28 de octubre de 2008

CALIFORNICATION (YOSEMITE TRIP 08) - 03

En post anteriores:

Tras un pequeño susto al ver que Alberto y Javi no habían llegado y comprobar que estaban bien, nos acostamos para tomarnos otro día de descanso, esta vez aprovecharíamos para ir a ver las famosas sequoias del parque de Mariposa.

25SEP
Aparte de ir a conocer el Parque de Mariposa, también íbamos a lavar ropa y darnos la segunda ducha del viaje.
Mientras estoy preparando el desayuno y estos duermen, pasa un señor con un montón de cuartillas y me cuenta que va haber una serie de actividades gratuitas finalizando con una fiesta el domingo 28.



Se lo agradezco y miro con poco interés la hoja, hasta que descubro entre los invitados a alguien que me suena.
El Showman y escalador Timmy O’neil!



Tras lavar la ropa…



Secarla…



Y ducharnos, salimos hacia el parque de Mariposa, que está más lejos de lo que pensamos haciéndosenos muy largo el viaje.



Diego decide ahorrarse el largo viaje y se queda en el valle para hacerse algún trekking por la zona.



Tras alucinar con el tamaño de estos árboles, regresamos de nuevo al valle, ya con la idea de realizar la estrella del viaje, calculando fechas concretas.




Esa noche trabajaríamos en la logística de la actividad para escalar el Half Dome por su ruta Regular.



26SEP
Madrugamos para poder cumplir lo que habíamos planeado la noche anterior.



Nos habían avisado de que la fuente de la base se había secado y no había agua, por lo que habría que portear el líquido elemento para tres personas y dos días de actividad, incluyendo la bajada y la aproximación, donde también añadiríamos peso.



Diego se tira el rollo y a pesar de tener que irse al día siguiente a San Francisco, se apunta a ayudarnos con el agua.
También escalará los tres primeros largos para fijar las cuerdas y así ahorrar tiempo de ataque.



La subida es larga y dura como la vida, sobre todo en su tramo final, empinado, con roca suelta, tierra, y unos cuantos muros que requieren del uso de las cuerdas fijas preinstaladas por algún alma caritativa.



Mi caminar se entorpece por mis continuas paradas para hacer fotos y grabar vídeos y también por embarcarme en un marroncito de placa húmeda por no querer agarrarme a una de las cuerdas que tenía una pinta terroríficamente desgastada, por lo que en poco tiempo Alberto, Alfonso y Diego me sacan buen distancia.



Tanta, que llegan 30minutos antes que yo.



Según llego, compruebo la hora y enseguida me doy cuenta de que o escalamos ya los tres largos o Diego se tendrá que ir sin poder hacerlos ya que se le haría demasiado tarde y le queda una vuelta larga y encima solo.



El tiempo que tardo en cambiarme de camiseta y ponerme el arnés, es lo que uso de descanso hasta empezar a asegurar a Diego en ese primer largo, que se curra muy bien.
Decido dejar la cámara en la base y escalar con más comodidad.

- ¡Cuando quieras! - Le oigo decir a Diego mientras me hace un gesto con la mano.

Subo el largo y me veo suelto, los movimientos me resultan sencillos y no me cuesta verlos.
Disfruto con el bonito largo, estoy encantado de que me toque el siguiente y en secreto deseo también hacer el otro.

Tras darme el material, subo ese segundo largo que me parece bellísimo, siendo muy clásico en movimientos, pero que me resultan poco difíciles de realizar, a pesar del patio que generan las rocas sobre todo en un techo que da a una fisura doble dentro de una chimenea que me encanta!

Ya en la segunda reunión y con Diego al lado, este me ofrece hacerme también ese largo que no dudo en aceptar, ya que se presenta cuanto menos divertido y misterioso.



“”Me paro en la repisa que acabo de alcanzar y saco el croquis que llevo en el bolsillo lateral del pantalón para intentar descifrar por donde tengo que tirar ahora.
El croquis no me lo aclara mucho, así que lo guardo de nuevo y observo las opciones que tengo delante.
Diego, unos 20m más abajo, me recomienda seguir por la fisura de manos que tengo delante. Ciertamente parece lo más evidente, aunque la repisa que tengo bajo mis pies hace que dude, ya que una caída sobre ella me podría partir las piernas. Pero si salgo de ella, en teoría, la 3ª reunión estaría ahí mismo.

