14 de mayo de 2013

LA CARA OCULTA DEL DIABLO PSICÓTICO Y CHUPACABRAS (PICO DE LA MIEL-LA CABRERA)

Si no es por el blog, no recuerdo la última vez que hice una vía fuera de mi zona de confort y este activo finde pasado de nuevo nos hemos metido en faena.


Cuando recibí el mail de Miguel y Antonio sobre la propuesta no me surgió duda alguna ya que era una vía a la que tenía ganas desde hace tiempo, pero su duro y estigmatizado primer largo lo hacía complicado para convencer y encontrar a alguien que se quisiera meter ahí.


Hablo de La Cara Oculta de la Luna, una vía relativamente nueva en el lado izquierdo del Pico de la Miel, abierta por el “Trompeta”, símbolo de dureza y líneas magnificas en su mayoría.

Pero antes nos tenía reservadas algunas líneas “para calentar” ya que el primer largo del que hablo es un 6c de esos que te dejan extasiado por el recorrido y por lo duro y variado de sus pasos, lógicamente equipados siempre que la persona que esté al otro extremo sujetando las cuerdas con un freno adecuado esté atento y sepa como asegurar una caída.


Ese calentamiento lo hacemos comenzando por la vía Pacto con el Diablo.

Foto Antonio

Los primeros metros de su primer largo, con más musgo que roca, sorprende por no ser tan sencillo como parece y ya te calienta los antebrazos. Luego continua por una placa asequible para llegar a una fisura con ambiente, empotre y salida peculiar.


La reu, súper cómoda, da acceso al siguiente largo que es una placa de Vº equipada con algunas chapas alejadas lo justo que me doy yo.


La reu te pone bajo unos bloques que hay que superar en un paso de diedro sobre unas setas que se da Antonio.


Aquí cambiamos de nuevo y es Miguel quien ataca.


También cambiamos aquí de vía y pasamos a la Chupacabras.


Se trata de un paso morfológico ya que si eres bajito (menos de 1,80m) el paso se transforma de imposible superior/lance con todo malo/A0 y eso apretando antes un paso de bloque algo difícil de ver que calculo será de V+


Tras el paso imposible superior para bajitos, llega un tramo delicioso de Vº sobre setas disfrutonas.

Para finalizar me dejan los cabos del miedo y le doy a este último largo de V+ muy mantenido, vertical y obligado, que te invita a navegar de un lado a otro para poder salir airoso de entre sus chapas sin caer.

Foto Antonio

Una combinación de esas que deja un sabor de boca excelente.


Sin más dilación que tomar algo de agua y un mordisco a una barrita, bajamos por la canal de la izquierda del pico para enfrentarnos al objetivo principal del día.


De este primer largo había oído e todo y nada bueno: Qué si las chapas están mal puestas, que si estaban más lejos de lo habitual, que sí, que si…en fin. Que muchas veces hay que leer valorar y luego opinar insitu para realmente valorarlo ya que todos los comentario son subjetivos.
En mi opinión están bien siempre y cuando el asegurador esté atento en caso de caída. Eso sí el 6c es casi obligado así que es algo que hay que tener en cuenta.

Este largo por unanimidad y ya que se lo ha hecho en otra ocasión se lo da Miguel con una elegancia digna de admiración. Yo le aseguro no perdiendo detalle de sus movimientos para luego repetirlos ya que somos de similar altura.

Foto Antonio

Luego le pierdo de vista pero le oigo decir algo que entendería después: “Y ahora el paso duro para los que somos bajitos

Tras de mi Antonio sube como puede por los primeros pasos con algún resvalón que otro y yo espero a que salga de los que creo son los tramos difíciles para hacerlo sin parar más que lo necesario.


Las dos primeras chapas salen “sencillas” usando las manos correctas y yendo por el lado derecho y no de frente. Quizá 6b.
Después llegas a una repisa donde comienza la fiesta que no termina hasta poco antes de la reunión con tres tramos claves que en mi opinión están entre el 6b y el 6c bastante obligado pero con vuelos razonables.

