27 de marzo de 2006

SUBEN TRES, BAJAN SEIS

Aunque lleves varios años realizando una actividad, los errores pueden pasarte factura cuando ya estás a varios metros del último seguro. En estos casos, tu propio conocimiento en la materia, sangre fría, experiencias vividas y la siempre poco agradecida Suerte juegan un papel importante en llevar a buen término la experiencia.
Los que me leéis, ya sabéis que, creo en el destino y este nos coloca en ciertas situaciones, a veces para ayudar a otros y a veces para que otros nos puedan ayudar a nosotros.

Esto que sigue, fue el domingo que pasé en las placas del Halcón.

Los que ya lo conocéis, podéis pensar que es una zona de iniciación, que no se parece en nada a otras zonas mejores, de varios largos, que son vías muy tumbadas, etc,... pero cuando estás metido en la pared y pecas de esa ingenuidad es cuando te das cuenta de que a pesar de ser vías fáciles sus seguros no son muy nuevos que digamos (buriladas setenteras) generosos distancies y en algunos tramos (los últimos largos) la roca muy descompuesta.

Resumiendo, que aunque se tratase de una vía con un grado máximo de 6a y “equipada”, no por ello era menos expuesta.

Quedé con Asun y Merche a eso de las 10:00 en el Tranco y a las 11:00 ya estábamos subiendo después de andar un buen rato explicándolas el funcionamiento básico de una cordada de 3 en una vía de varios largos.

-.¿Habéis comprado todo lo que os dije?
-.Sí
-. Ah sí y ¿Dónde están los cascos?
-.Es que...

Nudos, voces, maniobras, todo practicado y repetido varias veces, aunque mi experiencia en la docencia dice que, hasta que no lo haces realmente no lo aprendes.

La vía elegida, Chad, 6a ó V/A1, en un paso, el resto Vº y IV.
El último largo (el de 6a) había que protegerlo, por lo que según lo viera le daría o no, ya que se trataba de un diedro/chimenea y recomendaban Friends “medianos”, luego vería que medianos, también parece ser el 4 y el 5.

Para el primer largo elegimos la opción de entrar por las chapas azules de la vía Techo que queda a su izquierda cotada de Vº. Lo que en realidad me encontré son buriles pintados de azul alrededor y a una distancia generosa.

Estoy ya en la primera reunión cuando Kabul, el perro de Asun, comienza a ladrar, al parecer llega una chica oriental con quien habían quedado, Paz.

La comentamos que vamos ha hacer varios largos y con dos cuerdas solo podemos escalar 3.

Entonces recuerdo que tenemos la cuerda de 10,2mm y que la última de las dos que subiera, la podría llevar colgada, ya que es una vía de placas en las que es casi imposible que se atasque con nada.

Le propongo la idea a Paz y no duda en aceptar.

Tampoco lleva casco

En poco rato estamos los cuatro en la primera reunión donde me confiesa que ha hecho cordadas de hasta ocho en Fresnidiello.

Sin más dilación continuo, el siguiente largo, ya que la idea inicial era, hacerme yo los 5 largos de primero.

La segunda reunión resulta ser medio colgados y sólo con dos cáncamos, lo cual hace que tengamos que medir mejor los movimientos y analizar cada seguro quitado de la reunión.

Para el 3º largo, veo que Paz se maneja bien, está claro que tiene experiencia en estos menesteres y por eso la ofrezco hacer el siguiente largo que lo dan de V- y que no parece tener muchas complicaciones.

Mientras Asun y Merche suben con las cuerdas de 8,1mm y yo espero en la reunión observo que, una cordada de dos chicos se aproxima por la misma vía. Sólo quedan un par de largos para terminar, por lo que no me preocupo demasiado.

Hago el siguiente largo viendo ya de cerca el último, que presenta un aspecto descompuesto y rugoso, nada apetecible si va acompañado de caída en su interior.

Estamos ya los cuatro a los pies del Diedro/Chimenea y bromeo ofreciéndole el largo a Paz.
Sorprendido veo que accede y me pide el material e intenta darle. Después de varios intentos desiste.

Incoscientemente y pensando en que llevábamos demasiado tiempo en la pared y encima se acercaba la otra cordada, lo cual sumaría seis personas en esa reunión me entran las prisas.

Me cambio las cuerdas y comienzo a subir.
La cosa consistía en abrir un poco más los pies ya que el diedro desplomaba al comienzo y te escupía poderosamente.

Entre el lío de cuerdas mosquetones cordinos, etc, cuando estoy en el paso clave, me doy cuenta de que aun estoy enganchado a la reunión, con la pu... DaisyChaing!!!

¡¡¡Vaya muñonada de principiante!!!

No con poco esfuerzo aguanto el paso y con ayuda de Asun, consigo deshacerme de la atadura.

Espero que esto sea lo más difícil,... me quedo sin fuerzas...

