13 de diciembre de 2007

ALFONSO VIZÁN, UN PIRATA EN LA MONTAÑA (LIBRO)

Como ya indica al comienzo, es un libro escrito para los más allegados y en especial para el hijo del protagonista.



Para aquellos que no le conocieron, puede resultar un poco denso en su lectura, sobre todo en los primeros capítulos, ya que se repiten continuamente en exceso situaciones, comentarios y halagos, avisando continuamente de lo que va a pasar en los siguientes capítulos.

Si quitamos eso, nos queda la mitad del libro.

Para su hijo, mujer y amigos cercanos, seguramente será un libro muy emotivo pero para alguien que no le conoció, resulta algo extraño que no llega a calar en el lector de manera concreta.
Quizá la culpa sea que está escrito por multitud de amigos y de una sensación de desorden, como si los demás no hubieran leído la parte del otro.

Hay algunos capítulos geniales, como son los que están escritos directamente por Alfonso Vizán, como las entrevistas, sus cartas y cuentos.

Como curiosidad, decir que, poco después de terminar de leer el libro, coincidí en la habitación de un hospital, con un bombero que había sido compañero de este.
Le pregunté por él al escuchar que era de los bomberos de Tres Cantos. Sólo asintió con la cabeza sin regalarme ningún comentario, aunque en su cara se cruzó la tristeza y bajó la cabeza tras este gesto.

Seguramente, Alfonso Vizán era de esas personas que calaban hondo cuando le conocías y todo el que pasó por su vida se llevaría una grata sensación y una buena experiencia.

Resumiendo: Un libro familiar, escrito, principalmente, para que su hijo, cuando fuera mayor, supiera quien había sido su padre.

8 comentarios:

Diego López dijo...

Hola Vlady,
No he leido este libro por parecerme de entreda triste, pero claro, todos sabemos las "reglas del juego", están ahí y aunque las aceptemos, a los que nos rodean no les es tan fácil de entender, y si el afectado nos es cercano, creo que tampoco.

Un pena.

Diego.

Vlady dijo...

Que hay Diego López:

Tengo la suerte de tener a todos mis amigos/as de la montaña vivos...alguno con algún percance, pero vivos al fin y al cabo.
Espero que así siga durante mucho tiempo...pero bien es cierto que nuestra actividad es peligrosa, ya que en la mayoría de los casos nos enfrentamos a imbatible naturaleza...que a veces nos deja ganar y otras no.

Valorar lo que se tiene cuando se tiene, es asignatura pendiente de todos.

Salu2

Javi L. dijo...

No conocí a Alfonso Vizán y leí este libro hace ya algunos años. A mi personalmente me llenó bastante. Creo que no es necesario haber conocido a Alfonso para sacar de este libro muchas cosas y muy importantes. Insisto que es a nivel personal y que cada uno viene de su padre y de su madre y con sus cosas, pero para mí este libro me pareció único y muy importante.

Vlady dijo...

Que hay Javi L.:

Es posible que dependa mucho de cada persona el que "afecte" de una manera u otra...este libro me lo recomendó un amigo de Almería que también me dijo que le gustó mucho.

Salu2

JONCHU dijo...

Q hay chavales ,
Yo si conocí a Alfonso , era algo mayor q yo , coincidimos en la Facultad , escalamos juntos en diferentes cordadas en gavarnie, Fluido Glacial con Toño el de Riglos y me impresionó como escalaba en hielo , una bestia y con mucho estilo , luego coincidí en chamonix en el 89 junto con C.Suarez y el que llamaban el Colega o Isaac q era amigo mio de toda la vida , gracias a su motivacion nos decidimos al pilar bonati q ellos tb hicieron y carlos en solitario , realmente un tio muy coerente en sus convicciones y de buen trato , una pena....

Vlady dijo...

Que hay Jonchu:

No creo en casualidades y es muy posible que para que os animáseis a ir a la Pilar coincidierais con Alfonso.
Sino, lo mismo nunca lo hubiérais hecho.

Por cierto acabas de crear un enlace a tu blog...ya sabes a lo que me refiero ;)

Salu2

Gus dijo...

Hola Vlady.
Trasteando por internet he visto que comentas en el blog el libro sobre Alfonso. Yo casualmente tambien lo hago en mi blog.
Pues tienes razón cuando dices que es un libro escrito para la gente que le conocía.De hecho el libro puede ser un poco rollo si no sabes nada de Alfonso
Durante una Temporada (unos 3-4 años), entrenaba con él para bombero y aunque hablabamos practicamente a diario, siempre había una parte de Alfonso que no me cuadraba. La verdad es que era una persona especial, sin grandes alardes de nada, pero con una incansable vitalidad y curiosidad.
Como escalador era un animal. Pero cuando digo animal no me refiero al grado, si no al control mental que tenía escalando.
Cuando hizo el Espolon Frendo en solitario, si vieras con que humildad hablaba sobre ello. A mi siempre me parecio un superviviente nato.
El libro me ha servido para despejar la incognita que tenía sobre él y comprender su filosofía de vida y su forma de ser.
La verdad es que hace tiempo que ocurrio el fatal desenlace pero hay veces que habalando con mi hermano recordamos con cariño las vías en las que nos metía.
Saludos

Historias de montaña dijo...

Qué hay Gus:

En el fondo(o no tan en el fondo) todos los que nos dedicamos a esto, somos un poco raros ;)

Gracias por tu aportación ;)

Salu2