6 de mayo de 2009

UNA DOMINGO EN SÁBADO (PARED DE ARAGÓN+RODELLAR) (2ª Parte)

En el post anterior:

Seguido a esto, comienzo a oír el ruido de muchas piedras cayendo al golpear contra las paredes de la gran chimenea y seguidamente a escupir grandes piedras sin parar, que me obligan a apartarme de ella y pegarme al pared para que no me den.

¿¡¡¡Estás bien Alberto!!!!?...Me oyes!!!!

Alberto no me contesta.

De repente el viento se para un momento para dejarme adivinar una pocas palabras que salen de la profunda cueva y que enlazan como pueden mis oídos.

¡Vladyyyy.....estoy.....fatal.....me ha caído una piedra en la chepa.....atento....!

El viento vuelve a azotar con fuerza y no escucho más, hasta que de nuevo empiezan a caer más piedras esta vez de mayor tamaño, llegando muchas a saltar fuera de la pared.

Tras unos segundos, la incesante caída de piedras cesa.
Y vuelvo a llamar a Alberto para conocer su estado y actuar en consecuencia

¡Albertooooo! ¿Estáaas bíeeen?

Su respuesta me extraña, pero deduzco que no me ha oído bien, o por el contrario, no quiere alarmarme

¡¡¡Vladyyyy ¿Estás bien?!!!

¡Siiiii! - Respondo con extrañeza por la preocupación de este

Poco después la cuerda se mueve un metro en su dirección y la dejo pasar por el reverso.

Instintivamente empiezo a observar si ha pasado la mitad de la cuerda, por si tengo que subir a buscarle y miro lo que llevo colgado del arnés para poder subir por una cuerda fijada.
también compruebo que soy yo quien lleva el móvil para cuando haya conseguido estabilizarle.

Estoy sumido en estos pensamientos cuando la cuerda vuelve a correr otro metro más...y otro y otro.

Bien, no debe estar tan mal. Supongo que podrá asegurarme con seguridad cuando suba.

De repente extrañado compruebo que la cuerda retrocede y retrocede hasta verme obligado a recuperar unos metros.
Las dudas se almacenan sin saber que es lo que está ocurriendo.

Quizás se ha desmayado y está resbalando por la chimenea.

Ahora las cuerdas están quietas. Decido esperar y tener paciencia por si está realizando alguna maniobra.

¡Vladyyyy! - Oigo salir de la gruta

¡Dimeeeee! - Respondo deseoso de saber la respuesta

¡Reunióooon! - Contesta convencido

La poca cuerda que queda, la recoge rápidamente indicando que no debe estar tan mal.

¡Cuando quieras! - Me grita

¡Voy! - Respondo con voz temblorosa por el frío viento que ya se ha apoderado de mi.

Nada más empezar, me viene a la cabeza la posibilidad de que las cuerdas se hayan visto golpeadas por las piedras caídas y su posible mal estado, por lo que no me puedo fiar mucho.

Los primeros metros quizás sean los más dificiles de la gruta, ya que son desplomados y con la mochila no se pueden hacer muy bien en chimenea.

Tras esto comienzas a andar ascendiendo hasta encontrarte con una gran piedra encajada a los pies, tapizada de mucha piedra suelta, posiblemente de las caídas.

No veo sangre por ningún lado aunque la oscuridad puede que me lo tape. Antes de seguir escalando, pregunto a Alberto por su situación.

Estoy bien - me dice desde arriba - Es que al salir, hay un pequeño arbusto y en el había quedado una gran piedra que al tocarlo se me ha quedado en la chepa, impidiéndome salir. Te he intentado avisar para que te apartaras ya que me veía obligado a empujarla con la espalada para abajo.

Respiro tranquilo al conocer toda la historia, aunque el tema de que las cuerdas hayan sido afectadas por las piedras sigue latente y escalo con cuidado este al final precioso último largo que no será más de Vº y que se escala en placa usando ocasionalmente la otra pared.