Compruebo los cacharros que tengo a ambos lados del arnés, miro la fisura de manos de nuevo y luego hecho una mirada a los casi 700m que restan de vía, hasta alcanzar la cima del Half Dome.

Respiro profundamente mientras magneseo mis manos y me concentro en los paso a dar.
Pocos minutos después, estoy en la siguiente repisa, donde hay un pequeño vivac para una persona y una botella con un poco de agua.

¡Reunión! – Le grito a Diego tras anclarme.

Mientras recojo las cuerdas rápidamente miro el siguiente largo. Una preciosa bavaresa a derechas que surca una placa lisa por sus lados y que te lleva a una placa y luego a otra fisura que parece de manos.
Realmente me siento atraído por ella, pero estamos fijando los tres primeros largos de la Regular para mañana jumarearlos y así ahorrar tiempo, para terminar los restantes 21 largos. Más tarde sabría que ese largo se trataba de un 5.11.

¡Puedes subir! – Grito a Diego mientras reviso de nuevo las roscas de cada mosquetón de seguridad.

Mientras espero a que desmote la reunión y comience a subir, en mi mente empieza a trabajar los problemas a los que nos vamos a enfrentar mañana en la pared y al día siguiente.
Agua llevamos de sobra para los tres, comida creo que deberíamos haber traído más barritas. Vamos a ir muy cortos de comida. Pero tenemos que escalar las estrechas chimeneas con las mochilas los dos segundos y van a ser abultadas y pesadas, por la ropa, agua y cosas de dormir de los tres.
El petate ha sido descartado por todas las recomendaciones de guías y de gente que la ha hecho debido a las travesías y sobre todo a las estrecheces de la gran cantidad de chimeneas.
Subir una cordada de tres esta vía va ser lento a la par que peligroso ya que hemos ahorrado en comida por el peso y quizás ha sido un error. Añadir a esto que en las chimeneas, con la mochila, será una ardua y lenta tarea subir, si encima son dos los que tienen que hacerlo, el tiempo puede duplicarse.
Lo suyo hubiera sido que Diego y yo hubiéramos hecho una cordada y Alberto y Alfonso otra, pero Diego se tiene que volver a San Francisco al día siguiente y se ha tirado el rollo en acompañarnos para traer el agua, ya que nos habían advertido, los Cano Brothers, que no había a pie de vía por estár seca la fuente. De esta manera habríamos tenido más posibilidades de salir incluso en el día, pero una cordada de tres y con gente por encima…puede ser demasiado peligroso.

¡Voy! – Me dice Diego.

Mientras recojo cuerda, veo que hay una pequeña piedra plana en la arena del vivac. La cojo y compruebo que tiene un lado marrón por la humedad y otro más claro por otro lado.
Me planteo tirarla al aire para ver de que lado cae y tomar una decisión en consecuencia.

Marrón subo, blanca no subo. - Pienso

La tiro al aire, en dirección al vivac, haciéndola rotar en aire.

¡Recupera! – Me dice Diego desde abajo. Para ello quitó la mirada del lugar donde ha caído la piedra.
Después de recoger la cuerda, busco con la mirada donde ha caído la pequeña piedra.

Marrón...

Me quedo perplejo al comprobar que no me siento feliz al ver el resultado de la suerte y por mi cabeza comienzan ha llegar los recuerdos de los días precedentes desde que escalamos la Higher Cathedral por la Northeast Buttres.
“”


Tras llegar Diego a mi lado, le cuento lo que he hecho con la piedra mientras le aseguraba y sentencia mi decisión con un hecho irrefutable.



Si te has planteado tirar la piedra para tomar la decisión es que en el fondo no quieres hacer la vía.

Y tiene toda la razón. Estas cosas hay que hacerlas con una motivación sobrehumana, ya que es una actividad muy dura, sobre todo para quien nunca ha hecho algo parecido como yo.

Ya he pasado unas cuantas malas experiencias por darle la razón al orgullo en vez de a la lógica, de las que han quedado huella imborrable en mi cabeza y cuerpo.

Sino aprendemos de esos errores, de que nos sirven haberlos tenido?

