16 de agosto de 2010

TODO ES IIIº, Y SI DESPLOMA III+ - DOLOMITAS 2010 [02]

En la entrada anterior…

1 AGO 10
Esta vez madrugamos más, pero nos damos cuenta el croquis es algo ambiguo, sobre todo en la parte en la que hay que cambiar de pared, por lo que Ramón, experto copiador de croquis y traductor oficial de la cordada, sabiendo varios idiomas aunque no lo reconozca, se curra uno junto con la otra guía que disponemos de la zona.

Aun así, en la pared descubriríamos que ninguna de las guías decía nada del reciente cambio de reus y por ello pagaríamos las consecuencias.



Tras unos huevos revueltos, congelados el día antes por una confusión entre frigorífico y congelador, nos ponemos en marcha hacia la que sería una actividad más larga de lo deseado.



Para acceder a la vía elegida, Mariakante, 250m, IV+ y nueve largos, lo mejor es aparcar en Paso de Pordoi, donde nada más apagar el motor nos increpa una chica, por cierto muy maja, solicitando ayuda para ex-heroinómanos.



Tras el impuesto revolucionario y algún regreso al coche por olvido, por fin nos cargamos con lo justo y necesario para acometer el camino y vía.



La aproximación ya nos pone las pilas, ya que se trata de una empinada subida en la que se superan de largo los 300m de desnivel en corto espacio, que a más de 2.200m de altitud, se notan más, consiguiendo que lleguemos a pie de vía con una buena sudada a pesar del fresco que corre.



Sin pensarlo mucho, Ramón decide ser el que se de el primer largo de esos de IIIº de aquí, donde hay que tirar como si fueran Vº.



Tras este me toca a mí el siguiente.



Se trata del único IV+ de la vía y largo más dificultoso, con un desplome difícil de pararse a proteger y con caída sobre repisa. Una delicia vamos!

SIN FOTO

Tras varios intentos, por la izquierda, por la derecha, por todo el medio, decido no perder más tiempo y hacerlo en artificial con tres pasos sobre fisus pequeños.

Luego Ramón lo saca en libre, gracias a que los fisus salen fácilmente con solo tirar de ellos hacia arriba.

Tras este llegamos a un peculiar IV- que Ramón intenta evitar por la derecha…



Por la izquierda…



Hasta que admite que no hay más tu tía que de frente.



Tras un buen apretón lo supera.



Lo que le sigue es otro IV-, esta vez plaquero y vertical, de roca buenísima, tanto que no tiene donde proteger más que cuatro sitios en 30m y el resto con alegría!



Luego Ramón se lo merienda de segundo disfrutando de este bonito y expuesto largo.



Vamos a por ese IIIº Dolomitico Ramón! :D



Tras este, llegamos al largo que cambia de pared, donde por más que busco no encuentro la reu que marcan ambos croquis que llevamos.
Decido montar en un bloque empotrado y asegurar a Ramón para que llegue donde estoy y decidamos qué hacer.

Tras una búsqueda más exhaustiva Ramón descubre que hay una reu ya en la otra pared en una pequeña oquedad que quedaba fuera del alcance de mi vista.



Tras este corto largo de transición y reunión cambiada, comienzan mis dudas sobre la continuidad del largo, sobre todo por lo que tenía ante mis ojos.
Una larga travesía casi horizontal con malísima caída, poco evidente protección, sin reu a la vista y con un evidente final de sacar el culo.

Miro los croquis incrédulo, intentando buscar otra opción de salida, pero los argumentos de Ramón son indiscutibles y aunque me aferro unos minutos a otra posibilidad, finalmente acepto el destino.

La cena estaba servida y plato fuerte era para mi.

Concentrado en mis movimientos, más que pensando en la protección voy sumando metros de cuerda.



La travesía es más sencilla de lo que parece y tras unos metros encuentro la primera señal de que vamos bien.



Puentes de roca y alguno de los pequeñines es lo único que se puede poner.



En el paso de la panza hacia la derecha, pongo un Alien verde y confío en mi destreza y en la firmeza de la roca para salir por fin airoso y encontrar la deseada reunión.