Arriba ya por fin, disfrutamos de las vistas a ambos lados de la pared que son realmente increíbles.



Tras las fotos de rigor.



Caminamos a la cima.



Alli nos damos un atracón de chocolate (ya tengo uno en la frente y otro en la sien) y contemplamos la curiosa representación que hay expuesta en la cima.



Si, es un Belén!



Guiado por unos chavales que bajan por la marcada pista, comenzamos el descenso sorprendidos por el vueltón que parece dar esta pista y dudamos desde el principio.



Aun así seguimos el marcado camino con dos claras rodadas hasta que nos damos cuenta de que nos hemos equivocado al encontrar a estos chavales en sus furgos.

A Estall? Pues os quedan desde aquí 5km.
Teníais que haber cogido un caminos que sale casi desde la cima e ir cresteando hasta encontrar los hitos.



A estos 5km tenemos que sumar lo que hay hasta donde dejamos el coche, por lo que la seguridad de que se nos hará de noche anula la opción de darnos un homenaje en Benabarre ya que llegaríamos muy tarde.

¿Te importa Vlady si me voy corriendo y me esperas aquí? - Sugiere Alberto como opción.
Por mi encantado ¿Pero estás seguro? Queda mogollón de recorrido y con muchos desniveles - Sorprendido le respondo.
No hay problema, así entreno - Me asegura.



Mientras él se va corriendo, aprovecho para disfrutar de un solitario atardecer, mientras me abrigo con todo lo que tengo ya que la temperatura desciende bruscamente.



Una hora y 20 después Alberto está llegando con el coche a donde estoy yo.



Tras el regreso, por el mismo camino finalmente, nos damos un buen homenaje para el body como es menester.



De primero una Tostá de verduras para uno y macarrones para otro.



Y de segundo caracoles para uno y lomo a la plancha para otro.

¿Me trae otra clásica por favor?

Decidimos dormir en el mismo pueblo, en la zona del polideportivo, para al día siguiente acercarnos a conocer Rodellar que ninguno hemos visitado con anterioridad.


Domingo 3

Amanece para mi a las 7:40 y decido desayunar mientras observo y me observa una chica morena de pelo rizado y espectacular cuerpo al sacar a sus perros.



¡Ay la primavera!

Casi una hora después, estamos llegando a la famosa escuela de Rodellar, donde comprobamos sorprendidos la cantidad de vehículos que hay en la zona.



Tras unas preguntas por el setor más sencillo nos adentramos en el cañón donde está el sector El Camino del que alucinamos por dos cosas: Lo desplomado que está para ser lo más fácil y la cantidad de peña que hay en sus vías y pies.



Guiados por las recomendaciones de una pareja, nos metemos en una vía para "calentar" que dicen ser 6b. Alberto la termina, no con poco sufrimiento y yo ni siquiera soy capaz de pasar de la primera chapa.

Uff me da que poco voy a hacer yo aquí.




Me desquito con la vía más fácil del sector (Vº) y dejo que Alberto se divierta en lo que quiera.



Se hace tres vías más dificiles que el supuesto 6b de calentar, pero no sabemos que grados son ya que vamos sin guía alguna y allí, en cuanto el sol toca el pie de vía la gente huye despavorida a otros sectores.



Para comer antes de la vuelta decidimos bajar al fondo donde hay una pradera frente a un desplome.
Para ello hay que cruzar el crecido río, descalzarse y remangarse.



Un bastón y unas chanclas para ello son muy útiles si no quieres sufrir el dolor de caminar a pelo por el fondo de empedrado río.

Un poco más adelante compruebo que hay otro sector con vías que no son desplomadas pero que están al sol y que a primera vista parecen ser bastante sencillas.

Aquí deberíamos haber venido.

Para la vuelta también hay que pasar de nuevo por el río ya que más adelante de nuevo toca, así que más vale malo conocido...