Rapelamos de cada cuerda tras fijarla a las reuniones tercera y primera y en cada metro que bajo, me reafirmo en mi decisión, que además sería algo bueno para el equipo, ya que de esta forma habría más comida, más agua y además irían más rápido en la vía al ser dos. En efinitiva las posiblidades de terminar la vía con un solo vivac aumentaríban de manera considerable si yo no subía.
Lo malo es que tendrían que cargar con todo el material a la bajada y el cansancio (físico y psicológico) de la escalada, se repartiría en sólo dos espaldas.

Al llegar abajo, no intento justificarme ante mis compañeros de cordada con la logística, tan solo les explico que no tengo la suficiente motivación para atacar tal empresa, a pesar de verme bien fisicamente.
Sorprendidos por mi decisión aceptan los que les propongo.



Sin ni siquiera sentarnos, nos despedimos de Alberto y Alfonso para comenzar nuestro descenso, que se alargaría más de lo que habíamos pensado, ya que decidimos tomar el camino más llano, pero mucho más largo.



Mientras me alejo de la pared del Half Dome, siento un extraños desazón, que me hace mirar para atrás continuamente, como si recibiese toquecillos en el hombro, pero según van separándome los metros que vamos subiendo hacia el collado, me voy dando cuenta que mi decisión es la correcta y esos toques desaparecen como la visión de la pared kilometrica a nuestras espaldas.
Más tarde esta pequeña duda se reafirmaría por los hechos acontecidos los siguientes días.

Según subimos al collado, llegamos al marcado camino de subida a la cima, donde no puedo evitar subir al menos hasta ver las sirgas de acceso.
Diego decide esperarme abajo mientras subo.



Tras concederme el deseo de ver la cima, bajamos con animada conversación haciendo las paradas justas para beber el agua que nos queda y comer de alguna barrita que nos hemos bajado de las que estos se habían quedado como comida.



Tras ya 3 horas de pateo la noche cae irremediablemente y ajustamos nuestra vista hasta ue ya nos es imposible adivinar el suelo.
Sacamos las frontales con tan mala suerte que la mía tiene las pilas gastadas y a penas alumbra y la de Diego se niega a funcionar.
Por suerte el lleva otra, pero ilumina poco más o menos que la mía, por lo que bajamos a tientas en la casi oscuridad.

Llevamos ya 4 horas d bajada, cuando legamos a una zona donde se empina cosa maja y empiezan una serie de zigzag donde ele desnivel desciende manera brutal por terreno arenoso y patinoso por las romas rocas que afloran en el empedrado camino.
Estamos en estas, cuando de repente Diego se para en seco y me advierte de que hay algo en frente.

- Mira, lo ves?, allí – Me dice alumbrando con su frontal.

Unos ojos brillan con el reflejo mostrando que se trata de algún animal de ancha cara que nos mira parado a unos 10m de nosotros.

- ¿Qué es? – Pregunto absurdamente.
- No sé – Me dice Diego, pero vamos hacer ruido para que se vaya.

Llevo mi bastón por lo que lo agito y mantengo en alto para parecer más grande, mientras damos palmas y silbamos.

El bicho, solo necesita un salto, para desaparecer camino abajo. Y luego nada. Deducimos que es algún tipo de felino, por la agilidad con la que ha desparecido…y por lo tanto lo más seguro que es que sea un Puma.

Con ello en mente, y a pesar de los casi continuos resbalones, bajamos mucho más rápido que antes.

Cuando llevamos 5 horas de pateo, vemos unas luces que asoman por un camino a nuestra diestra. Parece ser una pareja que también baja del Half Dome pero pro otro sitio.

Nos unimos en nuestra bajada y en seguida nos ofrecen acercarnos con su vehiculo hasta donde tengamos el nuestro para así ahorrarnos 25min más de pateo.



Al principio lo dudamos, pero nuestro cansancio es tal después de todo el día pateando desde las 8 de la mañana, siendo ya las 21:00, que accedemos a la generosa oferta.

Resulta ser una pareja de belgas, que vienen de hacerla Snake Dike, la vía más fácil del Half Dome que recorre su lomo derecho, pero que requiere de una aproximación muy larga y un descenso también muy largo.

