5 de marzo de 2010

QUIÉN VIVE QUIÉN MUERE Y POR QUÉ (LIBRO)

Si no hubiera sido parte del premio que recibí, del concurso de fotografía de Moralzarzal, posiblemente este libro no hubiera llegado a mis manos y es con creces la mejor de las partes del premio, incluida la parte económica, ya que su valor no reside en el precio del mismo, sino en el apredizaje que he podido sacar durante su lectura y espero sacar en futuras empresas.



El libro Quién vive, quién muere y por qué, conocido en su versión en inglés como Deep Survival, no es una novela sino que es un ensayo sobre lo que él llama Supervivientes y Victimas.
Dicho así puede sonar peyorativo, pero una vez te adentras en su lectura, descubres a qué se refiere con estas palabras.

No intentan definir a gente que muera o viva, sino la actitud que tomamos ante los problemas que nos surgen en la vida. No es que uno sea mejor que el otro, de hecho nos habla de cómo nuestra experiencia y formas de ver la vida como humanos, nos pone en un lado u otro. Es decir, que nada tiene que ver con si sobrevives o mueres, como en un principio se puede llegar a pensar.

El libro nos cuenta historias de gente que las ha pasado canutas, no sólo en actividades de montaña sino en diferentes situaciones, como un naufragio, un accidente de avión, etc. y lo que han tenido que pasar para unas veces salir de ellas y otras...no.

También trata, en una interesante parte, donde habla de las razones por las que ocurren los accidentes a pesar de ser sufridas por experimentados protagonistas.

Para ello, cuenta cada historia y la destripa analizando cada una de las acciones y decisiones de estos Supervivientes y Victimas, dando una explicación sobre cada una de ellas, realmente esclarecedoras.

No deja tampoco de sorprender, como en realidad cuenta lo que muchos hemos hecho cuando nos hemos visto en ciertas situaciones en la montaña y reaccionamos de manera absurda para los oyentes de la historia, pero que para nosotros, los que la vivimos en el instante, es lo más “razonable” de hacer en ese momento.

También lo personaliza mucho contando experiencias de su propia vida, en la que habla de su familia y muy especialmente de su padre.

Sin duda un libro del todo recomendable para aquellas personas NO rígidas en sus conocimientos y planes, ya que como el mismo autor, Laurence Gonzales, dice: Una persona rígida en sus “planes”, es una persona peligrosa.

3 comentarios:

tortuga dijo...

En esta vida siempre hay que buscar la fórmula interior para ser un sobreviviente y seguir luchando para dar cada paso sin agotar la esperanza.

Plantígrado dijo...

Queda anotado, como próxima lectura.
Un saludo

Historias de montaña dijo...

Qué hay!

Tortuga: Cierto, y cualquier información que nos llegue debemos tratarla de manera que podamos aprovecharla para un futuro y no negarla que como eh visto hacer a muchos.
En vez intentar amoldar el medio a nosotros (como se hace en las ciudades), amoldarnos nosotros a él. ;)

Plantigrado: Ya dirás que te parece y sobre la próxima visita, te aviso y me cuentas que hay por allí que no conozca ;)

Salu2