De Rodellar sacamos que es para ir muy fuerte si quieres hacer algo y así lo demuestran los increíbles y desafiantes techacos que te rodean.



Ya de vuelta, Alberto decide parar en Angües a comprar una Empanadica en la Panadería Begoña.



Por lo visto lugar típico donde hacen empanadas de temporada como la de calabaza (ahora no es época) y nos llevamos una de manzana.



Ahora, cuando ya la luces se disipan mientras nos regalan naranjas a los ojos, mi mente se centra en el tema de la furgo.



Nunca me había tocado llamar a una grúa por lo que sería una nueva experiencia.



Lo malo es que como la dejé en la puerta del taller, me tocó caminar 1,5km prox con la bolsa (que no mochila) a cuestas con todos los apechusques del finde...bueno todos no ya que el casco se me olvidó en la furgo de Alberto.


16 comentarios:

Juan korkuerika dijo...

Jajajjajaj que rápido aprendes... fantástica la panadería Begoña jejjejejeje...
Hasta la vista alpinistaaaa

Alex dijo...

juer vlady menos mal que no fue nada lo de las piedras, que susto!! de todellar me han comentado que hay de todo, pero sí, hay que ir fuerte...
y la primavera...como viene la primavera!!!!

Vlady dijo...

Qué hay:

Juan: Ya sabes, siempre aprendiendo ;)

Alex: Como diría Faemino y Cansado: Mejor susto ;)

Salu2

Lai dijo...

joer, Vlady, macarrones y lomo? Alberto sí q sabe: escalivada y cargols! :DD Allá donde fueras, haz lo que vieras, dicen...
Bueno, ya veo q al final por suerto todo quedó en un susto. Me alegro.
En Rodellar, los V's y 6a's no valen mucho, la verdad,al menos los q he escaldo yo en la fuente q es donde hay más. Allí la gente va a hacer desplomes y coger canto y chorreras. Es una escuela q a la gente q va entrenada de rocódromo se le da bien.
Saludos!

Vlady dijo...

Qué hay Lai:

Como dice el refranero: Más hambre que dios talento tenía. ;)

Becki dijo...

Si es que Begoña tenía que llamarse... jajaja!!!! Felicidades por el finde! :)

Historias de montaña dijo...

Gracias!
Me quedé con ganas de probar la de calabaza...no sabrás tu hacerla? jejeje ;)

Fer dijo...

Sois la caña. Estupendo.
Slds

Historias de montaña dijo...

Gracias Fer!
Tuvimos suerte.
;)

Salu2

Diego dijo...

MenoZ marrl que todo ce quedÓ en su Zuzto !!
Lo del magnesio a pie de vía no tiene nombre.

Una más para la saca.

Salu2

Antonio dijo...

Jope con Alberto y encima salio corriendo luego,... para calentar no? :)

Historias de montaña dijo...

Qué hay:

Diego: Y que susto macho!
Lo del magnesio, nunca había visto tanto tirado por el suelo en una escuela...será que desploma tanto que la magnesera se la vuelta?

Antonio: Y con gusto!
Menudo bicho que está hecho el tío!

Salu2

Diego dijo...

Sobre lo del magnesio, más que desplome tanto creo que habrá sido más bien o un buen pire, de esos que te quitan las ganas de todo..incluidas las de recoger el mágnesio que se te haya caído, pero aún así, no sé como es tan puerKa la peña.

;-)

Vlady dijo...

No vi a quien lo hizo, pero si le hubiera visto, le habría pedio un poco de magnesio, ya que como le sobraba... ;)

Sali2

cesarob dijo...

Estuve este finde...
No hace estar tan fuerte para ir ahí....
Hay vías asequibles hombre! Pero hay que ir con pila.
Me encantó!

Historias de montaña dijo...

Para gustos los colores, el tipo de roca y los grados de inclinación...tendré que darle otro tiento...por ahora solo puedo decir que no me gustó mucho...quizás con menos gente y más tiempo...

Salu2