranquila. Intenta asegurarte con tu cabo de anclaje al seguro que tienes arriba y avisa a Sergio de que la morada sube.

Me quito el plumas, lo guardo, desmonto la reu y me encaramo a la pared. Entonces me doy cuenta que tengo los pies insensibles, como tacos de madera, por el frío.
Y es que ese sol prometido lo tapan unas inmundas pocas nubes y no nos alcanza.



Subo rápidamente hasta donde está Irma y me anclo a un seguro para luego poner mi cuerpo como apoyo y así poderse subir a él y salir de la zona desplomada.

Tras la espera y la ayuda, Irma empieza a sentirse más fuerte y puede seguir por sus propios medios el resto de metros.

Arriba los abrazos de Irma son respuesta lógica a tanto estres.

Ya los tres en la reu, cambiamos de cabos y encabezo los metros finales hasta unos árboles que laceo para asegurarles.



La bajada a Sergio le toca hacérsela con gatos debido a una confusión en la información sobre el descenso.

La idea es buscar la canal de la cara Este, entre la Aguja K2 y el Puro, cogiéndola lo más arriba posible, para en pocos minutos estár de nuevo a pie de vía.

Con ganas aun, planeamos hacer alguna cosa más corta dada la hora que ya es (16:00) y así irnos con más metros encima.

La idea está clara. Buscamos fisuras y lo más cercano es la Aguja K2, donde hay al menos dos vías que se les puede dar. La Normal y un 6b que hay en la cara Este que no sé si es Recuerdos del mar o Costa de Marfil ya que la “fantástica” guía que llevamos los tiene confundidos como en una gran parte de las reseñas.

La suerte, a la segunda, decide que sea la Normal que la dan de Vº…luego veríamos que es un poco más dura.



Esta vez es Sergio quien comienza por esta curiosa vía, que te lleva por dos paredes casi paralelas durante unos 8m, para terminar en un techo que te obliga a meterte por un estrecho OW y luego a otra chimenea donde el simple hecho de llevar algo de ropa de mas, puede convertirla en impracticable.



Sergio la pelea y sale en libre por ambas chimeneas, no sin poco esfuerzo, pero sabiamente colocado a pesar de ser su primera chimenea.



Tras bajarle y ver como rozan las cuerdas, comprobamos que va a ser imposible asegurar desde abajo en toperope, así que de nuevo sube, pero está vez andando por el lado izquierdo, recuperamos la cuerda, darle yo de primero y luego asegurar a Irma desde arriba para que lo pruebe de segunda.

Le doy y es justo cuando por fin saludamos al sol.

¡Hola sol!

El tramo de los 8m sin duda es el más bonito estéticamente hablando ya que el recorrido que le sigue exige arrastrarte por el interior de dos chimeneas a cual más claustrofóbica, con modales poco delicados.



Para salir por el OW, no me queda otra que colgarme, ya que además de que el casco me roza en la paredes y solo puedo mirar al frente, la movilidad es nula en el interior de los primeos metros y me es imposible sacar los brazos para agarrar un piedra encajada que hay en el interior.



Finalmente descubro que la razón por la que no paso es por que llevo un par de prendas de abrigo.

Me quito el cortavientos, lo tiro, y por fin consigo deslizarme en el interior haciendo un extraño contorsionismo para colarme por dentro y salir “airoso” del asfixiante tramo.



Lo siguiente es otra chimenea, esta vez más profunda y que incluso da a un pasillo a la izquierda que parece continuar, pero que dada la estrechéz del lugar no consigo ver.



La mejor manera que encuentro para salir de las fauces de esta, es en bavaresa, pero resulta tan incómodo que finalmente serpenteo para llegar, al fin, a la salida donde hay una placa arenosa que da a la reu que Sergio ha montado sobre un bloque, abrazando este en forma de puente de roca.



Ahora Sergio sube con mis zapatillas y yo bajo a hacer fotos a Irma.



La paliza que se ha dado en la anterior vía la ha dejado cansada y sólo puede llegar hasta un tercio de la primera chimenea, pero ahí está, lo ha luchado hasta el final que es lo que hay que hacer :)

¡Bien por Irma!




Decidimos que lo más rápido es que le demos, de segundo, alguno de los dos para así recuperar el material puesto.

Así que aseguro a Sergio para que limpie el largo que parece estár más fresco que yo.




No querías roca? Pues toma, dos vías nuevas!


12 comentarios:

tortuga dijo...

