2 de julio de 2018

RIGLOS VERTICAL (GUÍA)

Esta nueva reedición de la guía de Riglos, viene a ocupar un espacio en mi biblioteca de guías ya que aún me guiaba por la de Felipe Guinda Polo del año 1994. En esa los croquis aún en dibujo y conteniendo varios errores de impresión en la recopilación de las zonas de Riglos, Agüero y Foz de Escalete.


De la edición anterior a Riglos Vertical tan solo la usé como consulta en los bares de Riglos y nunca me animé a comprarla, por lo que desconozco qué cambios tiene esta de 2018 a la anterior.

24 años separan ambas guías

Riglos Vertical, reseña, además de los citados en la de 1994, Peña Rueba. También viene reseñada en 3 idiomas: Castellano, francés e inglés. Una buena idea la añadir el francés al tratarse de un lugar tan atractivo y cercano para los vecinos de arriba.

La guía no está pensada para ser llevada durante una escalada ya que sus 480 páginas y su tamaño 21x15cm la hacen un buen tocho que enseguida se desestima llevar en caso de reducir peso en la mochila de pared.

Nada más abrir la guía buscando el índice no deja de sorprenderme que en este no vengan los números de las páginas indicando la situación de cada zona. Esto hace que te veas obligado a buscar de una manera menos exacta en sus casi 500 páginas.


Desconozco si es un error de impresión o una decisión poco acertada.

Poner de manera pública (Facebook, web, etc) un PDF descargable con el índice con los números de las páginas sería de gran ayuda para los que ya hemos adquirido la guía para los futuros adquisidores.

Sigo avanzando y veo que los croquis son dibujos editados desde fotografías.
El resultado es muy chulo visualmente, pero en un sitio como este en el que los bolos, las tonalidades, las sombras y demás detalles que se aprecian en una fotografía se pierden en esta edición y dificultan, a mi modo de ver, la localización de los comienzos y recorridos de las vías de varios largos sobre todo en los paños amplios.

Poniéndome en el caso de alguien que viene por primera vez a Riglos y adquiere la guía veo que necesita alguna manera de saber cuales son las más recomendables de cada mallo o zona con un sistema sencillo tipo estrellas o un cambio de color en la reseña. Todos los que hemos escalado por estos sitios sabemos que hay vías muy recomendables y otras no tanto.

Es interesante comprobar que han dejado un apartado para las dos vías ferratas (o tres según se mire) que hay por la zona de Peña Rueba y en Riglos en el Macizo d'Os Fils.
Bastante bien detallados en ambos casos y hasta con un enlace en formato de código QR para el aparcamiento.
Lo único malo es que ese enlace del QR te lleva al navegador que en mi caso es GoogleMaps y este no te deja en el lugar que indica el enlace, básicamente porque es una pista de tierra/ripio en muy mal estado en muchos de sus tramos y que el coche de Google no ha recorrido y por lo tanto te da un punto aproximado. Está claro que no debemos fiarnos de la tecnología a ciegas, pero es algo que quizá se debería advertir al pie del enlace QR de la guía para no llevarse sorpresas desagradables.

Por otro lado, los textos de las vías son escuetos y concretos lo cual se agradece en muchos de los casos. En otros se echa en falta algún detalle más.

Los mapas que vienen son muy prácticos sobre todo para identificar cada mallo en zonas como el cuchillo y el firé. También en las ferratas y sus recorridos.

De sobra es sabido para los que hemos escalado en Riglos, que en época estival hay que buscar las vías a la sombra o al menos con orientaciones que permitan estar unas horas escondidos del potente sol del prepirineo aragonés. La guía viene con 30 iconos diferentes para indicar de manera visual la necesidad de doble cuerda, si es de autoprotección, si es expuesto al viento, si está protegido de la lluvia, si la roca está descompuesta, si el itinerario es sinuoso, cómo abrieron o equiparon la vía, si la vía es de fisura, chimenea, artificial, el tipo de dificultad, equipamiento vetusto o moderno, el tiempo de aproximación y cuando da el sol a la pared. En este último una puntualización que al menos a mí me ha confundido un poco: El icono de “sol por la mañana” el sol aparece en el dibujo a la derecha y en el caso de “sol por la tarde” el sol se ve a la izquierda. Bajo mi punto de vista debería de estar justo al revés.


A pesar de esos detalles de mejoras propuestas, en general es una guía muy interesante si somos asiduos a Riglos y sus cercanas Rueba y Agüero y queremos tener una guía de calidad actualizada de todas las aperturas hasta su edición.

4 comentarios:

Cesar Ortiz dijo...

A mi me parece correcto lo del Sol... Sale por el este (derecha) y se mete por el oeste. ¿Ya has podido contrastar con la guía antigua? Esta desde luego es mas gorda...

Vladimir Bustóf de la Sousa dijo...

Qué hay César,

No digo que no sea correcto digo que visualemnete es raro ver el sol puesto así. Es muy posible que esa que comentas sea la razón de ponerlo así.

No, aun no he podido hacerlo en profundidad.

Salu2

Cesar Ortiz dijo...

¿Pero porque opinas que tiene que ser al reves?

Vladimir Bustóf de la Sousa dijo...

Cierto, no lo explico.
Pues es más un tema visual y que en otras guías si sigue. La idea es que el lado izquierdo interpreta sol de mañana y el lado derecho el sol de tarde, pensando que la mañana viene antes que la tarde...no sé si me explico.