22 de octubre de 2009

A MIS TRES NIÑAS

Os he contado que tengo tres hijas?...pero no las metí en en tres botijas y las unté con pez, no.

He hablado mucho de ellas en mis post pero nunca ha habido una presentación oficial, por lo que en este os quiero contar un poquillo sobre ellas.

Una nació en Japón y se llama Fuji, otra es italoalemana, se llama Uli y es adoptada. La tercera aun está por venir y esta es de aquí de España.

La japonesa es una auténtica luchadora y siempre se apunta a todo, haga lo que haga, siempre va conmigo. Es cierto que la tengo un poco mimada y no quiere bajarse de mis brazos nunca, pero no se queja cuando alguien la quiere coger y suele hacer migas facilmente con cualquiera que la trate con un poco de cariño y cuidado.
Fuji cada día me sorprende con nuevas cosas que me hace mirar. Es una niña muy avispada!

Mira papá, allí ¿No te parece sorprendente?



La segunda, la italoalemana, la adopté con algunos achaques hace algo más de un año y sus anteriores padres ya me advirtieron que había pasado mala vida, con largas temporadas en el especialista.
Me da muchos quebraderos de cabeza y muchos sueldos tocados por pagar sus desconocidas enfermedades y desgastes, pero la quiero igual o más que a la japonesa.

Yo voy donde tu me digas papá, lenta, sí, pero voy.



La tercera, de producción nacional, aun no ha llegado, pero según parece y si todo va bien, estará a mi lado en Marzo del año que viene.
Estoy muy nervioso por su llegada, ya que esto cambiará radicalmente todo, porque no sé sí podré darlas de comer a todas, tampoco sé si podré salir a la montaña y viajar tanto como me gustaría cuando llegue, pero creo que merecerá la pena el sacrificio para ver a mis tres niñas junto a mí.



¡Os quiero chicas!

10 comentarios:

Fer dijo...

¿Qué tal padre eres? Cuando sean ADOLESCENTES, me avisas. ¡Te vas a enterar lo que vale un peine!

Historias de montaña dijo...

Qué hay Fer:

Para ellas el mejor...pero es porque soy demasido permisisvo. Aunque hay gente que me dice que las maleduco otros que vaya caña les doy...

Aun son muy jóvenes, pero cuando lleguen no dudes que te aviso para pedirte consejo ;)

Salu2

Diego dijo...

Ahora te falta una 4ª hija...que como sea tan fánatica de la roca como el padre...vas a flipar...

Historias de montaña dijo...

Jajaja...
Es un hecho Diego: Los hijos casi nunca siguen los paso de los padres ;)

Salu2

Alex dijo...

suerte con la tercera!!! que vaya todo bien durante el embarazo y el parto...

Historias de montaña dijo...

A ver, a ver...
Gracias Alex! ;)

Salu2

GretchenPapier dijo...

y tú que pensabas que te dejaste los cuartos con la llegada de la primera hija... ...y mira la segunda... ¡y espérate a ver la tercera!

pubritín, ve a comer mucho a casa de los papis, que además de comer bien, ahorras $$$$ (o €€€€) :-)

Historias de montaña dijo...

Jajaja...seguiré tus sabios consejos GretchenPapier ;)

Besos!

Er Manu dijo...

Joeeeee, yo tengo una por el estilo a la tercera tuya, y siendo de la 2ª fase me la entregan como 7 meses despues de la tuya, sniff, sniffff.
Pero aun asi no sere rencoroso y ya te invitare a alguna barbacoa o a planear el futuro plafon que quiero poner en la terraza, jejejejejejejej..

Abrazosss.....

Historias de montaña dijo...

Jejeje...pues casi prefería un poco más tarde que así podía ahorrar más pero vamos que no voy a decir que no ;)

Asi que veo que has conseguido negociar la terraza para el roco...
Bien, bien ya compartiremos pues ;)

Salu2 Manu!