El hambre es tal que nos comemos entre los dos una pizza de las grandes en Curry Village sin casi rechistar, acompañadas de una caras pero deliciosas Clásicas.



Esa noche dormiríamos como bebes tras la macropaliza que nos habíamos dado.

27SEP
Diego esa misma tarde saldría para San Francisco por lo que teníamos la mañana para escalar algo, así que tras comprobar que estamos bien, decidimos ir a hacer una fantástica y recomendable vía que no pude hacer en su momento por le dolor del brazo y que ahora tenía la oportunidad.
Dos largos de 5.8 de fisura máximo.



Uno para Diego y otro para mi.



Tras una ligera comida típicamente americana.



Me despido de Diego deseándonos suerte en nuestras próximas aventuras y esperándonos ver de nuevo en breve en la roca.

¡Encantado de conocerte y de poder compartir cuerda contigo Diego!

Ahora ya estaba solo.



Y tenía un día y medio para mi. Para hacer lo que quisiera…pero sin coche y con un inglés bastante malo, por lo que me las tendría que ingeniar para pasar el tiempo.

Estoy en estas, cuando me miro en el bolsillo y descubro el papel que cogí el día anterior al señor eses que las repartía.
Hoy es el Show de Tim O’neil y tan solo faltaban un par e horas para que comenzase, por lo que tras pasarme por la sala donde se muestras trabajos de Ansel Adams,…



…por el museo…



…y hacer algunas compras de comida para el Campo4, me voy al sitio en Bus, donde se iba a celebrar para disfrutar en directo de este tipo.



Allí el tio se monta una especie de “hogar” donde va entrevistando a gente famosa del mundo de la montaña, entre los que se encuentras los creadores de las guías de Super Topo…



…A Yujy Hirayama, que parece bromear con el hecho de que pretende bajar el tiempo que él mismo y su compañero de cordada, rebajaron hace poco.



Ya en España, comprobaría por una noticia en al red, que no era ninguna broma y unas semanas después estaban consiguiendo rebanar unos cuantos minutos, poniéndoselo más difícil al Alex Huber.



Entre otros que desconozco, salío a escena el ahora muy conocido Dean Potter, que mostró una secuencia de un próximo vídeo en el que se le ve escalando en Solo la cara Norte del Eiger con un paracaídas pequeño a su espalda.

La secuencia que muestra, hacen que me suden las manos y busque instintivamente la magnesera a mi espalda.
Una lastima que no pudiera cogerla entera ya que la tarjeta de la cámara se me acabó justo en ese momento y sólo capté un trozo de ella.
Detallar que Dean, apareció descalzo ¿?



Mientras yo disfrutaba del cachondeo que había con el amigo Tim, Alberto y Alfonso se acomodaban en la repisa del largo nº17 tras un día muy largo,…



…para pasar una fría noche.



28SEP
Esa noche paso frío en la tienda por estar solo.
Mientras desayuno me pregunto que tal lo estarán pasando estos y si ya habrán salido de la vía.
Mientras en el Half Dome a varios kms de distancia de donde yo estaba, Alfonso recuperaba uno de los largos más míticos de esta vía que traducido sería lago así como “Demos gracias al Señor”.



La imagen lo dice todo.
Tras el desayuno me voy a darme un rulo para acercarme hasta el Capitán y al menos tocar su roca.



Se me olvidó comprar cervezas el día anterior así que me voy andando hasta Curry Village para comprarlas ante de que anochezca.



Ya de regreso al Campo4, empiezo a preocuparme por estos ya que son las 18:00 y aun no han llegado, por lo que empiezo a plantearme una hora para acercarme a donde dejamos el coche con el walkie e intentar contactar conillos como habíamos planeado en caso de retraso.



Decido poner de tope las 00:00 de la noche para ponerme en movimiento y darles tiempo suficiente.
Estoy en estas cuando decido ir al baño al regreso me encuentro con que hay alguien en la entrada de la tienda. Es Alberto que levanta la mano al ser deslumbrado por mi frontal.
Tiene cara de haber sufrido. Dentro está Alfonso a quien también veo muy machacado.
Esta claro que la experiencia había sido realmente dura.

Mientras preparamos la cena, me van contando todo lo vivido y como se quedaron sin comida antes de lo previsto, pudiendo comer solo una barrita ese día. Si hubiéramos ido tres, se nos hubiera acabado antes.