No puedo evitar sentarme tras comenzar a asegurar a Ramón ya que el subidón adrenalinico me ha dejado algo machacado ahora.



Tras este, Ramón tira a por el IIIº en el que tarda demasiado en avisarme para que salga a su encuentro, razón que descubro luego al ver que se había embarcado en un bonito y en algunos tramos desplomado espolón que bien merece el IV+ de los de aquí, haciendose gran parte del siguiente largo.



Tras encontrar la canal de salida voy enderezando la vía con una travesía a izquierdas, para superar unos cuantos escalones.



Luego Ramón lo endereza aun más y por fin llegamos a la canal.



Tras este, me toca superar un último escalón y llego a un campo de piedras sueltas donde no puedo evitar tirar muchas por el roce de la cuerda en la travesía.



Aquí monto una reu digna de un artículo de cómo no montar una reu, pero no hay mucho donde elegir en este batí burrillo de rocas a punto de caer desde donde podemos ver ya las tripas del teleférico.



El siguiente largo (100m), decidimos tirar en ensamble ya que a pesar de la gran cantidad de piedras sueltas, confiamos en que haya algún lugar donde poner algún seguro y no entretenernos más.



Son las 20:00 y confiamos en que el teleférico aun este abierto, por lo que casi corremos por el pedregal.
Ramón consigue encontrar unos cables anclados en el suelo donde pone una cinta, posiblemente ahí para mantenimiento del teleférico, y salir poco después por la valla.



Tras unos cuantos resbalones le acompaño en la cima y felices nos hacemos la foto de cima.



Evidentemente el teleférico está cerrado y según pudimos ver, el último salió sobre las 19:30 posiblemente ya solo con los trabajadores.

Decidimos comer algo, hidratarnos un poco y comenzar el descenso en el que ya seguro nos pillaría la noche.

Pocos minutos después la niebla se cierne sobre nosotros mientras comenzamos el camino de bajada, entre la multitud de hitos que gobiernan la cima.



Tras un rato de camino, nos encontramos con este súper hito del que no entendemos bien como han podido poner las piedras de arriba, sin un medio adicional, ya que no está cementado!



Cuando la noche ya se está cerrando como las puertas de los garitos en Madrid a las 03:00 (toma símil urbanita), descubrimos, en el collado de bajada, el refugio Hutte Forcella Pordoi, donde decidimos pasar a tomar unas birras.



Y de paso pensar en la situación, ya que nuestra idea era bajar en el teleférico, comprar la cena o en su defecto cenar por ahí, ya que nuestra comida congelada la habíamos tenido que tirar salvo lo que nos llevamos para la vía.
Eran más de las 21:00 y la bajada nos llevaría una hora y media por lo menos, más el viaje en coche…

La decisión estaba clara y así se las ponían a Felipe II, por lo que cenamos…



Y dormimos en el refugio que además esta totalmente vacío. Por lo que no tendríamos que sufrir ronquidos ajenos y además el baño para nosotros solos, que por cierto se merecía una foto!




2 AGO 10

Amanece un día espectacular y decidimos tirar la casa por la ventana y bajar en el teleférico (6,70€), para poder aprovechar la tarde y escalar algo de deportiva por Canazei.



Tras un ligero desayuno incluido en el precio…



Algunas fotos de rigor…



Recogemos y nos vamos.



Para llegar a la zona elegida hay que buscar el Hotel Villa Agomer.



Y a su izquierda, por una pista asfaltada que va a la derecha del rio, a 2 minutos de donde dejas el coche, hay un pared de negra roca volcánica.



Un poco más allá la otra pared que nos indica la guía de Ramón.



Se trata del 3º día escalando seguido por lo que nuestros cuerpos ya empiezan a quejarse, aun así echamos el resto en las cuatro vías que hacemos.



Decir dos cosas: Que el grado estaba bien puesto y que Ramón escaló mucho mejor que yo ;)



El día siguiente lo usaríamos para viajar y cambiar de zona. Esta vez hacia el lago Misurina y las Tres Cimas del Lavaredo, donde las circunstancias nos llevarían a gastar más dinero del que habíamos pensado en un principio.