Oh Pico de la miel, yo quiero probar eso elixir.

Vari dijo...

Hola Vlady,
seguramente el desbroce que han hecho está debidamente justificado, y la razón poco tendrá que ver con tus suposiciones.

Un saludo.

Alex dijo...

muy guapas las vias, me da claustrofobia solo con ver las fotos de OW...

Historias de montaña dijo...

Qué hay!

Tortuga: Deliciosa y fisurada Cabrera. Cuando subas avísame ;)

Vari: Seguramente me equivoque aunque ya sabe que siempre va en clave de humor estas cosas que digo ;)
He buscado info por la red sobre este gran desbroce y no he encontrado nada.
No deja de sorprenderme ya que en los 13 años que llevo escalando en la zona nunca había visto algo así.

Alex: Lo bueno es que eran tan estrechas que no hacer el pinball jejeje
Por cierto, te he mandado un mensaje con lo de los calendarios ;)

Salu2

oriol dijo...

Jajajaja!! Vladyyy!! Que guai el repor y las fotos…

Por cierto… estaba yo mirando con detalle esas fotos (chimenea y desplome de la normal K2) esas que tas empotrando la cabeza allí en lo más dentro… ¡Waaaaa… con técnica en plan metiendo empotramiento de cabeza tal cual Avestruz de Pared!!!!!! Juaaa Y ojo con el paso, no? Jajaja Que una cosa es que ya sepamos todos que tu estas con la cabeza ida… y otra distinta que se te vaya arrancada la cabeza! jajaja!

En fin… jajaj Ya sabes que no soy profeta… (Diós me libre) Pero visto lo visto no puedo evitar darme una pequeñina licencia de clarividencia!!!! Y Visto lo visto, y visto tu ergonomía pa meterte en las claustrofóbicas chimeneas.. yo creo que tu, en lugar de escalar... tas gritando a voces que quieres ser espeleólogo!!! Juaaaa ¡Repiénsalo, aun no es tarde ! :)

Un abrazo friend

QUO… Estudiando curiosas nuevas aves de pared!

Historias de montaña dijo...

Jajajaja...me parto con tus comentarios!! :)))

Un poco más y me quedo patalenado con los pies en el aire y la cabeza enganchada jajaja

La verdad es que hay chimeneas que son más parecidas a hacer espeleo que escalar jajaja...
¡Ay cuanto nos gusta sufrir!

Otro abarzo!

tito dijo...

Felicidades por la actividad!!! que envidia, nunca he escalado clasica(seguros flotantes), y me encantaria probar.

Sigue con las historias que tanto nos gustan.

saludos.

Antonio dijo...

Hola Vlady.
Si es que somos un poco ansias, no podemos esperar a que caliente el sol para trepar.
Bonitas vías, a esa zona y sobre todo a la que hay a su izquierda le tengo muuuchas ganas.

Saludos

Historias de montaña dijo...

Qué hay!

Tito: Gracias! Me alegro que te guste como lo cuento ;)
Para mi las vías limpias como estas dos, es la culminación del las oras modalidades de escalada en roca que practico, donde tienes que poner en práctica todo lo que entrenas. Sin desmerecer para nada los que se dedican de modo exclusivo a una de ellas claro.
Un curso con un profesional sin duda es lo más recomendable para la primera vez.

Antonio: A la izquierda dices? La Aguja de los amigos imagino que dices. Pues por ahí hay alguna aun pendiente, pero es una aguja con nidificación ahora mismo, así que a esperar toca y de paso con más calorcillo jejeje ;)

Salu2

Diego dijo...

Has cambiado finde de manto nivoso/helado por la fría por estas fechas roca....
Mucha chimenea y fisutra sufridora veo yo ahí.
Lo que no sé es como Irma os sigue hablando y no os ha retirado el saludo, menuda encerrona !!!! jajaja.

Por lo demás, tienen las vías un trazado un tanto curioso.

Salu2, Diego.

PD: será por guías...

Antonio dijo...

Me refería a las agujas de Valdemanco. :)

Saludos

Historias de montaña dijo...

Qué hay!

Diego: Ya sabes, la rodilla manda. Pero la estoy poniendo a todo para ir a darle más caña antes de que termine la temporada.
Las dos vías limpias en seguros y con un recorrido auténticamente clasicorro, clasicorro jejeje ;)
Ah, Irma no solo nos sigue saludando sino que quiere más marrones…yo también estoy sorprendido ;)

Antonio: Ya decía yo ;)

Salu2