Les escucho embobado mientras les dejos que vayan soltando la historia poco a poco para no agobiarles, pero estoy deseosos de que me cuenten cada detalle de lo vivido. Pero ya sería mañana, tras haber descansado.

29SEP
Este mismo día era el último para los Cano Brothers, que volvían a España, por lo que decidimos desayunar con ellos.



Concretamente en el Yosemite Lodge que es una zona más cara de alojamiento que está frente al Campo4.



Allí veo que Alberto se para a hablar con un curiosos personaje.
Luego me diría que se trataba de un chaval que se encontraron en la vía y que les pidió adelantar en el Half Dome, escalando en Solo integrál.



Me pregunto cuanta gente anónima realizará actividades como estas y que sólo se enterarán de ello sus amigos y quien coincida con ellos en las vías.

Tras el copioso desayuno y habiendo ya hecho nuestras necesidades básica, decidimos irnos del valle y dar por finalizada nuestra estancia en el Campo4.
Al día siguiente marcharíamos a otro sitio.
Necesitábamos un cambio de aire y de paso aprovechar para conocer otras zonas.
Nos quedan 5 días para volver a España y dos de ellos de actividad, por lo que elegimos ir al conocido Lago Tahoe que nos recomendaron en su momento los maños.
Aquí es donde se encuentra la vía que escala Dan Osman en Solo, corriendo por la pared.
Este día lo aprovechamos para que descansen Alfonso y Alberto, hacer compras de última hora, reservar un hotel en San Francisco para la última noche y darnos nuestra tercera ducha en 17 días.



Tim nos persigue!

También es el día en que nos hacemos esa foto con la que empecé estos post y que refleja claramente nuestras expresiones como lo estábamos pasando.



Al llegar por la noche al Campo4, mientras cenamos, descubrimos que nos habíamos equivocado con las fechas y nos damos cuenta que tenemos un día más de lo que pensamos…es lo que tiene vivir sin calendarios.



Con él decidimos aprovechar para hacer una vía más que se nos había quedado pendiente en el tintero. Serenity Crack. 5.10b

30SEP
El día amanece nublado y las predicciones encima nos son buenas pero decidimos arriesgar hasta donde nos deje la meteo y si eso continuar por Song of Yesterday, que es la continuación de Serenity Crack que son solo tres largos, pero sin duda los mejores largos que he escaldo en el valle.



Sin palabras y sabiendo que yo había escalado poco y llevaba un par de días sin hacer nada. Me dejan hacerme los tres largos de Serenity Crack, los cuales disfruto como hacía mucho tiempo nos disfrutaba una vía.



El primer largo es una línea casi recta en la que los agujeros dejados por los clavos son agarre y seguro, aunque hasta unos 10m más arriba no puedes poner ningún seguro, por lo que se debe ir suelto en fisuras ya que no te puedes caer.
A pesar de eso me doy cuenta que voy sonriendo mientras escalo.



¡Dios que buena es esta fisura!

Llego a la reu donde esta la otra cordada que nos ha hecho esperar casi una hora hasta poder empezar, tiempo precioso que pagaríamos luego y es que para estas vías hay que madrugar si o si, si no quieres tener a muchas cordadas por encima.

Con el segundo ocurre lo mismo, comenzando por una bavaresa fantástica, culminado en otra fisura. Indiscutiblemente bonita.

Y para terminar, una nueva fisura de manos, que finaliza en una fisura de dedos en media luna en la que debes meter un seguro y tirar para arriba sin parate. Compruebo sorprendido la cantidad de mancha de sangre que hay ella.
Me hago varios pasos en libre, pero los últimos el dolor de dedos es demasiado y me veo obligado ha hacer un paso de A1 para salir en libre los últimos metros.

Realmente la mejor vía que he escalado en el valle sin lugar a dudas.


Aquí Alberto y Alfonso cogen el relevo y comienzan a tirar largos. Tras dos largos de trámite, me hago yo otro de 5.9 hasta un árbol, donde Alberto encabeza de nuevo la cordada.
Tristemente a mitad de largo le empieza a llover y descartamos continuar al ver el marrón que se avecina por nuestra derecha.

Tras unos húmedos rápeles, llegamos a la base, cuando justo deja de llover.