Me coloco mejor, chapo el buril y me doy cuenta de que, tampoco llevo más cintas!!!

¡¡¡Joeee, no nos hemos pasado el material!!!

Me castigo en silencio ante tal error, aunque en breve descubriría que aun tenía otra sorpresa por la tontería de las prisas.

Ya estoy dentro del diedro y subo por él haciendo pasos de chimenea, afianzando con cuidado los pies, las manos y la espalda, ya que la arenilla de las paredes no era nada tranquilizadora.

Según voy subiendo compruebo la dificultad de la colocación de algún seguro flotante ya que para poder meter lo que llevaba colgado del arnés me obligaba a baja demasiado.

Es más seguro tirar sin nada que bajar hasta ahí y subir de nuevo.

Al final subo los 45 metros de largo con el último seguro a dos metros de la reunión y encima un buril medio sacado,... mejor no pensarlo.

Después de un largo rato de pasos raros y dudas razonable llego a la cómoda reunión.

¡¡¡Sorepresa!!! Los dos reversos se han quedado abajo.

No me lo puedo creer.

Grito a la muchachas, pero no me oyen, menos mal que las había enseñado el sistema de los tirones para cuando no se oye.

2 tirones = Reunión, puedes soltarme.

3 tirones = Podéis subir.

Doy los dos tirones y luego me pongo a analizar que material llevo para poder asegurarlas.

No hay problema, ¡¡¡Viva el nudo dinámico!!!

Lo malo de este sistema, es que nos ibamos a eternizar ya que para el largo en cuestión no podía arriesgarme a asegurar a las dos a la vez, por lo que doy los tres tirones a la cuerda rosa (que es la que habíamos acordado subiría primero) en este caso Asun.

Cerca de 45min después estamos montando el rápel para comenzar con los 4 descensos que nos esperaban. 45, 35, 45 y 40

Mientras, aparece uno de los componentes de la cordada que nos seguía (César), en cuerda simple y con aspecto de estar muy cansado y algo pálido. Asegura no encontrarse bien y le damos algo de comer y de beber. Nos pregunta si se puede bajar andando, le comento que sí, pero que resulta bastante sinuoso y si va sólo con gatos y cansado...

Comienzo a rapelar.

Miro la hora y miro el sol. He metido la frontal?...Sí.

Rapelo hasta la reunión anterior con un disfrutón último tramo que te obliga a volar un par de metros. A las chicas les encanta.

Montamos el siguiente rápel para que Jesús, el otro componente de la cordada que esperaba en dicha reunión, suba cuanto antes ya que el frío acuciaba.

Las nubes tapan el sol y empieza ha hacer más frío. Ellos van sólo en camiseta, nosotros con un jersey y tenemos frío.

En poco rato estoy en la siguiente reunión esperando a que Asun llegue. Mientras la hago unas fotos, compruebo que la corada de los chicos empieza a rapelar. Extrañado compruebo que su cuerda no llega a la reunión y que además no llevan nudos a la final. Le aviso a gritos.

Intenta meterse por el Diedro/Chimenea, pero tampoco le llega. Entre Merche, Paz (que aun están en la reunión) y alguna indicación mía, consigue bajar rapelando del maillón de Paz, puesto en el buril, junto con la tercera cuerda que llevábamos.

Está claro que tenían que bajar con nuestras cuerdas si querían llegar con cierta seguridad al suelo.

En 30min, estamos ya los 6 en la reunión.

Nos quedan 2 largos por rapelar.

A eso de las 18:30 estamos ya todos abajo cansado pero felices de que todo hubiera salido a pedir de boca a pesar de todos los fallos cometidos por unos y otros.

Que los errores nos sirvan para aprender y no para lamentarnos

3 comentarios:

PGB dijo...

Menuda experiencia, no hay nada como encontrarte otra cordada cuando estás en apuros (lo digo por los otros), tanto en esta história como en la que nos explicabas unos dias antes :)

Da gusto encontrarse gente así en el monte ;) Un saludo vlady, normalmente te leo pero nunca te habia posteado. Normalmente leo el blog de Òskar y siempre veo comentarios tuyos ;)

Salud!

Vlady dijo...

Que hay Pere:

Veo que te estrenas en esto de los blogs. Enhorabuena!!!.

Respecto ala ayuda en montaña, creo que es algo que se debe hacer y más sabiendo lo mal que se pasa en esas situaciones cuando lo ves chungo y nadie te puede echar un cable...o en estos dos últimos casos un cuerda.

Además así conoces a más gente. ;)

Espero más post.

Suerte.
Salu2

el niño varek dijo...

joer,la que os montasteis en esta pequeña via menuda odisea,yo os veo y llamo al helicoptero espero que esteis federaos.Tampoco es para tanto no?Yo la hize con 12 años del tiron lo unico que cuesta es la chimenea desplomada.Saludos