Continuará...

12 comentarios:

josetxu dijo...

Aventura guapa... si señor!
No veas, con los IVº de por ahí... ¿no? (glups)
Jo... tronko, me quedo como esperando el siguiente capitulo de "LOST"... no se si podré aguantar...!!

Un saludo!
Aupa!

Gatsaule dijo...

Me hace gracia ver cómo se os atragantan a los pedriceros las vias dolomíticas, je, je! Lo digo por el horario, eh!

Escalando estas vias siempre pienso en los aperturistas, com sus cuerdas de cáñamo atadas a la cintura y todo eso..., abriendo vias de sexto hace cien años!

Anónimo dijo...

Jopel, ya veo que lo de los grados sigue igual, deseando estoy ya de leerte la aventura en Lavaredo.

Saludos
Antonio

P.D. Os va la noche eh! :)

Pekas dijo...

Ayysssssssss.. esos terceros... como me "suenan"...

Un buen veranito.. no..???

PD. Ya te contestaré sobre el tema "luso"... ;-))) aunque en el blog iré colgando en breve unos miniblogticulos sobre roca en Portugal...

Salud y montañas.. !!!

Sr Bustóf dijo...

Qué hay!

Josetxu: Jajaja..
En breve el desenlace ;)

Gatsaule: Jejeje...No somos precisamente rápidos, pero esta vía en concreto era poco evidente ya que tenía muchas posibilidades de embarque y encima ese cambio de reu y su búsqueda añadió más tiempo..
Aun así la hicimos en unas 7h. Menos de una hora por largo ;)

Antonio: Na, que somos más lentos que el caballo del malo jejeje

Pekas: Bastante bueno y aun no ha terminado ;)
Pues te voy leyendo a ver que puedo hacer por allí.
Gracias!

Salu2

Diego dijo...

Alucinantes las sensaciones que se apoderan de uno cuando mira a la izquierda...a la derecha...y no saca otra conclusión que subir por donde se imaginaba...

Ese hito tan tocho tiene pinta de que es de lo típicos en los que cada cual, pone una piedrita al pasar por ahí.

Por cierto, nada que ver los refus de allí con los de aquí. De ello nos dimos cuenta el año pasado también, son auténticos hoteles de montaña.

Salu2

JONCHU dijo...

Buenas fotos amigo Vlady y una actividad redonda , muy bella ...
enhorabuena socio !!!
slds

Sr Bustóf dijo...

Qué hay!

Diego: A veces esas sensación es la única que realmente te hace sentirte vivo! ;)
Lo del hito, no sé si será hecho adrede, pero yo intenté poner una piedra en lo alto y como no fuera trepando por el o lanzándolo no había manera ;)
Lo de los refus, me he encontrado de todo (el de Auronzo una pena), pero este, ha sido el mejor baño que he visto nunca en un ref…y en muchos Hostales jejeje :D

Jonchu: Gracias men!
Lo cierto es no sé por cual de las actividades hechas decantarme, pero esta sin duda es una seria candidata ;)

Salu2

Oriol dijo...

jejejeje... Me consta que el sabor de las "classicas" del refu de Hutte Forcella Pordoi no es el mismo sabor que las de siempre.... pero curiosamente, siempre saben a IMMENSO REGALO, verdad? jajajaj

Un abrazo Vlady! Felicidades!

QUO ...bebiendo un sorbito!

Becki dijo...

Hola Vlady!

Como dice Diego, los refus dolomíticos son más un hotel que un refu de los que hay por aki... de madera, limpios, con unos pasteles que flipas... :)

Por poco casi coincidimos... de echo, el día 2 estábamos en Canazei! :P

Un besitoooo!

Historias de montaña dijo...

Qué hay!

Oriol: Con decirte que aun no las habíamos terminado y ya estábamos decididos a quedarnos ;)
Gracias, a tu salud :)

Becki: Uyyyyy…
Habría estado cuanto menos curioso no vernos en la península y encontrarnos en Italia! :D
Besos!

Salu2

Anónimo dijo...

lo que yo queria, gracias