Como aun es pronto aprovechamos para probarnos en eso de la cuerda floja, donde Alberto se engancha y hasta consigue darse cuatro pasos que grabo en video.



Esa noche dejamos todo medio recogido para mañana, esta vez si, salir de viaje hacia el Tahoe Lake.



1OCT
El viaje a pesar de ser largo resulta muy entretenido por los paisajes y por ciertos vehículos.



La zona de escalada, a pesar de lo que aparece en la guía, está muy lejos del lo que es el lago, pero como aquí las distancias son diferentes, pues lo llaman así.



De nuevo alucinamos con la confianza y la educación de los Norteamericanos.
El lugar de acampada, no está vigilado por Ranger, por le contrario hay un cartel con los precio y uno unos sobres bajo una urna, para que pongas tu nombre, plaza y metas el dinero dentro.



Esto en España sería inviable.

Nosotros pagamos religiosamente los 10€ que exige el cartel y nos apostamos en la plaza nº4 y luego nos vamos a cenar a un restaurante supertipico, llamado Strawberry Lodge, donde también hay camas y billar...americano claro.



2OCT
Amanece que no es poco y nos encaminamos a las paredes que había visto el día anterior para saber donde se escalaba.



La vía de Dan Osman...



...está ocupada por dos cordada, por lo que elegimos la otra de cinco estrellas llamada The Line. 5.9
¿Por que será?



La vía consta de tres largos a cual mejor, pero sorprende comprobar que no se escala en fisura, sino que es de agarres todo el rato.
Yo me hago el primero y Alfonso los dos últimos ya que Alberto no se encuentra bien y encima de camino le ha picado una avispa en el cuello, por lo que no está en condiciones de escalar.



Tras bajar andando volvemos al campamento y luego al Strawberry Lodge, donde tras la cena nos planteamos dormir en cama, ya que Alberto no se encuentra en condiciones de pasar otra noche a la intemperie y por supuesto también agradeceremos Alfonso y yo, tras tantos días durmiendo en el suelo.



Ya habíamos terminado de escalar, ahora empezaba otro tipo de diversión…

3OCT
Animados por la novedad de conocer San Francisco, a la amiga de Alberto, Arancha y a sus amigos/as, viajamos hasta la ciudad gay por excelencia en a penas 4horas.
Durante el viaje nos vemos perseguidos por el Diablo de la Carretera que nos acecha con intenciones desconocidas…jejeje



En la gasolinera que paramos no puedo evitar acercarme para hacer fotos a los bicharracos estos.



¡Brutales!

Ya en San Francisco, lo primero es ir al Hotel, que aprovechando que hemos ido de costrillas durante casi 20 días nos merecemos algo de calidad, por ello nos metemos el Hilton…si, si, donde la Paris del mismo apellido.



Tras alojarnos, quedamos con Arancha que nos hace de guía y muy pacientemente nos espera mientras compramos algunas cosillas en la tienda Rei.



Que es una gran nave de dos plantas toda de materias de montaña.



Un sitio donde debes dejar la tarjeta en el coche si no quieres arruinarte.

También como nos hemos venido un poco cortos de ropa…bueno yo no, pero el consumista que lleva todo el mundo dentro florece cuando ves cosas tan baratas al cambio. Y nos compramos unos Levi’s como es de rigor ya que por lo visto aquí es donde se inventaron.



Anocheciendo, comienza el cachondeo y Arancha nos lleva a los garitos que ella conoce.



Ese día nos recogemos pronto ya que es Jueves y esto no es como en Madrid que la gente empieza el finde ese día. Aquí la cosa es más relajada.



3OCT
Este día haríamos visita turística por lo lugares que nos recomienda Arancha y César. Un gallego muy majo afincado en San Francisco.
Vemos las macrocuestas.



Vemos esa famosa calle de las curvas…que no se como sé llama.



Vemos el Goleden Gate.



Vemos Alcatraz



Vemos Twin Peaks



Vemos y comemos en ChinaTown



Tomamos unos cafés en la Pequeña Italia y recorremos la gran Market Street.



Vemos el sitio donde se hacen los billetes con presidentes muertos.



Y finalmente salimos de cachondeo, donde conocemos a más amigos y amigas de Arancha, entre ellos a Nuria, otra BUNOVI, con los que pasamos la noche,...