Una vez los tres en la reu cambiamos las cuerdas y me dejan a mi darle a este peculiar largo en el que hay un paso difícil de ver de no más de 6a+ pero que puede convertirse en bastante más duro.

Foto Antonio

Aconsejado por Miguel le doy aunque no descubro el agarre clave hasta que ya he salido y sufro más de lo necesario aunque lo hago con un paso de mostrador con las manos cruzadas :S


Por alguna razón este largo me recuerda a uno que hice hace años en en Alpes aunque la reu era de un solo clavo, colgada, lo que aquí es musgo allí era nieve y agua y en vez de en un techito/bavaresa culminaba en una chimenea que tenía que sortear con una mochila llena con ropa, crampones, piolets y botas de montaña.

A mitad de una alejada vía de los Alpes en El Monje - 2009

Una vez superado este tramo llega uno de los largos más bonitos de todos. Un largo espolón chapado en su justa medida, de un mantenido grado de 6a con aire a ambos lados.


Una vez en el final del espolón llega el largo de artificial, que como otras cordadas decidimos no hacerlo y salir por la que se conoce como Psicosis, saliendo un corto largo con paso de bloque a la salida.


Más una deliciosa travesía sencilla que termina en una reu con un explosivo muro de setas algo romas en sus primeros metros que me toca hacer :)


El cansancio tras ya 8 largo acucia y lo siento en esos pasos de salida de la reunión.


Tras estos llegan una serie de movimientos muy bonitos que te recuerdan al tercer largo del muy escalado Espolón Manolín. Le sigue un clavo en una laja y un sistema de fisuras sencillo que se pueden proteger con nº2 y 3 de Camalot para guiar un poco la cuerda.

Lo bueno de la clásica en granito es que normalmente los largos finales también son escalada al contrario que en otro tipo de rocas que por su destrucción suelen tumbar más arriba o ser verdaderos pedregales. Aquí puedes apretar hasta la cima y en este caso es así.
Miguel es el encargado de cerrar la vía por arriba y sin decir nada sale de la reu dejándonos con la sorpresa de este último largo que no hace echar el resto en su explosivos paso finales.


Arriba no hay reu pero existen dos posibilidades de asegurar. Una es un árbol alejado y otra es sencillamente usar el mismo rozamiento de la cuerda para frenar una posible caída, ya que debes saltar al otro lado y quedarte en un hueco que hace que las cuerdas rocen muchísimo y te sirva de freno.


Tras 5h de escalada Non stop, 10 largos y unos 480m, se acaba la jornada de escalada por hoy.


Luego, como no podía ser de otra forma, terminamos con unas buenas clásicas, comentando la jugada y proponiendo nuevos retos y sueños pendientes.

4 comentarios:

Antonio dijo...

Hola Vlady, yo tampoco estuve en la "zona de confort" y menos después de que el diablo psicótico ese me dejara un recuerdo en mi tobillo.
Miguel, Vlady, sois unos máquinas.

Un abrazo a ambos

Vladimir Bustóf de la Sousa dijo...

Qué hay Antonio,

De vez en cuando mola salirse de la zona de confort y ver que hay más allá.
Un placer y sin duda los máquinas sois vosotros ;)
Cuídate ese tobillo!

Abrazo!

Oriol dijo...

jejeje yo a parte de que me cuesta horrores salir de la zona de confort... Quizá será por lo perezoso pero más me cuesta salir lejos de casa Burfff...

Pero confieso que cada vez que te veo por ahí... y disfrutando así... Jolin! Que me entran unas ganas terribles de volver por esos lares vuestros Vlady!!
Me alegro de leer vuestro disfrute!! Un abrazo

QUO... tumbado en el sofá!!

Vladimir Bustóf de la Sousa dijo...

Qué hay Quo!

Siempre alegran tus comentarios ;)

Pues avisa con tiempo y quizá se pueda coincidir!

Salu2…esperando a que pare de llover ;)