...cenamos,...



...bebemos,...



...charlamos, bailamos…



...hasta que tristemente tenemos que irnos al aeropuerto para comenzar el largo viaje de regreso a España de 17horas.

Ya en el avión no puedo evitar esbozar una sonrisa al recordar algunas cosas vividas estos 20 días trás, haciendo balance de todo lo acontecido y resolviendo que ha sido un gran viaje.

28 comentarios:

Er Manu dijo...

Ehhhhhh!!!

Al final no subiste!!!!

Entonces, bueno, si quieres responder aqui bien, y sino, pues nada, ya te intentare sonsacar de otras formas claro, jejejejejejejejee... ¿Te a quedado pendiente el escalar alli?, ¿tienes que volver?

Este año a estado otro amigo por alli sin escalar, y dice que solo la visita merece la pena..

Abrazos...

Juan korkuerika dijo...

Tremendas fotos y tremendo viaje ;-) ahora mismo me pongo con el inglés jejejejjeje
Un saludo y hasta la vista alpinistaaa

PGB dijo...

Muy grande Vlady, muy grande :)

Kucky dijo...

Bonito viaje.

Y buena crónica del mismo.

Si ya tenía ganas de ir ahora más.

Gracias por llevarme a Yosemite con vosotros.

J.

JAVI dijo...

Que bueno el reportaje, me has trasladado por un rato a Yosemite, pero ahora toca seguir currando......

JAVI dijo...

Mamma mía que paredes, y que bueno el reportaje, me has hecho estar un ratito en yosemite retorciendo las manos en las fisuras, pero ahora me toca seguir currando...... :(

Diego dijo...

Viaje de lo más variopinto macho: escalada, visitas tipo "turístico", garitos, China-Town, personajes famosos....No sabía que a Dean Potter le había dado ahora por eso del Alpinismo+Salto base, cada día me sorprendo más con esta peña...Hasta has tenido tiempo de enmarronarte el alguna placa por no cogerte de la cuerda, jajaja.

1 abrazo, Diego.

Vlady dijo...

Qué hay:

Manu: Claro que si. De lo que teníamos pensado nos quedó la East Buttres del capitán, y la Pilar de la Midle Cathedral, que solo hicimo el primer largo.
Con todo lo que hem os aprendido una nueva visita será más produccitiva pro que llevaremos la experiencia de este viaje con nosotros.
Volver al Half Dome? Por supuesto. Si voy, volveré a enfrentarme al monstruo. Hay que saber retirarse a tiempo, pero la experiencia valío la pena con creces ;)

Juan: Yo no sé a penas inglés y ahí me tienes.
Para la info que necesites, dame un toque Bicho! ;)

PGB: Muchisismo ;)

Kucky: Un placer poder compartirlo ;)
A por ello!

Javi: Como dicen por ahí. Mi cuerpo está en (el trabajo, clase, etc) pero mi mente está en Yosemite ;)

Diego: Hipercomopleto. Hubo de todo...pero de todo, todo jejeje. ;)

Salu2

Talets dijo...

Lo de la Serenity.. ¿cómo que vaya fisurote?¿
ESTÁ PICADA DE ARRIBA A ABAJO!! VAYA MIERDA, me dio mucha pena ése primer largo, donde entraban KB's ahora se ponen Alliens rojos y naranjas.. Un desastre

Vlady dijo...

Que hay Talo:

El primer largo si que tiene más agujeros de clavos que el forro de un fumeta, pero los otros nope.

Esto es como todo, cuestión de gustos.
A mi me pareció la mejor fisura de las que hice en el viaje...pero vamos solo es mi opinión ;)

Salu2

Alex dijo...

thank you for make us travel with you...

este es mi nivel de ingles, crees que alli me apañaria para comer y eso?? jejejej

muchas gracias por la cronica y enhorabuena por la aventura.

Vlady dijo...

Sobradisismo Alex!!
Yo sé mucho menos ;)

Gracias a ti!

Salu2

Jacobo dijo...

Buenas vlady!!!
jejejeje para que luego digan por ahi que vas de sobrao, menudas pelotas para no hacerlo y encima contarlo!!! muy chula la narracion de todo. como siempre, se me mete el mono en el cuerpo, ains y ahora tocan lluvias...
Un abrazo a todo@s ;)

Historias de montaña dijo...

Qué hay jacobo:

Siempre digo que hay ser fiel a uno mismo y no autoengañarse.
Si no se puede pues no se puede y admitirlo, como bien dices, es muy duro para uno mismo, pero reconfortante por la sábia decisión.

En cualquier caso, por el resto de experiencias fue mucho más que genial. Fue fantástico y super recomendable!!!

Manuel dijo...

Enhorabuena para los escaladores Alberto y Alfonso no es sencillo enfrentarse a esas paredes tan grandes,que suerte tener un fotógrafo para que te guarde esos momentos.

Vlady dijo...

Gracias de parte de ellos Manuel.
Se lo merecen. Son unos autenticos máquinas estos chicos.
Yo ni les hago sombra y nos solo por ser más altos ;)

Salu2

Chavo dijo...

Vlady...muy loable que cuentes tb que no hiciste el Half Dome...

Tenemos que aprender en ese aspecto todos un poco de ti,yo el primero,pq siempre cuesta mucho reconocer que no hemos sido capaces de escalar tal o cual linea o que nos echamos para atras por cualquier motivo,sea o no sea justificado...

...Maldito orgullo y maldita competitividad...

Un abrazo.

Vlady dijo...

Qué hay Chavo:

Nos educan desde pequeñitos con este rol, es normal que nos cueste.
Lo malo de esto es que para llegar a saber cuales son tus límites tienes que llegar a ellos previamente y sobrevivir a dichos envites.
Ya te he contado alguna vez esas experiencias que no deseo a nadie, pero gracias a ellas, puedes llegar a tomar decisiones tan duras como estas.
Lo de contarlo, bueno, ya sabes que siempre lo hago ;)...no tengo secretos y no me avergüenzo de decir que esta vez el Half Dome no me dejó. Ya veremos la próxima, si la hay, que es lo que pasa ;)

Otro abrazo!

santi8a dijo...

vlady, no cuentas nada de alberto, hicieron entonces la via??????? a fin de cuentas era el objetivo del viaje,no?
curiosamente pase la nochevieja del 99 en lake tahoe, y recuerdo el billar de esas fotos en un estado may peor k muy lamentable..jajjaa

Vlady dijo...

Qué hay Santi:

Era la vía estrella, pero el objetivo era el viaje en general; escalar en el Valle, hacer el máximo de las vías previstas y adquirir nuevas experiencias en el nuevo mundo.

Ya me lo han dicho algunos más en privado, que no queda claro si la terminaron o no. La respuesta es si. Con un solo vivac por algunos problemas con la mochila y las cuerdas fijas y con experiencias que solo ellos podrían trasmitir…yo solo puedo daros mi visión del viaje ;)

Nosotros también cruzamos unas cuantas cervezas por nuestros bigotes delante de ese billar jejeje y el sitio? me encantó!

Salu2

Pekas dijo...

El viaje de fruta madre... las fotos... hay de muy potentes... la exposición de las fotos de Ansel Adams... buuufffffffff.....

Te vuelvo a leer con más calma... pero bienvenido de nuevo... :-))

Vlady dijo...

Qué hay Pekas:

En realidad lo vi dos veces...una rápida y otra con más calma. Fantásticas fotos las de este señor ;)

Salu2 y gracias!

ldiegoes dijo...

Impresionante(no puedo cerrar la boca).

History tales dijo...

Qué hay Idiegoes:

Jejeje...muchas gracias ;)

Salu2

Diego dijo...

Que decir, envidiaaaaaaaaaa

Que largas son las vias, hay que estar hecho una maquina para sacarte un puñado.
Aqui (mirando croquis) tenemos una de 6 Yelmos, otra de 10 Pajaros o de 35 Placas de las nueve.

Saludos

History tales dijo...

Y más...mucho más ;)

Salu2

Free dijo...

oye, hasta hoy no he podido terminar de leer el 3 episodio de tu aventura americana... joder que experiencia en todos los sentidos... mi más sincera enhorabuena por tener un sueño, planificarlo y llevarlo a cabo.

Historias de montaña dijo...

Gracias Free...

Dicen que nunca es tarde si la vía es buena. ;)

Salu2